15 de mayo de 2010

EL VERTIDO DEL GOLFO DE MEXICO PUEDE SER 5 VECES MAS GRANDE DE LO ADMITIDO

El vertido de petróleo en el Golfo de México podría ser cinco veces más grande de lo admitido, de acuerdo con los estimaciones realizadas por varios científicos que cuestionan los 5.000 barriles diarios calculados inicialmente por la Guardia Costera y por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

"Nadie sabe exactamente cómo se ha llegado a esa cifra, pero está cada vez más claro que las estimaciones se han quedado muy cortas", asegura a elmundo.es John Amos, presidente de la ONG Skytruth. "Nuestros cálculos, a partir de las imágenes por satélite y del grosor de la mancha, nos permiten asegurar que estamos más cerca de los 26.500 barriles diarios (equivalente a más de cuatro millones de litros)".

El oceanógrafo Ian MacDonald, de la Universidad Estatal de Florida, refrenda las estimaciones de Skytruth y asegura que la mancha podría ser "cuatro o cinco veces mayor de lo reconocido".

Steven Wereley, profesor de Ingeniería Mecánica en la Universidad de Purdue, ha ido aún más allá y ha hecho sus propios cálculos a partir de las imágenes de la fuga submarina difundidas por BP. "He pasado dos horas analizando el vídeo y creo que el número más acertado son 70.000 barriles saliendo de esa tubería, con una margen de error del 20%", asegura Wereley.


Variación de cifras

Los directivos de BP, en su primera comparecencia a puerta cerrada en el Senado, admitieron que el pozo podía llegar a bombear hasta 60.000 barriles diarios. La compañía, sin embargo, se aprestó a dar como buenas la estimaciones fluctuantes de la Guardia Costera, que primero calculó la fuga en 8.000 barriles diarios, luego la rebajó a mil y finalmente estipuló que la cifra más aproximada eran 5.000.

El almirante Thad Allen, al frente de las operaciones de "respuesta" del vertido, ha declarado sin embargo que es "probablemente imposible" llegar a un cálculo exacto sobre el petróleo derramado hasta la fecha. La directora de la NOAA, Jane Lubchenco, ha asegurado al 'The New York Times' que la estimación es "razonable" y que tener "una mayor precisión sobre el vertido no sería de mucha ayuda".

"Si no entendemos la dimensión del problema, nuestra capacidad de respuesta se verá comprometida", ha replicado sin embargo el congresista Edward Markey, que ha reclamado a todas las agencias federales que se impliquen a fondo para tener una idea más precisa. "Me preocupa que estemos subestimando el vertido".

'Es urgente llegar a un cálculo preciso'

"Difícilmente vamos a poder contener la fuga si no sabemos la cantidad de petróleo que está saliendo", advierte por su parte John Amos, de Skytruth. "Si queremos contener realmente el vertido, es urgente llegar cuanto antes a un cálculo preciso. De lo contrario, seguiremos dando palos de ciego como hasta ahora".

Amos admite que "la respuesta humana y el factor suerte" se han conjugado hasta ahora para evitar que la marea negra llegue a las playas. "Pero los vientos podrían cambiar, y lo que ahora se percibe como una amenaza lejana podría acabar golpeando de lleno el litoral a lo largo de cientos de millas", advierte.

El director ejecutivo de BP, Tony Hayward, ha contribuido en las últimas horas a la polémica por sus declaraciones al diario 'The Guardian'. "Es una mancha relativamente pequeña, comparada con lo grande que es el océano", dijo Hayward.

El 'The New York Times', por su parte, ha revelado que la propia BP llegó a contactar a dos oceanógrafos norteamericanos, Richard Camilli y Andy Bowen, para evaluar con mayor rigor el vertido. La compañía decidió probar suerte con la campana de contención y nunca más volvió a requerir los servicios de los dos científicos.

De acuerdo con las últimas estimaciones, el del Golfo de México podría figurar ya como el octavo mayor vertido en la historia y el mayor en Estados Unidos. "Si nuestros cálculos son exactos, mucho nos tememos que el Exxon Valdez quedó atrás desde primeros de mayo", sentencia John Amos.

Y la fuga continúa.

Carlos Fresneda
Publicado en El Mundo América
.

No hay comentarios: