18 de marzo de 2011

A la mierda las nucleares y los nucleares, siempre con el debido respeto

Acabo de leerme la columna sobre Garoña de Ignacio Escolar en Público, brillante y absolutamente recomendable, por eso desde AQUI en mayúsculas, enlazada. El otro día en un debate de TV Anton Losada, ya van dos admirados periodistas, se mordía el labio de rabia cuando se le atacaba por antinuclear humanista y unas cifras sobre victimas. Y hace un momento acabo de recibir el vídeo del rap de los currantes de Garoña. Con todo esto y después de escuchar los gritos ayer en Plaza Sant Jaume de ¡ Volem una terra verda, nuclears a la merda !, mientras Fukushima sigue manteniendo en vilo a la humanidad entera menos quizás a los pronucleares a los que imagino conpinchaos preparando su defensa, ...ya están aquí estos ecologistas (idiotas y emocionales) con lo Txérnobil (la Perestroika) y la nuclear no falla, falla la naturaleza (Japón) ignorante humanidad, déjanos a nosotros que con nuestra inteligencia e ingeniería nos encarguemos del caso)...


INGOBERNABLE en mayúsculas, bravo Carlos Bravo por adjetivar a la tecnología criminal que lleva más de medio siglo atemorizándonos por menos del 20% de la electricidad (como ya están no hacen falta las renovables...) y mucho plutonio para bombas y contrabando. Imagino un mundo sin nosotros, imagino un tormentón solar como nunca sentido hasta el momento, que desestabilice las redes informáticas y los controles de seguridad, imagino que la única tecnología energética que acabaría con la Humanidad, por lo menos su anhelo de felicidad, serían esos putos más de 400 reactores fusionando. Imagino a los desprestigiados (por los enemigos) aerogeneradores o a la humilde y pacifica huerta solar fotovoltaica. pasada la tormenta y con el sol que siempre nos acompañará, al rato del evento en servicio pleno y sin daño a nada vivo. 
INGOBERNABLE siempre ha sido y será la energía nuclear mientras la tecnonucleocracía nos ha colocado el infierno y ahora deja Tokio en jets privados, rumbo a sus paraísos (en lo metafórico). A la mierda se vayan, con todos los respetos a la materia orgánica.

Me llegó nada más salí, lo ví y lo deje de lado, me mordí el labio como Losada, de eso hace unas semanas, ahora está online todavía y no lo embebo por motivos obvios y porque no podrías hacer lo que te recomiendo, ves directo al espacio youtube, miratelo, veras Fukushima por dentro a 80 km de Madrid, verás como los currantes invitados por los vips del negocio se marcan un rap para mearse encima de toda la inteligencia y Humanidad que lleva décadas pidiendo Paz energética.  Cuando acabes, deja que el vídeo ladre, pero vota si quieres, en rojo y dedo pabajo. Imagino a los artistas atómicos ante una emergencia, se quedarían en la sala de mandos? pondrían la mierda de su banda sonora para ambientalizar? tendrían el coraje de liquidar su vida para no liquidar la de otros?. A la mierda Garoña, a la mierda toda las nucleares del mundo y a la mierda todos los que no se puedan convertir a inteligentes y honestos humanos.

PD: puede parecer que ahora es fácil expresarse mandando desde el teclado a la mierda a los pronucleares, pero debo decir que llevo 25 años haciéndolo y ahora me hierve la sangre.
En honor a todos los liquidadores de Txernobil, a todos los abuelos que han ido a morir antes a Fukushima, en honor a todos los activistas del mundo entero, que representados ayer, entre otros por Pep Puig y Anna Rosa Martinez animaron con la fuerza de todos, en BCN y en un porrón de ciudades a MANDAR A LA MIERDA CUANTO ANTES A LA TECNOLOGIA NUCLEAR, Y QUE FLORECAN LAS ENERGIAS PARA LA PAZ, LAS LIMPIAS Y RENOVABLES, LAS QUE NOS LLEVARAN AL MUNDO QUE ANHELAMOS LAS MAYORIAS Y LUEGO YA IREMOS HACIENDO EN ESTA HERMOSA NAVE. 

¡¡ FUERZA JAPÓN, VENCEREMOS JUNTOS !!

Manolo Vilchez

2 comentarios:

Julio dijo...

El tono de esta entrada es tan incendiario como patético el vídeo de los de Garoña. ¿No sería conveniente para todos un debate con argumentos lógicos y desprovisto de pasión o mitologías?

manolo dijo...

hola Julio
yo por lo menos dejo el debate sin pasión y mitos nucleares hasta que pase la crisis de la muy probable y cercana fusión de los nucleos de los reactores, el drama social en Japón aumente y el dolor global pase. No rezo porque no puedo, pero muestro rabia, eso si puedo.