20 de abril de 2013

La mariposa solar, diversión energética


Ayer, dicen y yo me lo creo, fue el Día Internacional de la Diversión en el Trabajo, y no se me ocurrió para desear trabajo bueno para todas que probar un móvil solar recién llegao al laboratorio de ideas de alSol.es, como si fuese un chiquillo, por supuesto para intentar hacer honor activista en el día en cuestión y en momentos de tan poca diversión que propicia un sistema social en catarsis, donde las noticias buenas y necesarias sobre lo feo oculto van una detrás de otra sin parar.


La metáfora que se me ocurrió es que sería apasionante y divertido ponernos, por lo menos la masa crítica, a imaginar con estímulos a la diversión y a los más altos niveles de la ilusión un modelo energético sin riesgos, democrático y equitativo, facilitador de autonomía y otorgador de soberanía en eso tan del mercado global como es la energía, donde ahora ganan la valiosa fósil y la criminal nuclear. Con ambas me pasa que cuando reflexiono solo veo un mundo injusto, crimen ambiental y social, guerras por recursos, contaminación, suciedad, cambio climático, sangre derramada y derramándose, sí, todavía. Veo la contaminación de japoneses afectados por Fukushima y con la misma tecnología atómica veo que se promueven intentos de canguelos internacionales desde la Corea gobernada por un infante visible y los juegos de monopoly de la geopolítica imperial.

Se me acabó la diversión cuando desde el activismo antinuclear me llega este vídeo, comentado por Anna Rosa Martínez: son 8 minutos, está subtitulado en un inglés precario pero este vídeo documenta la contaminación interna (0.65 microsieverts/hora) de un ciudadano japonés que vive a 85 km de Fukushima. Y todavía más importante: la contaminación del agua en su grifo. Josep Viver de la RedRad responde: es un nivel brutal ya que es contaminación interna, el agua tiene un nivel de Cesio muy elevado, es ¡veneno puro!, es inmoral que se permita vivir en un sitio así.
Ayer me cogí la mariposa, coloque la ventosa en el cristal de la ventana, orienté su generador energético fotovoltaico en miniatura hacia el Sol, y el aleteo del objeto de colores me llevo en conexión directa de las emociones al pacífico escenario, sí, quizás un poco hippie, del mix de tecnologías energéticas que no consumen sino que utilizan flujos limpios y abundantes que nos regala la Biosfera. Nos esperan mlllones de nuevos puestos de trabajo a todos los niveles formativos y seguro más divertidos que los que ahora trabajan para que consumamos todo lo posible, nos esperan igualdad y justicia energética tanto para los afortunados del sistema y también para los excluidos que todavía no han encendido una bombilla en su vida. Tenemos la tecnología y la inteligencia para encender el futuro sin hacer daño a nada, a nadie ni a nosotros mismos.
Doy fe de que un ciudadano ingeniero y una ciudadana administrativa, colegas de nave industrial, también se divirtieron con la realidad del momento solar.
El aleteo de la mariposa, por momentos me la imaginé verdadera, y a su velocidad imaginé a una especie inteligente haciendo la paz consigo misma.
Manolo Vílchez

No hay comentarios: