23 de octubre de 2009

350, EL NUMERO MAS IMPORTANTE DEL AÑO

Apunten este número y no lo olviden: 350. La cifra redonda representa ni más ni menos que la línea de seguridad del planeta, de acuerdo con el climatólogo de la NASA James Hansen. Por encima de las 350 partes por millón (ppm) de CO2 en la atmósfera, las temperaturas pueden aumentar de un modo incontrolable. Y andamos ya por las 387...

350 es también el nombre/número de la campaña global contra el cambio climático que mañana movilizará a decenas de miles de activistas en 174 países. La chispa brotó en Vermont (Estados Unidos), impulsada por el infatigable Bill McKibben, autor de la “El fin de la naturaleza”. En cuestión de meses, la mecha ha prendido y ha dado la vuelta al mundo, con la manifiesta intención de armar todo el ruido posible de aquí la cumbre de Copenhague.

De Times a Square a la Gran Vía, de las pirámides de Egipto al Taj Majal, del Himalaya a la isla de Pascua, el mundo se movilizará este 24 de octubre como nunca antes y en torno a un número que encierra nuestro propio futuro.

“Si los políticos quieren jugar al tenis con el clima, van a tenerlo que hacer a partir de ahora con una red y dentro de la línea de las 350 ppm”, nos confiaba McKibben en una reciente entrevista

“Es el único juego que podemos aceptar los ciudadanos... Con la progresión actual avanzamos hacia los 465 ppm a mediados de siglo, y ésa es la receta para la catástrofe”.

“Tenemos que presionar a nuestros líderes antes de que sea demasiado tarde”, advierte McKibben, que no oculta su desencanto –compartido por tantos norteamericanos- por la pólvora mojada de Obama en la cuestión del cambio climático. “Vamos a presionar al presidente allá donde vaya, y vamos a aprovechar sobre todo su visita a China”, anticipa May Boeve, coordinadora de la campaña en Estados Unidos. “Queremos hacer el 350 lo más visible posible, sin temor a presiones ni censuras”.

May Boeve y Kelly Blynn, coordinadoras de la acción 350 en la oficina de New York

De las más de 4.500 acciones mundiales, trescientas están programadas en China, incluido un insólito festival de Acción contra el Clima en las calles de Pekín. En Washington, un inmenso círculo rodeará la Casa Blanca. Latinoamérica se sumará a la campaña con medio millar de actos, de las islas Galápagos al extinto glaciar Chacaltaya en Bolivia. Desmond Tutú ha apadrinado la campaña para Africa, Vadana Shiva agitará la llama en India, y habrá acciones sonoras en Irak y Afganistán.

En Madrid se celebrará una carrera “contra CO2 corriente”, en Mallorca se repartirán 350 cestas de verdura ecológica, y 350 comensales degustarán por toda nuestra geografía las paellas preparadas en cocinas solares... Barcelona será luego, del 2 al 6 de noviembre, el punto de convergencia de esa campaña mundial que pretende poner el número irrenunciable sobre la mesa de negociaciones de Copenhague.


Apunten la cifa: 350. Y échenle mañana toda la imaginación que puedan. Ante la duda, pinchen en todo caso el video . Quedarse en casa no vale.

Carlos Fresneda desde Nueva York

No hay comentarios: