1 de agosto de 2010

MEDIO AÑO SIN VARIOS Y OTRO DIA CON MAS

.
El pequeño pero resultón Nissan Micra con más de 250 mil km recorridos ensuciando el aire y vaciando pozos de combustible fósil, fue entregado en el cementerio allá por final del año pasado, después de 15 corriendo. La vida no ha sido dura desde entonces, aunque ha tenido momentos complicados de hacer falta una máquina para moverse más allá de la bici, generalmente con cargas, de esas cosas que cargamos en la vida cada cual. He resuelto el entuerto acudiendo a préstamo pocas veces, a alquiler, cuenta poco porque cuando alquilo ni por asomo lo transportado cojia en el micra. Y bueno, con la bici, que si que acaso el atrevimiento ha sido mayor en el transporte de cargamentos poco ideales para un sistema a dos ruedas. Indudablemente el consumo de petróleo ha bajado, también el coste de seguros (aplazado con la compañía hasta nueva orden), los impuestos y las preocupaciones, han bajado los kilómetros de coche y han aumentado los hechos en transporte más seguro, más cómodo y compartido.
Esto, no es más que un pequeño gesto, hasta circunstancial, para sentirme un poco mejor cogiendo menos del gran buffet de los recursos. Ni por asomo pienso en un nuevo cuatro ruedas, en todo caso si que filtreo con el carsharing, aunque no lo veo del todo útil al no tener cercano el servicio, veremos después del veraneo, de momento sigo el acontecer del que tengo más cercano.

Más o menos con la tele ha pasao parecido, la obtenida en el punto verde gracias a amigo proveedor, estaba allá por algo pero aguantó lo suyo hasta que llegó la TDT y la cosa se complico tanto que volvió al lugar de origen. Desde entonces y a punto de sucumbir ante una de pantalla plana con leds, tecnología de iluminación que hasta me pone, la vida de dura nada, mucho mejor, mucho más tiempo para pensar, mucho más tiempo para seleccionar la información telemática. Claro está que coincidió la cosa con algo grande y es que el mundo de la publicidad y la tele publica rompieron relaciones por el bien de la salud mental de la población y me lo disfrute poco. Y no quita esto claro que ante las pantallas de TV de la tecnología que sea que se cruzan en mi cotidianidad, me quedo embobao como tiempo atrás.

Este tiempo sin varios no ha estado mal, se abren nueva vías, siempre cuando se cierran unas en otras tienes la oportunidad de indagar. Para suplir el mono audiovisual he puesto en marcha varias terapias, lo del cine en casa echando mano de un cañón de proyección poco usado y de una cortina enrollable de tela blanca de esa tienda de los suecos, lleva un tiempo dándome ciertos placeres al descubrir tesoros de creatividad de la industria cultural en formato dvd que si no es porque no hay TV fija seguirian en su caja plástica allá en los tiempos.

La red de todos ha sido otra terapia de schok, acudo muy de vez en cuando a la TVE sin anuncios y a la carta y me veo las Redes del Punset, el último Informe Semanal, y ese si echado de menos, el telediario de la 2 Noticias.
La sensación de libertad informativa es ahora más palpable, dispongo de ella con algo de esfuerzo y la dosifico con cautela, duermo más y mejor, reflexiono sobre el acontecer con más dedicación y me disfruto mucho el noticiario, cuando toca.

No acaba aquí mi enredo y una vez por mes me pego la sesión de vídeos de TED novedades con subtítulos, que es como un regalo de los puestos a los que no lo estamos tanto y nos disfrutamos sus ratos mirando la pantalla del pc. Lo recomiendo a toda persona inquieta por lo que tenemos encima nuestro.

Había leído en la prensa sobre Wikileaks y ver y escuchar a uno de sus impulsores me ha devuelto la confianza en los cambios desde la base, en que es posible cambiar este mundo desde la creatividad y el activismo. Muchas cosas del pasado ya no son posibles, ahora que la gente comenzamos a tomarle el pulso a los poderes fácticos.



Clicar abajo a la izquierda, en view subtitles y seleccionar spanish

Y no te digo nada de como el escritor oceánico Carl Safina explica su visión sobre la mancha allá en el Golfo y de como le cuentan que un delfín acude a un barco escupiendo petróleo, piensa el pescador que es algo habitual que hacen, lo de acercarse al barco para ahuyentar a los peces candidatos a ser pescados (he flipao con ese hábito), se marcha pero al cabo de un rato vuelve, como pidiendo ayuda humana, expulsando el petróleo que le quita la vida, una historia sensible de lo que nos queda por aprender a toda prisa. No hay para el conferenciante más solución que las renovables, el vídeo ha marcado parte de una acción prevista para el próximo fin de semana en Cortes, durante la Solarquedada.



Hoy mismo ando ya buscando butaca para darme el subidón de La Doctrina del Shock llevada a la gran pantalla en momentos clave. La semana que viene, como el deboto que va a comprarse lo último en telefonillos aunque sea de noche, yo me empapo de la fuerza asegurada que Naomi Klein (wiki) clama desde su análisis del mundo más real de todos, el que ahora nos toca vivir, lleno de sinvergüenzas, ladrones y manipuladores que hay que sacar de la pista de juego cuando antes.



Ya me iba y buscando enlaces me he encontrao con un reciente premio Ramon Margalef, Jeremy Jackson (wiki) que se presenta con ecologista de arrecifes de coral, explica que está pasando en los océanos y acaba con una sugerente receta, no te la pierdas.



Clicar abajo a la izquierda, en view subtitles y seleccionar spanish

No se bien porque pero sin TV, sin coche y con tiempo para la reflexión, encontrando a la gente que vale la pena escuchar y que trabaja para el bien común sin más y preparándome para la acción como mejor puedo, como que tengo más que antes espero con ganas otros días más.
.
.

No hay comentarios: