18 de febrero de 2009

EL SOL ENTRA EN IKEA

No es que me dedique a promocionar multinacionales dedicadas a animar a redecorar nuestras casas, pero la fuerzas de las economías de escala pueden conseguir cosas que no siempre llegan a la velocidad digamos necesaria. He sido un deboto de los cacharrillos que para funcionar emplean la limpia energía del sol o el viento para entregar un servicio energético, generalmente allá donde la red eléctrica no está. También lo he sido, lo de deboto solar, por el valor educativo de muchos de los cacharros que he identificado y algunos, quizás demasiados, he comprado. Y ahora que me he impuesto excitarme menos para no contribuir a llenar este mundo de cosas que no son del todo vitales y alegre por enterarme de que por fin una cosa lógica esta preparándose, la unificación de cargadores de red para todos los aparatillos a los que nos hemos hecho adictos para con ellos vivir, viva la crisis, llega la creatividad y la lógica contra el despilfarro.... a ver si llegamos a tiempo.

Los de Ikea son reconocidos por aplicar diseño y ponerlo al alcance de casi todos los que vivimos en la zona cómoda de este hermoso planeta. Y uno que disfruta viendo como se pueden hacer cosas útiles con poco y bien, tiene en la gran superficie no obligada cita pero si interesante incursión a ver que hacen diseñadores y fabricantes en plan masivo observando estanterías y expos mientras se caminan los varios kilómetros.

Cuando voy a Ikea siento una pequeña excitación cuando me aproximo a la zona de lampareo y bombilleo, me miro que este siempre en su sitio el cartelón informativo sobre lo inteligente de iluminarse con las bombillas de alta eficiencia, tan ricas en delicado mercurio y tan necesarias ahora para los pequeños cambios, y eso, chequeo como anda la evolución de las primeras lamparas de leds, ojalá esta corriera más deprisa, de las que no supero la adicción y de la que de la exclusiva colección que promueve la gran tienda, tengo dos modelos.

Pues bien, ayer que fui en busca de marco de madera simple de 50x70 para ilustrar mi mundo, y ayer flipé, me encuentro a un led de alto rendimiento con un ojo óptico sensacional, unido a un flexo que llega a la base y allá, un panel solar fotovoltaico monocristalino (lo mejor) completa una lampara de sobremesa informal y en colores llamativos.

Que el gigante se haya metio a distribuidor de lamparas de muy altisima eficiencia y además facilite sacarle servicios energéticos al todopoderoso sol, vamos, yo que me creía curado anticonsumo me he comprao una de color amarillo sin pensarlo, compulsivamente, sin dejar espacio a la terapia. Y es que si delante estaba un producto Ikea, con sus calidades medidas, quizás me encontraba delante de una lámpara útil para espacios aislados (ufff, que rápido me voy con la mente a los que no tienen luz todavía, ni tendrán red para alimentarla quizás nunca) y también para el luminoso disfrute cultural energético, otro instrumento más para la alfabetización en cuestiónes de energía, pensé rápido.


En las pruebas de primera indagación, no me convence la intensidad de las expuestas, hasta que llego a una y el fogonazo led me hace expresar un ¡¡joerrr¡¡¡, esta si estaba cargada a tope. Una amarilla ya está en la mano rumbo a caja, por ella pago 14,95 euros, hecha por chinos, imagino que con todas las garantias de justicia
social y ambiental, lo de el coste de mano de obra es obvio lo que es.


Con ganas de destripar el producto, llego a espacio de laboratorio casero con la idea de otra lámpara de uso complicaillo, pero sorpresa suprema, chapo pal diseñador, resulta que el cuerpo de panel y baterías es móvil, extraible, lógico para llevarlo a la carga al quicio de la ventana soleada, bueno, aquí me pongo a los pies de los idealistas y brindo con agua del grifo en copa de lujo, por los que han pario el producto. Resulta que además, y ya tocando en zona casi prohibida, cuatro tornillos me llevan a las tripas de la unidad energética limpia encontrando tres baterías recargables de R6 / AA de 1,2 miliamperios de NimH (niquel metal hidruro), registrables y cambiables y tremendo si son de tecnología HIBRIO, que no pierden carga casi con el paso del tiempo. El led es una cabeza con 16 puntos diodos imagino que de 1 watio de potencia (estoy en ello) que gracias a la lente hace un haz directo y pasa de sobras como luz de lectura blanca y potente y que quizás por la calidad oteada sea de los de más de 50 mil horas de servicio, ...casi ná. Confirmado en la especificaciones del producto.


No he tardao na el pillarme un indeleble y marcarme el positivo y el negativo, porque 3,6 voltios y 1,2 amperios dan para hacer además otras cosas a modo de cargador/alimentador, pero de esto ya hablaremos.
Indican que hace falta todo un día de exposición al Sol (10-12 horas) para disponer de 4-5 horas de servicio luminoso limpio y renovable, más que suficiente.


En fin, que miles de consumidores atemorizados muchos con los cambios por venir, paseantes como yo por pasillos de la gran superficie, van a poder preguntarse que el sol se captura de día, se almacena y brilla como mágico por la noche, quizás más de diez se pregunten que no estaría mal dotar a cooperantes amigos de alguna de ellas como regalo útil nada más sacarlo de la bolsa en lugares lejanos y quizás agradecidos por un foco de luz. ¡¡ Atención papis ¡¡, a ponerse al día en el efecto fotovoltaico que quizás os caiga más de una pregunta y por el bien de la revolución energética, no fallar, o igual os cae una sorprendente explicación tecnoinfantil, aprovechar pues que nunca es tarde para aprender.
Una cuestión final, en casa cuesta explicar de donde viene la electricidad que hace que la luminosidad nos acompañe, si te miras la factura veras un queso donde las fuentes de energía sucia, las jodidas radiactivas, todas conflictivas, contaminantes y generadoras de cambio climático son las que se llevan casi todo el circulo, es lo que hay y no todos en el mundo tienen el privilegio de cepillarselas, por otro lado las renovables van subiendo, pero demasiado poco para la que tenemos encima.

Con la lámpara desconentada de la red, la explicación es más fácil: se mira en dirección al Sol que está a 150 millones de kilómetros de la ventana, y del que en 8 minutos los fotones que explotan en él llegan a la superficie del panelillo y por magia del silicio y la obra humana, servicio energético directo o acumulable y venga, por el camino sólo queda bondad, limpieza y bienes naturales intactos, sólo por poder explicar esto y todas las variantes y complementos que le puedas poner, ya se amortiza la inversión y se sorprende a los colegas, pero si son xavales y se lo explican entre ellos, bueno, la inversión tendrá poco competidores en rendimientos positivos y mercados de futuros.

Igual más de uno se pregunté porque Ikea se ha metido en terreno extraño con luces para el hogar, porque ha hecho un gran producto (palabra de adicto a cacharerio solar, no homologado y a esperas de juicio neutro popular) a lo mejor es que cada vez son más los que quieren que en el futuro, el que consigamos que sea, podamos sentirnos mejor consumiendo recursos finitos y energías sin limites, ni dueños, ni daños, ni cuentos, que unido a ese decrecimiento inteligente en todo, quizás hará que solo podamos consumir con criterio productos validos, buenos, y a su precio justo, en comercios éticos y responsables, ...queda rato, pero podríamos tenerlo cada vez más cerca, si lo cutre no nos roba más futuro y más camino hacia la felicidad.

Por cierto, y sin comisión de la multinacional redecoradora, a la lámpara le llaman SUNNAN

Manolo Vílchez


Enlaces:
- espacio sobre responsabilidad social y ambiental de Ikea
-medidas para la mitigación del cambio climático de Ikea

1 comentario:

Blog de ecologia y energias renovables dijo...

Felicidades por el post y el blog. Juntos por un futuro mejor.