23 de abril de 2013

Tierra Prometida... sin el último gas fósil

 
Lo del fracking (romper la tierra para sacar hidrocarburos) llevo una temporada siguiéndolo, no me pierdo el noticiario. Me pillé Agrietando el futuro, el primer libro publicado y editado por Ecologistas en Acción, y me apunté el otro día a su concurso de frases por twitter: Tuitea sobre el ‪#fracking y entra en un sorteo de entradas para el preestreno de Tierra Prometida. Voy y suelto lo que siento: @ecologistas el último gas fósil en la penúltima hora, mejor es perforar nuestro interior en busca de consciencia crítica de especie y Paz.

Como fue ayer en Madrid y me tocó entrada, se la pasé a un buen colega, el preestreno daba paso hoy al estreno en cines, yo no me lo pierdo por ningún gas del mundo.
Y es que lo que siento es que estamos sin duda en el final de los combustibles fósiles fáciles con el anticipo de poner en manos de la mafia las reservas de Irak con aquella invasión que todavia mata. Ahora llegan los complejos combustibles, la tecnología para ello está dispuesta porque somos una especie hidrocarburante 100% y hay que seguir haciendo pasta desde las grandes compañias petroleras que tienen maquinaria y experiencia y que son las que mandan en el mundo y en ellas todos invertimos diariamente en mayor o menor proporción, es decir, parte de los grandes capitales de la humanidad giran entorno al viejo sol.

Las empresas interesadas untan a lo mejor de la ingeniería para que defiendan el chollo y pongan en evidencia a los detractores. El otro día, en sesión de radioyente, me encontré con ello, los antifracking de Aragón defendiéndose del ilustre ingeniero que se pasaba el rato diciendo que no pasa nada, que la técnica está resuelta, que necesitamos energía y que esta garantizada la extracción respetando el medio ambiente. Los que opinan lo contrario ganaron el debate.
Y es que en ese momento sentí que el fracking llega de la mano de los amos del mundo y que en el otro lado estamos la sociedad más o menos informada y por supuesto conectada. Además, conforme pasa el tiempo y viendo el cotarro que tenemos instaurado en todas las instancias de la vida, los hibrocarburadores humanos tienen un problema, somos sistema informado y cansado de participar en hacer las cosas mal.

Decir No al Fracking es decir No a un sistema podrido, basado en el crimen ambiental y social, en la corrupción a tope, en un capitalismo salvaje que beneficia a unos pocos y nos deja a los demás como accionistas, tirados a la mínima.

El Fracking es una analogía de los tiempos que vivimos, del final de una era. La fractura hidráulica para extraer el último gás fosil es la fractura del sistema energético sucio, peligroso y rentable para unos pocos e hipoteca para toda la especie humana y las demás que nos acompañan.

Imagina por un momento que toda la tecnología, todo el capital, toda la sabiduría humana en vez de centrarse en el negocio redondo de las grandes corporaciones petroleras se vuelca en el desarrollo de las tecnologías que no consumen energía sino que utilizan flujos limpios de la naturaleza para disponer de la energía necesaria, todas las fuentes renovables.

Intuyes que estamos delante de un cambio radical del modelo energético, intuyes como yo que tenemos delante la soberanía real de los pueblos, la autonomía energética, la mitigación del cambio climático, la paz social y ambiental, en fin, tanto que confrontan con el sistema que ahora nos nutre, quizás por ello artistas, intelectuales y ciudadanos de todo el planeta decimos NO AL FRACKING y trabajamos por un Nuevo Modelo Energético basado en la inteligencia, el ahorro y las fuentes renovables de energía. Un ejemplo, el escenario energía 3.0 de Greenpeace. 



 
Y en esto me acuerdo de Albert Puy y de una videonota grabada en febrero, que aquí dejo para entroncar con las multiples plataformas ciudadanas que están ya en marcha en las zonas afectadas por prospecciones que tienen el beneplácito del ministro turista Sr. Soria, que participa en la destrucción de nuestro futuro energético con renovables y vibra con todo lo que tiene que ver con lo fósil. 



 
Aquí el sumiso mapa de permisos para que los dueños del mundo energético pinchen a ver si pillan:



Pero si a estas alturas quieres saber cómo funciona la última locura energética sucia y fósil, en TVE han parío una infografía extraordinaria, aquí enlace: lab.rtve.es



Y para los que deseamos para una Tierra lo más limpia posible no ensuciarla más siempre que sea posible, conocer detalles de la Prometida que pasan en los cines es de necesidad, yo la semana que viene me meto de cabeza en la primera sala que pille, aquí una corrida de trailers que mira que pintan bien la cinta.

 
Última hora: en pleno menú del día, me veo al ministro lobbista Cañete, pues eso, pegar caña, ya que trabaja para los antesdichos antes que para el interés general, esa laguna tan amplia y donde siempre aparece el cuento de que hay mucho beneficio para el país. Leo en El Diario.es: "El Gobierno abre la puerta al 'fracking' al incluirlo en el anteproyecto de Ley sobre Evaluación Ambiental", y en el texto, ya no un ingeniero, ahora es un politico el que se mea encima de todos los que no piensen como él: "Las plataformas de oposición que se han formado en las áreas donde se realizan estudios previos no siempre son respetadas por los responsables políticos. El diputado provincial del PP en Cádiz las calificó este jueves de "campañas simplistas" para "frikis"."

Prohibida en Francia, denostada en USA, con Hollywood haciendo la causa suya, los cantabros han dicho que no en su Parlamento, llegan los políticos patrios de presunta dudosa contabilidad y eso, se mean gas encima de las mayorías... Yo buscando en el mapa me sale la zona de Hellín, que en línea recta toca a Moratalla, a partir de unos 25 km de casa, o sea que se vayan preparando, que me sumo a la plataforma local pero ¡¡ya!!

Manolo Vílchez
Publicado en el blog En Ruta Solar de El Correo del Sol

No hay comentarios: