8 de marzo de 2013

Londres invertirá mil millones de euros en infraestructuras para bicicletas

Boris Johnson (d) y Marcus Agius, expresidente de Barclays, en julio.|Efe

Boris Johnson (d) y Marcus Agius, expresidente de Barclays, en julio.|Efe
  • El alcalde, Boris Johnson, se propone emular a Amsterdam
  • Un corredor urbano de 23 kilómetros que cruzará la ciudad de este a oeste
  • "Montar en bici tiene que dejar de ser una lucha darwiniana"
  • Los usuarios de bici en Londres se han duplicado en diez años

El alcalde de Londres, Boris Johnson, ha decidido dar un nuevo impulso a la bicicleta en la ciudad con la inversión de 913 millones de libras (unos mil millones de euros) en la creación de nuevas infraestructuras para las dos ruedas, incluida la construcción de un corredor este-oeste de 23 kilómetros que unirá el Parque Olímpico con Hillingdon, pasando por la Torre de Londres y por el Big Ben.

"No prometo la perfección, ni creo que Londres se convertirá pronto en Amsterdam", admitió Johnson. "Pero este plan marca un profundo giro en mis ambiciones y en mis intenciones para la bicicleta".
El número de usuarios de las dos ruedas se ha duplicado en Londres en diez años. Aún así, los desplazamientos en bici (unos 575.000 diarios) rondan entre el 3% y el 5% del total, frente a más del 30% en Amsterdam y Copenhague. Pese a la introducción de la bici pública en el 2010 y los avances de los últimos años, el asesor municipal de las dos ruedas, Andrew Gilligan, reconoce que pedalear en Londres "es lo más parecido a una lucha por la supervivencia darwiniana".

"Eso tiene que cambiar", advierte Gilligan. "Queremos que pedalear ser algo normal, y que la gente pueda ir al trabajo en ropa de calle, como en los países nórdicos, y no tener que ir protegidos a todas las horas con cascos y demás parafernalia para poder sentirse seguros".
El nuevo plan de Johnson, que aspira a aumentar el número de usuarios hasta un 400% de aquí al 2020, recoge gran parte de las reivindicaciones de la campaña 'Love London, Go Dutch', que convocó la primavera pasada a más de 10.000 ciclistas por las calles de Londres, reivindicando carriles con separadores, intersecciones adaptadas a las dos ruedas y límites de velocidad de 30 kilómetros por hora para los coches.

 

16 ciclistas atropellados en 2012

"El miedo a un accidente ha sido hasta ahora el factor que más ha echado para atrás a los londinenses", reconoce Johnson (el año pasado murieron 16 ciclistas atropellados, la mayoría por camiones). "Las nuevas rutas darán a la gente la confianza y la seguridad que necesitan. Montar en bicicleta tiene que ser el pan de cada día: tenemos que sacar a la gente del tráfico y del metro".
Flanqueado por el medallista olímpico Chris Boardman, Boris Johnson se quitó por un día su casco de ciclista urbano y salió a pedalear por el centro de Londres con un gorro de lana, la mochila a la espalda y la corbata azul sobresaliendo del abrigo.

Aunque de momento no figura en el presupuesto, Johnson ha mostrado recientemente interés en la propuesta Skycycle, del arquitecto Sam Martin, que aspira a conectar las grandes estaciones de Londres creando vías elevadas para ciclistas que discurren aprovechando la vieja infraestructura victoriana del ferrocarril.

Carlos Fresneda (corresponsal) | Londres

No hay comentarios: