10 de marzo de 2013

El mundo se pondrá verde, Murcia ya ha comenzado

Nunca antes vi tanto ajetreo reunido de gentes agro-eco-lógicas hacia las acciones que abren caminos hacia el futuro sostenible, entendiendo yo por ello un futuro donde la inteligencia y obra humana se ponen al servicio pragmático de garantizar las mejores condiciones posibles para la vida, la de nuestra especie y la de las otras especies que nos acompañan, con sus miembros actuales y pensando sobre todo en los que vendrán.

Suena romántico cuando cada día nos levantamos con noticias sobre nuestro sistema económico y político, altamente podrido y lleno de sinvergüenzas en convivencia con gentes de bien. De momento ganan corruptos y golfos. Y, desde fuera, estas castas son culpables de que mercados y sociedades miren con recelo a este afortunado trozo de tierra en el sur de Europa. Aunque, visto el acontecer de estos días, quizás tengamos que celebrar que ha comenzado la gran limpieza de nuestro sistema social.
Tan necesitados estamos de encontrar sentido a nuestro destino común que quizás precisemos con urgencia de un plan de guerra, no contra otros, sino contra nosotros mismos, un plan global que aporte armas de paz contra la crisis sistémica de un capitalismo salvaje, y contra la crisis climática que supera a la anterior, pero se percibe como menor cuando parece que es todo lo contrario.

En fin, en quizás muchos miles de ubicaciones las gentes se reúnen, sueñan, conspiran, trabajan desde la ciencia y la honestidad para aportar todo lo posible de lo mejor conocido hasta el momento. Esto es lo que sentí la pasada semana en varios actos de la extraodinaria programación de elevación del sentir y la acción agroecológica, que nunca antes vi en tanto volumen y participación, ello se llama Murcia Se Pone Verde, que dura hasta este domingo y que me llevará el sábado a un disfrute de la biodiversidad cultivada, precisamente en la población donde habito, Bullas.

Aquí la definición en la wiki de agroecología: "Es una disciplina científica relativamente nueva (década de los setenta del siglo XX), que frente a la agronomía convencional se basa en la aplicación de los conceptos y principios de la ecología al diseño, desarrollo y gestión de sistemas agrícolas sostenibles.
Con el flyer en la mano, me abrumo, y apunto intereses de asistencia en lo que el tiempo me permite, escogí las III Jornadas de Agroecología y Ecodesarrollo de la Región de Murcia para asistir un día. Y luego me apunté al segundo vista la intensidad de sabiduría y conocimiento ofrecido, y acabé la jornada del segundo día con la asistencia a la Noche Verde, que déjame que te cuente más abajo, porque todavía en el paladar retengo algunos placeres del comer y el beber cosas buenas para todo.

En las jornadas hablaron cocineros locales sobre lo que hacen con lo ecológico, lo biodiverso, lo local y hasta lo ancestral en sus recetarios y cómo sienten desde sus fogones que la comida puede cambiar el mundo y cómo con sentir ecológico todo el camino es más agradable.

Llego por lo pelos a la presentación del Libro Rojo de variedades locales de la región de Murcia, lo presentan padre e hijo, el primero alma mater del conglomerado de actividades que se comentan, el catedrático de botánica don Jose María Egea Fernádez, al mismo tiempo que confeso activista agroecológico en varias organizaciones.

 
Fuera, 21 restaurantes ofrecen cada uno su menú ecológico como participación activa durante la semana. Dentro y al rato, cata de vinos y quesos murcianos, donde un sumiller de renombre dirige el acceso a los placeres ofrecidos a los que asistimos. Que si queso al vino, que si este con alquímicas mezclas y la mítica Monastrell...Y al rato, ya sentaos y atentos, llega la doctora María Dolores Raigón, deseada de conocer y escuchar por quien escribe, ya que la catedrática de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Agrícola de la Universidad Politécnica de Valencia es coordinadora de uno de esos estudios que se publican en revistas cientificas, donde concluye que en el laboratorio todo indica que la producción ecológica de alimentos es mejor que la convencional, y entre diapos de olores, aceites esenciales, panes y valores como vistas, sabor, intensidad, ganan los mejores y yo me quedo maravillao con la investigadora y sus conocimientos, donde todo apunta a alguien que ama su trabajo, a pesar de los putos recortes que lo mejor de la ciencia patria está sufriendo. (Aquí enlace a un composición de videos donde explica los beneficios de los buenos alimentos.)



















En los ratos de pasillo me pillo a varios asistentes, y aquí dejo a uno de ellos, Mauricio Martínez, que se lo ha invertido todo en una planta de vermicompostaje, Vermizone.

 
O a una investigadora que llegada de México prepara su doctorado en Alicante y de allá se trae la experiencia de "mujeres con huevos", así, valiente, denomina a Mayo Itzel y a su revolución microempresarial con producción de huevos de gallinas que conviven en los patios de las partícipes, primero para nutrición de las familias y luego para mercadeo local. Ya le digo yo que ando emocionao con este tema desde que la permacultura me indicó que la gallina es la mascota perfecta.
 
 
Y al poco escucho a un antropólogo, José Pérez Garrido comentar sobre buscarse la vida currando en verde, y atento le pido que cuente cómo acceder a sus sugerencias y oferta.

 
Y, para remate del día, esto de bajar de Bullas a Murcia me lo tomo como un viaje, me apunto a la que no podía ser de otro color, la Noche Verde, y allá por los sentidos vinculados al papeo me dejo llevar, me encuentro a los chefs de El Estudio de Ana, que son uno de los 21 restaurantes metidos en faena y le digo que me cuente sobre su menú. Al acabar, le reservo mesa a eso de las 14:00 algún día por venir y allá donde sirven su arte.

 Y venga disfutes, 13 tapas hechas con papeo agroecológico, regado con cerveza arteSana de cervezaelmolino.com, que son de Caravaca, o sea, vecinos, y vinos certificados, que lo son, buenos y sin cosas raras en su composición.

En eso elogio a los artistas, entre vítores y brindis.

 
Y no acaba la fiesta, este sábado primero de febrero, ahora sí, en Bullas, sigue "Murcia se pone Verde" para un mundo mucho mejor y sin corruptos (esto es por los momentos que vivimos) toca y no me pierdo y me llevo, si me dejan, la cocina e inflo a infusiones sin emisiones a los partícipes, en la III Feria de la Biodiversidad Cultivada Murciana, que de la emocion dejo aquí el programa por si te pilla cerca:
10:00 Inauguración
10:15 Síntesis final del proyecto:
Valorización de la biodiversidad agraria y la cultura campesina, concedido por el GAL Integral, financiado con fondos FEADER.
11:30.
Cata de aceite, queso y verduras ecológicas. Dirigida por la Asociación de Sumilleres de la Región de Murcia.
12:30. Taller gastronómico:
Cocina ecológica en directo. Cocinero D. Antonio J Gras.
17:30. Proyección de película “eco”
19:30. Síntesis y conclusiones de las III Jornadas de Agroecología y Ecodesarrollo de la Región de Murcia y de las Jornadas Gastronómicas.
Será en el mítico Ceama, un lugar más de esos para reiventar el mundo. Allá concluirá por la tarde y no me pierdo el balance de estas semanas locas de ciencia y amor por la agroecologia.
Allá nos vemos, o por lo menos, desde allá cuento lo biodiverso que va a ser el mejor futuro que ya está aquí.

Manolo Vílchez

No hay comentarios: