28 de abril de 2012

10.000 ciclistas reclaman un Londres más seguro para las dos ruedas


La serpiente multicolor a su paso por Park Lane (Londres). | C. FresnedaLa serpiente multicolor a su paso por Park Lane (Londres). | C. Fresneda
  • Alerta ante el aumento de accidentes mortales por el tráfico
  • La campaña 'Go Dutch' propone seguir el modelo holandés
Más de 10.000 ciclistas han tomado las calles de Londres para reclamar más seguridad e infraestructura para las dos ruedas. Bajo la consigna "Love London, Go Dutch", la serpiente multicolor desafió la lluvia y recorrió Picadilly Circus, Trafalgar Square y el Big Ben pidiendo que se levanten barreras al coche y se implanten medidas similares a las de las ciudades holandesas.


Ciclistas con pancartas. | C. F.
Ciclistas en Westminster Abbey. | C.F.Ciclistas en Westminster Abbey. | C.F.


"Aún nos queda un largo camino para llegar hasta donde está Amsterdam", aseguraba al frente del pelotón Ann Kenrick, de la London Cycle Campaign (LCC). "Queremos más carriles-bici, más límites de velocidad y un rediseño de las intersecciones para que no tengamos que jugarnos la vida en cada giro. Queremos una ciudad más transitables para ciclistas y peatones".
Dieciséis ciclistas murieron en accidentes de tráfico en Londres el año pasado, frente a diez el año anterior, con un preocupante aumento del número de heridos. La seguridad vial se ha convertido en uno de los temas calientes en las elecciones municipales del 3 de mayo. El periódico 'The Times' ha lanzado su popia cruzada tras el accidente sufrido por una de sus periodistas.

Londres, por el buen camino

Todos los candidatos se han aprestado a suscribir entre tanto la campaña 'Go Dutch', respaldada hoy 'in situ' por la candidata del Partido Verde Jenny Jones. El laborista Ken Livingstone ha prometido convertir la seguridad vial en una de sus tres prioridades.
El alcalde conservador Boris Johnson -impulsor de la bicicleta pública- asegura que Londres va por el 'buen camino'. Muchos le acusan sin embargo de haber practicado un peligroso doble juego desde su llegada a la alcaldía, con la retirada del 'peaje de congestión' en el oeste de Londres y la alteración de la secuencia de los semáforos que prima descaradamente al tráfico rodado.

El número de ciclistas urbanos se ha triplicado en la última década. Aún así, los desplazamientos a dos ruedas en Londres están entre el 3% y el 5%, frente a más del 30% en ciudades como Amsterdam y Copenhague. La embajada holandesa apadrinó precisamente la manifestación rodante, que discurrió bajo el pacífico lema de 'Seguridad, Adaptablidad, Armonía'.

Louis Franklin sacó a pasear un esqueleto como paquete, en recordatorio de "mi mejor amigo que sufrió hace un año un accidente y que por suerte ha sobrevivido para poder contarlo". Sarah Lootman, estudiante universitaria, reconoció cómo ha estado dos años sin sacar la bici después de "una experiencia escalofriante" al ser adelantada a gran velocidad por un autobús de dos pisos.
"Londres corre el riesgo de quedarse desfasada con soluciones que siempre priman al automovilista, por delante del ciclista y del peatón", se lamenta Ashok Sinha, director ejecutivo de LCC. "Todo lo que se ha hecho hasta ahora se ha quedado desfasado. Lo que necesitamos es una auténtica revolución a la holandesa para llevar las dos ruedas al siguiente nivel".

Carlos Fresneda (Corresponsal) | Londres
Publicado en El Mundo Natura

No hay comentarios: