19 de diciembre de 2011

De la cultura del 'pelotazo' a la inversión 'lenta'


Gervais Williams. | Foto: Carlos FresnedaGervais Williams. | Foto: Carlos Fresneda
  • 'Todos sabemos que ha llegado el momento del cambio en las finanzas'
  • 'Vamos a tener que apostar por las empresas pequeñas, cercanas y sólidas'
  • 'La gente quiere conocer los 'ingredientes' y poner su dinero en algo real'
  • Cómo dar un 'propósito' a nuestra vida económica
No es codicia todo lo que reluce. En el mundo de las finanzas hay voces sensibles y sensatas como la de Gervais Williams, clamando por un profundo cambio desde dentro. Su libro 'Slow Finance' está provocando una honda reflexión en la City, donde ya se empieza a gestar la transición del 'pelotazo' instatáneo a la inversión "lenta" pero segura...

"Estamos en tiempos difíciles y hay que mentalizarse: el crecimiento rápido posiblemente nunca volverá", advierte Williams, con la experiencia acumulada de 25 años como gestor de fondos de inversión. "Al mundo de las finanzas no le queda más remedio que ralentizarse. Como mucho, podemos aspirar a un crecimiento moderado y sostenible a largo plazo, y ahí ya no hay sitio para las operaciones especulativas y casi indescifrables, que han marcado el ritmo vertiginoso de estos últimos años".
"Al mundo de las finanzas no le queda más remedio que ralentizarse. Como mucho, podemos aspirar a un crecimiento moderado y sostenible a largo plazo"
Se avecinan tiempos aún peores, nadie lo duda, y el instinto nos dice que lo mejor es guardar lo poco que nos queda debajo del colchón o dentro de un calcetín... "Ya no podemos ni depositar nuestros ahorros con tranquilidad en un banco, por miedo a que pueda quebrar, ni comprar bonos del tesoro, porque el Estado está también en una situación muy precaria".
Y sin embargo Gervais Williams confía en plantarle cara al apocalíptico 2012 con una simple y vieja receta: "Vamos a tener que apostar por las empresas pequeñas, cercanas y sólidas que resultan vitales para el día a día y que siguen siendo la base de la economía".

Todos tenemos un papel en la economía

Recuperar el propósito y reconectar con la realidad. Esos son los dos primeros mandamientos de todo inversor 'lento' que se precie... "Durante demasiado tiempo, la consigna ha sido hacer dinero rápido y sin importar cómo. El mundo financiero ha aislado al 'inversor' en una burbuja. Se ha perdido por completo la finalidad de la inversión, que debería ser contribuir al crecimiento, generar dividendos y crear empleo".

"La economía debería estar para servirnos a nosotros, y no al contrario", sostiene Williams. "Y sin embargo hemos creado un sistema tan complejo que excluye a la mayoría y que nos hace olvidar un principio básico: todos tenemos un papel en la economía".

Desde sus oficinas cercanas al Banco de Inglaterra, nuestro gestor de fondos de inversión mira con razonables simpatías a los 'indignados' acampados a la vuelta de la esquina, en la catedral de St. Pauil... "Creo que lo que está consiguiendo el movimiento 'Occupy' es precisamente eso, revindicar nuestra capacidad de decidir en los asuntos económicos como ciudadanos. Curiosamente, el movimiento ha provocado menos hostilidad en el mundo de las finanzas que la que cabía esperar. Yo lo achaco a una razón muy sencilla: todos sabemos que ha llegado el momento del cambio".

Williams llevaba tiempo remando contra la corriente y apostando por las inversiones 'lentas' pero seguras, primero en Gartmore, ahora en MAM Funds. El concepto de Slow Food, introducido por el italiano Carlo Petrini como respuesta a un McDonald’s, salió a su encuentro de una manera natural...
"Como ha ocurrido en el mundo de la alimentación, el mundo de las finanzas se ha llenado de comida 'rápida'. En el mundo post-globalización en el que ya estamos, se ha producido una reacción muy visible incluso en los supermercados, donde los productos locales y orgánicos tienen cada vez más presencia. Lo mismo está empezando a ocurrir con los 'productos' financieros: la gente quiere conocer los 'ingredientes' y poner su dinero en algo real y tangible. ¿Quién tiene aún el valor de invertir en obligaciones de deuda colateralizada (COD)?".

Como herramienta imprescindible de apoyo al libro y a la web, Williams ha lanzado una aplicación para teléfonos inteligentes en los que uno puede localizar la inversiones 'lentas', seguras y locales que merecen la pena... "Las millas o kilómetros también cuentan y hacen la inversión más real, cercana y sostenible. Con este modelo, un accionista cualquiera puede ir caminando o acercarse en transporte público a la empresa en la que ha invertido".

Aunque en este clima de permanente inestabilidad económica que hemos creado, reconoce Williams, no hay ninguna inversión exenta de riesgos. Por eso recomienda a su clientes que, por término medio, reparta su dinero en una 'portfolio' de hasta 25 empresas pequeñas.
'Small is beautiful', que decía E.F. Schumacher, uno de los clásicos pensadores económicos que más han influido en Gervais, que se siente especialmente deudor de Benjamin Graham y 'El inversor inteligente'... "Necesitamos poner una gotas de pensamiento 'viejo' en la nueva economía. A Warren Buffett le cita todo el mundo, pero a mí no me interesa. Lo que propongo es no sólo como ganar más dinero, sino cómo dar un auténtico propósito a nuestra vida económica".

Carlos Fresneda / Londres

No hay comentarios: