4 de octubre de 2011

Los indignados de Manchester




                  Angel Goñi Moreno, ante la pancarta de "¡Globalizad la lucha!" Foto: C.F.

¿Dónde están los “indignados” de Manchester? ¿Qué ha sido de los 35.000 manifestantes que el domingo tomaron las calles en protesta contra los recortes sociales? ¿Quién va a cantarle mañana la serenata a David Cameron, a falta de PJ Harvey?
    
“La verdad es que la lluvia mojó los ánimos y no hemos tenido la respuesta popular que esperábamos”, reconoce el madrileño Angel Goñi Moreno, 28 años, investigador en la universidad Manchester Metropolitan. “Pero aquí estamos los que estamos. La semilla sigue viva y quizás con el tiempo llegue a cuajar algo como las protestas de Wall Street o en la Puerta del Sol”.
    
¡Globalizad la lucha!”, puede leerse en la pancarta predilecta de Angel, con la responsabilidad compartida de Grecia, España, Egipto y Chile en esa chispa que ahora ha prendido al otro lado del Atlántico y que, aparentemente, está aún lejos de “incendiar” el Reino Unido.
     
En la conferencia del Partido Conservador, en el búnquer acristalado de Manchester Central, el acalde de Londres Boris Johnson habla de “tolerancia cero” y de cómo inculcar disciplina a los chavales para que nunca más vuelvan a haber “disturbios sociales”. En Albert Square, a la intemperie, una treintena de “indignados –acampados en media docena de tiendas- resisten el hostigamiento de la policía y se parapetan tras la pancarta “No pagaremos su crisis”.

  
Si hubiéramos tenido cientos de detenidos como en Wall Street tal vez saldríamos en los periódicos”, se lamenta Angel. “Como la manifestación discurrió sin problemas, y la policía tampoco se excedió, hemos dejado de interesarle a los medios”.

Alguna que otra cámara, por aquello de estirar las piernas a la hora del almuerzo, se acerca hasta los dos campamentos de Occupy Manchester, frente a la torre del Ayuntamiento y a tiro de piedra del fortín de los “tories”. “Taran”, portavoz del grupo, asegura que se trata ya de “un movimiento imparable entre la juventud mundial” y augura que “pronto veremos el potencial que tiene en el Reino Unido”.
     
Angel Goñi Moreno ha servido ocasionalmente de “enlace” con los “indignados” españoles, y rara es la noche en que no hay un conexión por Skype con los colegas de Occupy Together en Estados Unidos. Pero por alguna escurridiza razón, y pese a los recortes sociales, parece que la sartén aún no está suficientemente caldeada por estas tierras (y menos ahora que arrecian de nuevo las lluvias).
    
La principal diferencia con España es que aquí no hay tanto paro juvenil”, apunta Angel. “Y también hay que tener en cuenta que estamos en un país más clasista. Los recortes afectan aquí sobre todo a la juventud más desfavorecida, mientras que para la juventud “privilegiada” sigue la vida como si nada. En España, en cambio, hay toda una generación de gente preparada y con estudios que no tiene ninguna salida”.
  
“Estamos aquí no sólo para protestar contra los “tories”, sino esencialmente para levantar nuestra voz contra un sistema que barre para los ricos y penaliza a la gente común, que es la que está sufriendo la crisis”, concluye Angel. “Este ha sido al fin y al cabo nuestro primer intento, y habrá muchos otros. La ilusión sigue intacta”.

Demonstrators take part in a march through Manchester

Carlos Fresneda, desde Manchester
Publicado en Blogoterráqueo de El Mundo.es

No hay comentarios: