30 de julio de 2011

El pintor de arena

Como un currante anónimo, Joe Mangrum toma la línea Q cinco días a la semana con un cargamento de veinte kilos de arena coloreada. Pensativo, con su sombrero de vaquero calado hasta las pestañas, Joe irá tejiendo en su mente el “mandala” del día, con forma de flor o de estrella...
    
Una vez en Manhattan, lo más probable es que Joe enfile hacia Washington Square o Union Square, y que allí despliegue durante ocho horas su arco iris de arena, arrodillado ante cientos de paseantes, que a lo largo del día irán admirando la indescifrable combinación de los polvillos mágicos.
    
Culminada la obra, admirada desde todos los flancos y fotografiada para la posteridad, Joe tomará la escoba al final de la jornada y barrerá hasta el último grano de arena: “El arte callejero es necesariamente efímero”...
   
Más de 200 “mandalas” lleva a sus espaldas el pintor de arena desde que eligió como lienzo las plazas de Nueva York, allá por el 2009. Pese a su larga trayectoria artística, pasó por dificultades –económicas y emocionales- y decidió plantarle cara a la recesión pintado en la calle y a su manera, sin dejar rastro.
   
Su técnica, forjada desde que a los 16 años recibió una beca para viajar a la India, emula el alguna manera a los relojes de arena. Con el puño cerrado, va dejando que caiga el polvillo de color, siguiendo ese diseño que muchas veces va variando imprevisiblemente ante sus propios ojos...

    
Empiezas con una idea, pero de pronto descubres un nuevo camino y te dejas llevar. Hay días en que acabo haciendo algo muy distinto a lo que había imaginado. El “feed back” de la gente esta también muy importante... Los hay que te quedan plantados y dicen “asombroso”. Otros se atreven a sugerir que haga esto o lo otro. Otros van con tanta prisa que ni siquiera reparan en que estoy pintando en el suelo y caminan sobre la arena”.
   
Los niños se quedan imantados ante los “mandalas” de Joe, que sigue con su labor gracias a las donaciones voluntarias. Hay gente que se pasa cuatro o cinco veces a lo largo del día, a ver cómo evoluciona la cosa. En cierta ocasión, una mujer puertorriqueña aguantó durante ocho horas, interesada en saber qué ocurría al final...
    
La jornada de Joe acaba siempre con la escoba por dos razones: porque no quiere tener problemas con las autoridades y porque forma parte del proceso... “La vida es cíclica, por más que nos empeñemos en imponer un tiempo lineal. Todo vuelve a su origen. La arena regresa a las bolsas y yo vuelvo a casa después de una dura jornada”.
    
Joe Mangrum nació hace 42 años en Florissant (Missouri) y pasó por el School of the Art Institute tras su viaje iniciático a la India. Vivió un tiempo en Europa, llevó su arte itinerante a los festivales de rock y saltó a las páginas de los periódicos por sus instalaciones en la playa de Laguna Beach, creando “mandalas con causa” y con naturaleza marina muerta (para oponerse a la construcción de una carretera).

    
El galerista Daniel Arvizu le invitó a crear una instalación inspirada en “El Jardín de las Delicias” de El Bosco, y en el 2003 recibió el premio Lorenzo de Medici de la Bienal de Florencia por “Frágil”, una crítica “piramidal” a la sociedad de consumo, levantada con cristal, “ladrillos” de oro, comida, balas, dinero, flores... Durante una larga década, su arte floreció en San Francisco y tomó un giro ambiental (en el 2005 conemomoró el Día Mundial del Medio Ambiente con "Detonation Earth", una “nube hongo” de hierba de más 15 metros de altura).
    
Desde el 2006, toda su vida y obra discurre en torno a la arena. En su libro, “Painting New York with Sand”, Joe reflexiona largo y tendido sobre la experiencia, que él mismo ve como antídoto al frenesí urbano de Manhattan: “En la ciudad donde cada metro cuadrado tiene un precio, no está de más reclamar el espacio público e invitar a la gente a que haga una pausa para la introspección. De una manera o de otra, los “mandalas” están presentes en todas las culturas ancestrales, desde los celtas a los indios americanos y la arquitectura islámica. Al fin y al cabo, son parte de nuestros sueños y de nuestra experiencia “circular”. La Tierra gira, y nosotros con ella”.


Carlos Fresneda

26 de julio de 2011

El jardín de los sofritos

 
                     Foto: Isaac Hernández


En el jardín de los sofritos, el cilantro es el rey. A su alrededor hay plantados ajos y cebollas, pimientos y tomates, pero el olor de la hierba aromática se hace irresistible en esta época del año...  
    
Todo nos remite en un abrir y cerrar de boca al Caribe, aunque estemos realmente en las afueras de Boston, en Roxbury, abriéndonos paso entre el verdor del noreste americano y siguiendo el rastro de la verdadera artífice de este paraíso culinario: Patti Moreno, más conocida como la “Garden Girl”.
     
La “Chica del Jardín” se ha convertido en el símbolo más sabroso de la agricultura urbana en Estados Unidos gracias a sus videos en la red. Nacida hace 39 años en Nueva York, con sangre puertorriqueña, Patti Moreno ha sabido darle el toque vistoso y práctico a lo que empieza a ser ya una tendencia imparable en los patios traseros...
   
“Cultivar en tu jardín no es ya una cosa de “hippies”. También hay que quitarle el estigma de que es algo del pasado, de épocas de escasez y pobreza. Ahora ya vemos, hasta Michelle Obama tiene un huerto en la Casa Blanca... La verdad es que no hay nada comparable a la experiencia de comer algo que tú mismo has cultivado, con tus manos y sin pesticidas. Tu salud y tu bolsillo son los primeros en beneficiarse. Y por supuesto tu estómago...”.
     
Patti cultiva siempre pensando en la cocina. “Gardening by Cuisine” se titulará precisamente su próximo libro y su serie en la televisión pública. A caballo entre las dos lenguas, aún anda dándole vuelta a cuál será el título en español. ¿“Del huerto al plato”?
   
“Mi experiencia me dice que lo que combina bien en el plato combina bien en la tierra”, sostiene Patti, que nos hace un recorrido por el “jardín” de las ensaladas (lechugas y espinacas), por el “jardín” meditarráneo (calacines, berenjenas, eneldo y otras hierbas), por el “jardín” de las salsas (tomate, albahaca) o por el “jardín” de las hierbas medicinales (equinácea, melisa, salvia).
    
Los “jardines” son en realidad camas elevadas de cultivo, la mejor opción posible en la ciudad, “donde es fácil que la tierra esté contaminada por productos tóxicos”. La calidad de la tierra, alimentada por su propio compost, es su primer principio básico. La segunda regla es cultivar de manera ecológica, sin pesticidas ni productos químicos. La tercera es “parcelar” la siembra pensando ya directamente en la cocina.
    
Patti reconoce “un montón de influencias” en los trece años que lleva experimentando como agricultora urbana... “Pero mi método de aprendizaje ha sido la prueba y el error. Al principio todo era un desastre; se me morían todas la plantas. He probado hasta con 600 variedades en todo este tiempo, hasta dar con lo más apropiado para este clima y con la mejor manera de cultivarlo. Aunque mi momento “eureka” fue sin duda cuando mis dos primeros manzanos dieron sus frutos. El sabor de aquella primera manzana no se me olvida en la vida”.
     
Antes que hortelana en casa, Patti Moreno se había curtido como cineasta, de ahí su éxito como comunicadora y el empeño en la calidad de sus vídeos, con la ayuda de su marido, Robert Patton-Spruill, el primero en grabarla en acción en este frondoso jardín comestible en el que no faltan las gallinas y los conejos.
     
Y el caso es que hasta los 26 años, Patti no sintió la menor curiosidad por lo natural... “Para una “niuyorican” como yo, lo más parecido a la naturaleza había sido siempre Central Park. Todo cambió cuando tuve a mi hija, y engordé 30 kilos. Necesitaba hacer una actividad para volver a mi peso, y que fuera a cielo abierto. Así fue como me entró la curiosidad por cultivar”.
     
“Empieza chiquito”, es el primer consejo que suele dar Patti a quien esté pensando en seguir sus pasos. “Y con algo que requiera poco espacio y que sea fácil de cultivar, como las lechugas, que en un mes estarán listas. Las hierbas también crecen con facilidad y son tremendamente agradecidas al olfato y en el plato... Y por último intenta que participe la familia. El trabajo en el huerto es duro, pero es mucho más llevadero si se comparte. Para los niños es como un juego, además de una gran lección: “¿Qué queremos comer hoy? ¿Pasta al pesto? Vamos a por la albahaca en el jardín de las salsas...”.

Carlos Fresneda, Nueva York

25 de julio de 2011

La clave está en Sol

...y está en el Sol, en su energía y en la construcción de una economía energética 100% renovables, pacífica y equitativa

Más de 800 parejas gays contraen matrimonio en Nueva York

Dina (i) y Vanessa Chakides (d), una de las parejas que se ha casado en Nueva York. | C.F.

      Dina (i) y Vanessa Chakides (d), una de las parejas que se ha casado en Nueva York. | C.F.

  • La primera boda, en las cataratas del Niagara tras la media noche
  • El Bajo Manhattan fue testigo de casi la mitad de los matrimonios
Desde las cataratas del Niagara al Bajo Manhattan, un río multicolor de parejas gays ha madrugado este domingo para pronunciar a tiempo el 'Yes, I do'. Más de 800 parejas completarán el ritual en un día histórico en Nueva York, el sexto estado norteamericano -más el Distrito de Columbia- que ha dado la 'bendición' oficial a los matrimonios entre homosexuales.

La primera boda, minutos después de la media noche, tuvo como escenario infalible las cataratas del Niagara. Kitty Lambert, una galerista de 54 años, y Cheryle Rudd, 53 años y distribuidora de alimentos italianos, sellaron su relación de una larga década junto a la mítica Luna Island y con la hija de ambas como testigo.

En Nueva York, una de las parejas más lóngevas y populares de Chelsea (el barrio gay por excelencia) fue la primera en celebrar en exhibir con orgullo su certificado de matrimonio: Connie Kopelov (85 años) y Phullis Siegal (77), rubricaron su unión extendiendo los brazos en señal de victoria, ante los ojos llorosos de la portavoz del Ayuntamiento, Christine Quinn, activista de los derechos gays.

Ruth Molina y Nirvana González (d) celebran su boda civil. | Carlos Fresneda

            Ruth Molina y Nirvana González (d) celebran su boda civil. | C.F.

El propio alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha anunciado su intención de dejarse caer por la oficina del secretario municipal de Manhattan, Michael Sweeney, que abrió la oficina a las 8,30 de la mañana, cuando la multitud de futuros esposos y sus invitados se unió en una sonora cuenta atrás: cuatro, tres, dos, uno, cero...

El momento fue celebrado con un beso colectivo, comparable al famoso de Times Square, apenas interrumpido por los gritos destemplados de un puñado de manifestantes ("La homosexualidad es pecado", "Dios odia a los maricas") que no consiguieron aguar la fiesta. Hasta el calor insoportable de estos días menguó lo justo para hacer más llevadera la espera.
Antonio López (25 años) y Alvin Woods (27), vecinos de Harlem, quisieron ser también de los primeros. Se conocieron hace apenas seis meses, pero los dos lo tuvieron muy claro: "Quiero casarme contigo"... "Nueva York ha tenido siempre la fuerza para cambiar este país, y ahora sólo espero que muchos otros estados sigan el ejemplo", aseguranba Alvin, natural de Luisina.
De San Diego (California), frustradas por no poder casarse en su tierra, vinieron Nirvana Gálvez y Ruth Molina, las dos vestidas exactamente igual, con un traje-pantalón blanco: "Estamos muy felices y tremendamente ilusionadas. Dentro de poco cumpliremos diez años juntas ¿qué mejor manera de celebrarlo?".
A Frank LaRocca y Frantz Hall, 46 y 48 años, no parecía asustarles la idea de que tendrán que pagar más impuestos como pareja: "Lo importante es la seguridad que nos va a dar, si a cualquiera de los dos nos pasara algo". Para Karin Cook y Rubin Salman, veinte años unidas, lo más importante era sellar la unión delante de sus hijos, de siete años y un año y medio.

El Bajo Manhattan fue testigo de casi la mitad de los matrimonios celebrados el primer día en Nueva York. Otro de los lugares más calientes fue el Bronx, donde la pastora protestante Carmen Hernández, 48 años, y la asistente dental Doris DeArmas, sustituyeron el clásico "Yes, I do" ("Sí, quiero") por el contundente: "I’ve got you" ("Te tengo").

Carlos Fresneda | Nueva York

23 de julio de 2011

Cómo levantar el Empire State en 11 meses

Quizás la última crónica de Carlos desde Nueva York, desde la ventana de su casa taller y durante 15 años, el Empire State siempre ha estado allá, marcando referencias para él. Londres es el cercano destino, la otra Inglaterra bajo su pluma, será regalo para sus seguidores a partir de septiembre. Mucha fuerza Carlos.

 
Fotos: C.F.

No se sabe qué produce más vértigo, si el fulgurante ascenso hasta el piso 102 del Empire State o la escalofriante idea de pensar que el gigante fue construido en poco más de once meses, ante los ojos atónitos de millones de neoyorquinos que lo vieron crecer por encima de su hermano “pequeño”, el Chrysler Building, con quien libró una carrera inaudita hacia el cielo en medio de la Gran Depresión.
      
Ahora, a la altura del piso 80 y con motivo de su 80 cumpleaños, el Empire State nos invita a hacer una pausa... “¡Atrévete a soñar!” da título a la exposición que nos sumerge  en la construcción más trepidante en la historia del siglo XX, gracias al sudor de 3.400 trabajadores que fueron capaces de levantar hasta cuatro pisos por semana.
      
“Podrán construir más alto, pero difícilmente más rápido”, asegura Jean-Yves Ghazi, director del observatorio. “Durante más de cuarenta años, fue el rascacielos más alto del mundo, y por más que lo superen, no habrá otro edificio más icónico en el planeta. La conexión emocional con la ciudad sigue siendo instanténea… Nueva York es impensable sin el Empire State, y viceversa”.
     
Aquí tenemos las fotografías hasta ahora inéditas de la constucción, ocupando las ventanas del piso 80 como daguerrotipos en blanco y negro de otra época. Aquí vemos también los diarios de construcción, con casi 500 camiones dejando a diario su preciada carga de acero (57.000 toneladas), ladrillos (10 millones) o cables telefónicos (seis millones). También podemos apreciar el crecimiento del gigante, piso a piso, semana por semana...

    
“Nada se puede comparar con la vistas desde el observatorio, pero hemos querido que los cuatro millones de visitantes que vienen todos los años tengan una experiencia más intensa según se asciende”, afirma Jean-Yves Ghazi, deteniéndose ante la ventana en la que se ve a tres trabajadores desafiando el vértigo sobre la estructua de acero, a la alturadel piso 86. “Y hemos querido rendir también homenaje a la gente que hizo posible este prodigio”.
     
 Speed, Scale and Steel. Velocidad, Escala y Acero. Esas son la tres “eses” del Empire State, en esta singular exposición y concebida por Carol Willis, directora del Museo del Rascacielos. El desafío comienza el 7 de abril de 1930 y culmina el 31 de marzo de 1931, fulminando todos los récords y adelantándose incluso un mes a la inauguración oficial.

      
En una ventana contemplamos precisamente como se veía en su momento el Chrysler Building, humillado desde del nuevo “techo” del mundo (448,7 metros, incluidos el pináculo y la antena). Fue también el desquite personal del promotor John Jacob Raskob, el mismo que apenas dos años antes había lanzado un reto al arquitecto William Lamb, sosteniendo un lápiz de pie y con la punta hacia arriba: “¿Cómo lo puedes construir de alto sin que se caiga?”.
        
Ahora que la silueta difusa del futuro World Trade Center se levanta ya en la lejanía por encima de los setenta pisos, es el momento de reafirmar el poderío incomparable del Empire State -cohete o lápiz- a punto de completar su renovación de 550 millones de dólares.

      
Camino del piso 80 o del 102, conviene recrearse en los detalles del refulgente recibidor “art decó”  y hacer un alto en la segunda planta, donde asistimos a la recreación del nuevo coloso “verde”, capaz de ahorrar hasta el 38% del consumo eléctrico. Una a una, sus 6.514 ventanas han sido rellenadas con gas argón para mejorar el aislamiento. Barreras térmicas, sensores de ocupación, control directo digital del consumo... Los últimos avances de eficiencia energética han dado un aire “retrofuturista” al gigante, que hace apenas diez años parecía condenado a la eterna decadencia.
     
Desde 1931, el Empire State es una referencia del potencial humano para todo el mundo”, atestigua Tony Malkin, propietario y artífice del nuevo “despegue” del cohete. “A todos nos han contado la historia del edificio que se levantó en apenas un año, en la situación económica más desesperada y entre dos guerras devastadoras. Ahora tenemos la ocasión de convertirlo en el icono del mundo más sostenible y habitable que podemos construir entre todos”.

Carlos Fresneda, Nueva York

20 de julio de 2011

Cocinando con el sol en la otra punta del Europa

Antto está a punto de inaugurar su peculiar performance de restaurant solar en Helsinki, el Lapin Kulta Solar Kitchen Restaurant, un mil estrellas pasional, abierto los días de sol, y aqui flipamos con sus avances los que cocinamos con el mismo sol. Algunos soñamos un pronto mundo sin nucleares lleno de renovables, y la comida nos sienta mejor...




Y mientras, el mismo sol y en otros lugares, propicia maravillas, hace saltar chispas para el avanzar de toda la humanidad... rumbo a un 100% renovables cuanto antes...


19 de julio de 2011

Funciona de dia, funciona de noche, con la energía del sol

Es una central termosolar, funciona durante las 24 horas del día, es una instalación de 19,9 Mw, o lo que es igual a la capacidad de producir la electricidad consumida en 25 mil hogares, aprox. 100 mil humanos. Está en Fuentes de Andalucía en Sevilla, allá donde el sol energético aporta más horas de bondad.

Si, es producción centralizada, pero es la primera planta solar del mundo que no cierra de noche, generadora de electricidad las 24 horas del día, directa cuando hay sol y por medio de depósitos de sales cuando el sol no está. Es la primera vez en la historia, es parte de la revolución energética silenciosa que la cotidianidad y las estrategias de los enemigos, no nos dejan ver. Es parte del sistema energético que nos permitirá construir la paz global mientras ordenamos un mundo patas arriba donde apesta por cantidad la basura a limpiar. Pronto llegará el consumir desde el contador de casa electricidad verde de verdad (que bueno para todo), a punto está Som Energía de comenzar su oferta, al mismo tiempo que pueden llegar los autoconsumos domésticos con generadores de renovables de escala doméstica, descentralizando el sistema eléctrico en buena parte, con ello la revolución será imparable, y además, la tenemos que hacer entre todos, con una economía no salvaje, por un futuro alegre.

Mientras que Fukushima no dejará dormir tranquilo a Japón por mucho tiempo, mientras aquí Ascó puede estar a punto de concluir sus peligrosos y lucrativos servicios el 1 de octubre o de ampliar 10 años más sus riesgos, en Tamquen Les Nuclears espera tu adhesión y tu acción, no lo dudes. Mientras, entre otras, la central de precioso nombre: Gemasolar de Torresol Energy, parece ser que jamás pondrá en peligro ni a las flores que albergue en su interior y jamás habrá que herir a la vida en la tierra para obtener su combustible y almacenar sus residuos (no existen, sólo son servicios energéticos limpios y renovables los que produce).

Manolo Vilchez

Una ola de calor pone en alerta máxima a 18 estados norteamericanos


Pronóstico de temperaturas en Norte América. | weather.com

    Pronóstico de temperaturas en Norte América. | weather.com
  • Se atribuyen ya 13 víctimas a las altas temperaturas
  • En Iowa, los termómetros marcan 51 grados centígrados
  • La ola de calor avanza del Oeste hacia el Este del país
Un total de 18 estados norteamericanos han decretado la máxima alerta por la ola de calor que arrancó en el centro-oeste del país y que en las últimas horas se está extendiendo por la costa este.
Las autoridades locales han pedido a la población que extreme las precauciones y evite la exposición directa al sol ante las "peligrosas" temperaturas que de momento se han cobrado 13 víctimas mortales.
En Newton, Iowa, se alcanzó el récord histórico de 51 grados centígrados, y en Madison (Wisconsin) se alcanzó una máxima de 48 grados que no se registraba desde hacía medio siglo.
En Oklahoma City se superaron los 38 grados por 28 días consecutivos: gran parte de las oficinas y los establecimientos públicos echaron el cierre como medida de precaución y para ahorrar energía.

'Centros de enfriamiento'

En Chicago y Nueva York se abrieron "centros de enfriamiento" en las escuelas y edificios públicos, para personas de avanzada edad o sin aire acondicionado en sus casas.
El alcalde de San Luis, Francis Slay, ha llevado incluso la campaña de sensibilización ante el calor de puerta a puerta: "Asegúrense de que todos, especialmente los mayores, los niños y las mascotas, están en una ambiente refrigerado. Hagan un uso sensato del aire acondicionado: sean buenos vecinos".
Al frente de aire caliente instalado bajo la frontera con Canadá, y extendido prácticamente sobre la mitad este del país, se han unido los elevados índices de humedad, sobre todo en las costas y en la región de los Grandes Lagos, que registran temperaturas de cinco a seis grados superiores a las habituales en verano.

Alerta

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) ha extendido hoy la alerta de los 13 estados iniciales a los 18, incluidos Texas y Florida, aunque la lista "roja" podría superar pronto la veintena (un frente frío en el noroeste ha aliviado temporalmente la situación en la otra mitad del país).
"El clima se está haciendo más extremo: las sequías son más intensas, las inundaciones más frecuentes y las temperaturas se mantienen altas más tiempo", certifica Chris Vaccaro, NWS.
"Hay un interés cada vez más claro en la población hacia las noticias del tiempo por las implicaciones reales que empieza a tener sobre la sociedad, mucho más allá del "quiero saber si va a llover para llevarme el paraguas".
La temporada de clima extremo en EEUU arrancó en abril y mayo con una serie de tornados que causaron más de 400 muertos, incluido el que devastó el pueblo de Joplin (Misuri) en el tornado más destructivo de la historia.
En mayo comenzaron también las inundaciones de los ríos Misisipí y Misuri que obligaron a evacuar a miles de vecinos y forzaron al menos del cierre temporal de una central nuclear. En el mismo mes arrancaron los incendios del estados de Arizona, que luego se extenderían por Nuevo México y por el sur de Texas.

Carlos Fresneda | Nueva York
Publicado en El Mundo.es América

17 de julio de 2011

La gallina y la ciudad

 
Fotos: Isaac Hernández

Vuelven las gallinas a la ciudad. Nueva York reclama a sus viejas y cacareantes moradoras, que andan picoteando alegremente en los jardines comunitarios y en los patios traseros, del todo ajenas a la cacofonía de las ambulancias y los coches de bomberos...

“Tenemos la idea equivocada de que las gallinas no pertenecen a la ciudad”, admite Owen Taylor, “padrino” de la nueva generación de ponedoras neoyorquinas. “Durante cientos de años, las gallinas han sido siempre parte del paisaje urbano. Al menos así fue hasta los años cincuenta, cuando las ciudades cedieron definitivamente el espacio al coche”.

Owen, 30 años, se crió en una zona rural de Connecticut. Fue profesor de ecología y diseño urbano antes de pasar a la práctica con el Chicken Project, el programa lanzado por la organización Just Food para promover la crianza de las gallinas en el fragor de la gran urbe y allá donde no llegan los alimentos frescos.
    
Quedamos con Owen en el Jardín La Unión, en Sunset Park, uno de tantos “desiertos alimenticios” de Brooklyn donde no es posible encontrar más que comida enlatada y “fast food”. Con el gallinero recién concluido, Monica Vega, Leslie Velasquez y otras voluntarias del jardín confían en sacar de sus diez gallinas al menos 40 huevos a la semana...
    
"Las gallina son las únicas mascotas que nos dan de comer”, atestigua Owen. “Y si tenemos un huerto cerca, fertilizan la tierra y mantienen a raya a la población de insectos. Los niños tienen además una conexión muy directa con ellas. Es cierto que son muy huidizas y difíciles de coger, pero hay pocos animales tan divertidos”.
     
Eso sí, criar gallinas “es una responsabilidad diaria”, advierte el experto. “Hay que darles agua y comida todos los días, y hay que mantener limpio el gallinero para evitar problemas de olores. Cualquiera puede cuidar gallinas en su patio trasero, es perfectamente legal. Pero los vecinos pueden denunciarte si causas “molestias”. Aunque hay una forma infalible para convencerlos: ofréceles huevos”.

     
Dejamos a Owen en Brooklyn y con su bicicleta, y saltamos a otro de los gallineros predilectos de Just Food. Salimos al encuentro del afromaericano Abu Talib, nacido hade 77 años en Carolina del Sur y “renacido” como agricultor urbano en la Taqwa Community Farm, a la sombra del estadio de los Yanquees. Estamos en el corazón del Bronx neoyorquino, con sus tristes bloques de ladrillo descolorido, a donde llega de pronto el olor al campo...
   
“Esto fue como volver a mis orígenes, en 1934 y en el sur. Entonces había aún muchas granjas en las ciudades; a todos nos despertaba el canto del gallo y los pollos correteaban por las calles...  Yo también di el salto a la jungla asfalto, y he trabajado en todos los oficios imaginables en Nueva York, incluido el de taxista. Pero por fin he encontrado un propósito. Esta no es mi pasión, es mi “misión” en la vida”.
    
“Imagina que no existe el hambre”... Lo lleva escrito Abu Talib en su camiseta negra, con la estampa de John Lennon. Y ésa es la “misión” a la que se entrega con devoción religiosa: traer verdura, fruta y huevos frescos a estas barriadas pobres invadidas por la “comida basura”.
  
El gallinero anda hoy alborotado. Abu Talib entra sigilosamente y se lleva cuatro huevos de rigor. Vuelve luego, con la intención de atrapar a una gallina, pero todas huyen, y además suelen aprovechar cuando las tienes en tus brazos: “Cagan mucho y en cuanto te descuidas...”.

La “fiebre” de las ponedoras arrancó hace dos d'ecadas en dos ciudades de la costa oeste. Oakland y Portland (récord nacional de pollos per cápita) marcaron una tendencia que ha arraigado ya entre las autopistas de Los Angeles y entre el cemento neoyorquino.  El Ministerio de Agricultura se ha visto desbordado y no dispone de momento de un censo siquiera aproximado de gallinas urbanas. A falta de estadísticas oficiales, lo más fiable es la web Backyard Chickens, que reúne a 60.000 criadores.
       
En algunas ciudades, como Madison, la cría comenzó clandestinamente, a través de grupos como The Chicken Underground. Cada vez son más las ciudades que se suman a la imparable tendencia, con ordenanzas que fijan un número máximo de gallinas por familia (el auténtico “paraíso” gallináceo es Albuquerque, hasta 15 polluelos por cabeza).
     
El “lobby” de las gallinas, encabezado por la Yellow House Farm de Nueva Jersey, está intentando ahora seducir a la mismísima Michelle Obama para que incorpore unas cuantas “mascotas” ponedoras al famoso huerto urbano de la Casa Blanca, para mayor deleite de Sasha y Malia.

Carlos Fresneda

Aquí la guerrilla gallinera de USA, jugándose la multa de 6000.-$ combatiendo al sistema desde los patios de sus casas... y que le den a la multinacionales del papeo:

15 de julio de 2011

La 'batalla' de la bombilla


La bombilla es ahora el símbolo de la 'resistencia' conservadora.

    La bombilla es ahora el símbolo de la 'resistencia' conservadora.
  • Los republicanos no consiguen sabotear la ley de eficiencia energética
  • La bombilla incandescente es el símbolo de la 'resistencia' conservadora
La bombilla incandescente, que ha evolucionado bien poco desde que la patentó Thomas Alva Edison en 1879, se ha convertido en el último e irrenunciable símbolo de los conservadores norteamericanos en su afán por dar marcha atrás en todo lo relacionado con la energía y el medio ambiente.

En el 2007, bajo los auspicios del ex presidente Bush y en medio de un clima político menos caldeado, republicanos y demócratas hicieron causa común y aprobaron la Ley de Seguridad e Independencia Energética, que exigía a los fabricantes incrementar gradualmente la eficiencia de las bombillas del 2012 al 2020.

Cuatro años después, los republicanos (espoleados por General Electric y otros fabricantes) se han rebelado contra la ley y se han erigido en defensores de la “libertad de los consumidores” frente a la injerencia del Gobierno.

El comentarista ultraconservador Glenn Beck se convirtió en uno de los más conspicuos detractores de cualquier medida de eficiencia energética. La congresista Michele Bachman -caricaturizada como la estatua de la Libertad con la bombilla en lugar del antorcha- ha decidido incluso abanderar el tema en su candidatura a las primarias republicanas, consciente de las pasiones que despierta entre la parroquia conservadora.

Los republicanos han llevado esta semana la cuestión al Congreso, pero han fracasado a la hora de lograr la mayoría necesaria de dos tercios para derogar la ley. Aun así, aseguran que la mayoría “simbólica” lograda el martes (233 votos frente a 193) les da fuerzas y argumentos para volver a intentarlo antes de la entrada en vigor de la ley.

Fracasos republicanos

Los republicanos están a oscuras”, asegura el portavoz demócrata en el Congreso, Steny Hoyer. “No hacen más que presentar leyes totalmente equivocadas como ésta, en vez de concentrarse en iniciativas para generar empleo. No ha sido una de las ideas más brillantes ésta de derogar la ley de las bombillas”.

El Gobierno no puede decidir lo que la gente debe o no debe comprar”, argumenta por su parte Myron Ebell, del grupo ultraconservador Freedom Action, que asegura defender los principios de “libre mercado”.

La ley del 2007 fue respaldada en su día por 37 congresistas republicanos, “bendecida” por el presidente Bush y celebrada incluso por el congresista de Michigan Fred Upton como “un decisión de sentido común que servirá para ahorrar energía y crear nuevos empleos en Estados Unidos”.

El propio Upton, al frente del Comité de Comercio y Energía de la Cámara de Representantes, ha decidido sin embargo alinearse ahora con la mayoría republicana: “La respuesta de la gente es así de clara: el mercado, y no el Gobierno, debe ser el motor de los avances tecnológicos”.

La Ley de Indepedencia y Seguridad Energética determina que las bombillas deberán ser entre un 25% y un 30% más eficientes en el 20124, y hasta un 60% en el 2020. El ahorro estimado sería el equivalente a 12.000 millones de dólares al año (unos 85 dólares por hogar). Al cabo de ocho años se calcula que la ley puede eliminar la necesidad de 33 centrales térmicas de carbón.

Los detractores señalan, sin embargo, que la ley es un “certificado de defunción” prematuro de las bombillas incadescentes, que siguen siendo mucho más baratas que las fluorescentes de “bajo consumo” y por supuesto que las bombillas LED de emisión de diodos.

Pese a las diferencias de precio, Kathleen Hogan, máxima reponsable de eficiencia en el Departamento de Energía, aseguró que el ahorro energético de las bombillas de “bajo consumo” es incuestionable. “Aunque haya que pagar más en el momento de comprar, las nuevas bombillas ahorrarán 50 dólares al año por hogar en el 2015”, declaró Hogan. “Los americanos ahorrarían seis mil millones de dólares al año con estas medidas”.

Carlos Fresneda | Nueva York
Publicado en El Mundo.es América

14 de julio de 2011

¡¡ Urgente, acción antinuclear, juntos podremos !!

Os pedimos apoyo y difusión. Faltan 80 días para la renovación del permiso de la central nuclear de Ascó.

Hagamos oír nuestra voz. Las personas y entidades que formamos Tanquem les Nuclears hacemos un llamamiento a la resistencia para que no renueven el permiso de explotación de una nuclear vieja, peligrosa e innecesaria. Queremos que desde el tejido asociativo de base, tanto de Cataluña como de fuera de Cataluña, se desautorice a quienes juegan irresponsablemente con nuestra salud y el medio ambiente.

Os animamos a que desde cada asociación, cooperativa, grupo cultural, deportivo o juvenil, fundación, empresa o comercio; desde cada sección o desde cada local sindical, desde cada agrupación local o sectorial de cada fuerza política, desde ayuntamientos y consejos comarcales, o desde el mundo de la enseñanza …, vayáis a la web
http://www.tanquemlesnuclears.org/ y apoyéis el texto básico que denuncia esta decisión irracional, y que os reproducimos a continuación.

DEMANDA:

El próximo 1 de octubre el gobierno del Estado debe decidir si renueva o no el permiso de funcionamiento de la central nuclear de Ascó, en la Ribera d'Ebre, Tarragona.

Ascó es una central con deficiencias de estructura. Ha acumulado casi un centenar de problemas de funcionamiento en los últimos 4 años. El más grave, el 26 de noviembre de 2007, con una fuga masiva de partículas radiactivas que contaminó los edificios y el entorno, llegando hasta la costa. La dirección de la central y el Consejo de Seguridad Nuclear escondieron la contaminación durante más de 4 meses, poniendo en peligro el medio ambiente y la salud de la población, hasta que Greenpeace denunció lo ocurrido. Aún se está pendiente de que se depuren las responsabilidades legales.

Además, Ascó está construida sobre un terreno inestable, lo que aumenta el peligro.

La catástrofe de Fukushima, en Japón, es una nueva demostración de cómo un accidente nuclear se convierte en una catástrofe permanente: durante décadas la vida resulta afectada, la población debe ser desplazada, y la contaminación se dispersa en miles de kilómetros, afectando el aire, el agua y los alimentos. En Cataluña ya tuvimos una seria advertencia en octubre de 1989, con el accidente nuclear de Vandellós 1.

Ascó lleva funcionando 29 años, y dejará como legado un mínimo de 1300 toneladas de residuos radiactivos que se deberán de mantener en un lugar seguro, ya que emitirán radiación durante miles de años. Cada año que funciona, la central añade unas 50 toneladas más de estos residuos a los que ya existen.

La electricidad que produce Ascó puede ser sustituida por la que generan otras tecnologías que no son tan peligrosas: centrales de cogeneración con gas, hidráulicas, eólicas, solares o geotérmicas. De hecho, las numerosas veces en que la central ha estado parada no se ha notado en el suministro eléctrico.

Por todo ello pedimos que no se conceda la renovación del permiso de funcionamiento de Ascó, el 1 de octubre de 2011.

Cataluña, verano de 2011.
Más información sobre la situación de Ascó a: http://www.tanquemlesnuclears.org/campanyes/asco/ascoapunt.html

Dos escenas para estar bien informados... y activarnos

Uno para sacarse el máster en finanzas usureras que nos habría hecho más grandes en habilidades si lo hubiésemos tenido antes de haber sido engañados por los especuladores al servicio del gran casino podrido de estos tiempos. Porfa, sientete víctima, sientete engañado, pero no te sientas nunca culpable...


y otro, de escenario negro como el petróleo, que ya está aquí aunque el cangelo y los mismos especuladores no nos dejen verlo y menos prepararnos para el cambio por completo del sistema energético. Habla alguíén que nunca que se sepa ha engañado y mentido.

Una breve historía sobre los combustibles fósiles



Héctor Conesa, arquitecto y creativo por el consumo consciente

Tras diez años de investigación, ha plasmado lo aprendido sobre sostenibilidad y consumo responsable en un mural educativo

Delante de un gran mural a todo color, colgado en un muro del recinto de una reunión de ecoaldeanos y pintado a mano, comienzo a mover la vista de un lado a otro, de abajo arriba, y leo y observo síntesis acertada de mucho conocido, veo e intuyo sabiduría. Miro aun colega y le digo: "¿Pero esto qué es?" Algo quizás muy parecido a las sensaciones de los que flipan en la Capilla Sixtina... ¡Menuda creación! Buscamos referencias y, sobre una mesita hecha con una caja de fruta cubierta por elegante trapillo, me hago con uno de los packs donde el gran mural –en cartulina a tamaño de folio grande, por las dos caras y a color– me hacen poseedor del descubrimiento. Leo: "El Círculo del Consumo presenta La Gran Aventura de Crear un Mundo Maravilloso a través del Consumo Consciente", por Héctor Conesa. Dejo la voluntad en el bote, busco al autor y no consigo dar con él, pero me voy para casa contento y con la obra bajo el brazo. Localizo en la wiki la definición de arquitecto, lo extrapolo de la matriz arquitectura y autocompongo: “Es el artista y técnico que proyecta y construye edificios y otras estructuras y espacios que forman el entorno urbano”. Y me doy licencia para incluir, sobre el humano que nos ocupa, esto: “Y no solo edificios. Un arquitecto de ideas hace también estructuras de significados y conocimiento, mapas sociales, espacios de comunicación, los visiona, obtiene información, la analiza y la lleva a más de una dimensión para hacerla inteligible y didáctica para el mayor número de observadores”.

No tardamos en encontrarnos. Y, con todo en su sitio, me recibe en la terraza de su estudio-piso de alquiler en el centro de Valencia. A modo de pared, rememorando mi encuentro ante la gran obra, cuelga el mural lleno de valores de lo sostenible, de lo hermoso, de lo renovable, de lo justo, de lo ético y solidario y también de lo erróneo, de lo feo, de lo equivocado. Para mí, es una historia de la verdad de nuestra civilización. Sobre dos sillas están las mascotas de los dos modelos de consumir productos. Y hasta una grúa de cartón –escala deseos de chavalín– de la que cuelga su última creación, la primera maqueta del proyecto Plegaplanos. En su conjunto, aquello era una auténtica obra de arquitecto hacedor de espacios para la comunicación... Unas brochetas de fruta fresca endulzan el momento.

Héctor Conesa, de profesión arquitecto, valenciano o murciano, se reconoce como del Mediterráneo. Ejerciendo durante los últimos 11 años, ha proyectado y firmado más de 100 expedientes, junto a su compañero arquitecto cooperante, Miguel Ángel Gómez, y en variadas ocasiones junto al ecoarquitecto Javier Segarra. Especializado en el pequeño cliente, se enfoca en trabajos a pequeña escala y muy próximos a la persona, centrados en arquitectura humana, doméstica y artesanal e incorporando criterios de bioconstrucción. Comenta que 'el Círculo del Consumo' es un quijotesco intento de dibujar el mundo, con la obsesión de poder entenderlo y explicárselo a los demás. ¿Por y para qué? Pues para poder tomar conciencia de cómo podemos, como ciudadanos y como consumidores, interferir en la transformación de la sociedad.

El protagonista es el mural a todo color más grande de la historia nunca antes dibujado bajo el enfoque del medioambiente y la solidaridad. Una persona es capaz, en tres horas, de enterarse de lo que está sucediendo en el mundo sin necesidad de pasar por el periplo que él ha pasado, una década de trabajo de investigación, recopilación y asistencia a todo tipo de foros. Una manera de encontrar rápido las relaciones de mucho de lo que los medios de comunicación generalista no sueltan. Delante del mural… ¡la información te provoca! Y te estimula a sentir el poder que cada cual tiene para seguir transformando este mundo hacia un lugar mejor donde vivir, eligiendo con conciencia lo que consumimos en cada instante de nuestras rutinas diarias.

El formato madre, el gran mural, es la enciclopedia visual de la cual parten otros formatos como el ecoatlas, que es el mismo póster resumido en miniatura, o el tebeo, donde los dos personajes de las sillas del comienzo, de nombres Consumo Consciente y Consumo Inconsciente, conversan entre ellos y reflexionan sobre el papel que tiene cada uno en el mundo. La brújula del consumo consciente resume todas las opciones éticas que existen sobre las formas de consumir. Es una hoja de ruta para ir avanzado personal y progresivamente en nuestra búsqueda de los distintos nortes hacia el mejor futuro. Héctor ofrece de forma universal, por un precio simbólico y desde la web, la descarga de todos los materiales de la obra El Consumo Consciente, imparte conferencias y, en ferias y eventos populares, expone el gran mural gigante.



Pleglapanos
es una creación de arquitectos de espacios. En este proyecto reciente le acompaña el diseñador gráfico Luis Martín y la arquitecta Empar Vañó, y contaron con un asesor inigualable, un familiar experto en troqueles de cartón, el señor Paco. Plegaplanos es el primer juego de construcción en cartón 100% ecológico aplicado a la arquitectura moderna. Trata de enseñar este noble arte a cualquier persona de una manera entretenida y educativa, gracias a unas espectaculares maquetas en cartón minimalista a escala 1:20, donde, acercando tu mirada, puedes sentirte que estás dentro. Van acompañadas de pequeños muñecos de cartulina. Son como esculturas de cartón que se pueden colgar del techo de casa con hilos. Una nueva experiencia plástica arquitectónica al alcance de cualquiera. Una manera de coleccionar espacios entre espacios. Actualmente está confeccionando el primer modelo dedicado al maestro Le Corbusier.

Plegaplanos, por supuesto, se ha desarrollado reflejando toda la ideología que El Círculo del Consumo transmite y, hasta en el último átomo del producto, ha prevalecido que tuviese un valor positivo en el ciclo de vida de materiales. Materiales reciclados, reciclables, renovables y biodegradables. Se ha diseñado desde la ética microempresarial no jerárquica, cooperativista, desde el enfoque de profesionales autónomos (donde se reparte los beneficios en relación al tiempo de dedicación de las partes) y ha sido elaborado en pequeños talleres de pueblos de la Comunidad Valenciana. Los productos los distribuyen a pequeños y medianos minoristas y se venden desde la web. Lo obtenido va vía directa al banco de cuentas éticas TriodosBank.

Héctor, espaciales gracias por tu labor, especiales deseos de que llegues hasta el último rincón de los espacios de este hermoso mundo a rediseñar por completo.

Manolo Vílchez
Publicado en el nº 378 de Integral, junio de 2011
Enlace a pdf original publicado


Integral + practica:
Contacto con Héctor por email para temas de consumo consciente, plegaplanos y servicios de arquitectura

Los tres espacios creativos de Hector Conesa se pueden conocer con detalle y derivarse desde aquí

Espacio de El Círculo del Consumo:
- Exposición permanente en internet de todas las láminas ilustradas con posibilidad de descargarlas todas por un precio simbólico y social.
- Conferencias sobre Consumo Responsable. Charla muy completa, estimulante y directa. Una síntesis  de gran cantidad de datos hilvanada con muchas reflexiones. Un taller intensivo de una hora y media en casi toda la actualidad de consumo responsable. Enfocado a centros educativos, sociales y diferentes colectivos.
- Exposición itinerante de El Póster, el mural más grande jamás dibujado sobre medioambiente y solidaridad. Para ferias ecológicas y eventos. Enfocado a ferias y eventos.
- El Círculo del Consumo. Donde se encuentra disponible el mural a todo color que ya conoces.
Espacio de PLEGAPLANOS:
El primer juego de construcción encartón sistematizado y aplicado a la arquitectura moderna. En el apartado de las 5Es podrás ver porqué este producto que acabamos de confeccionar es Ecológico y a la vez, Ético, Entretenido, Educativo y Espacial (por el protagonismo que tiene la arquitectura en él).
- Exposición infográfica y literaria de arquitecturas modernas de cartón en la web.
- Venta directa e información sobre tiendas para conseguir tu Plegaplanos. Vendemos a toda España.
- Hacemos talleres de Arquitectura Moderna y montaje de las maquetas. Enfocado para edades comprendidas entre los 14 años y los 16 años. En institutos para 3º y 4º de la ESO.


Espacio de Arena Arquitectura:
- Arena Arquitectura. El pequeño despacho artesanal afincado entre Valencia y Murcia.
- Redacción y dirección de obra de proyectos arquitectónicos de viviendas unifamiliares y obtención de constructor para ello. Tanto en la modalidad de nueva planta, reforma, rehabilitación, ampliación como derribo.
-Conferencias sobre Arquitectura Moderna y Arquitectura ecológica. Usamos maquetas y son muy dinámicas, interactivas, entretenidas y sociales.


Algunos de los proyectos realizados por Héctor Conesa: