21 de abril de 2011

Una ayuda para los bosques

La Forestería Análoga es un sistema de reforestación que recupera la viabilidad de ecosistemas deteriorados y facilita productos ecológicos rentables para los propietarios y la comunidad.

Las selvas tropicales acogen por lo menos el 50% de las especies del mundo, lo cual las convierte en unxtenso banco y biblioteca de material biológico y genético. La biodiversidad de estos bosques tropicales ha inspirado a muchos humanos durante millones de años. Lamentablemente, en el presente, el planetapierde anualmente 140.000 especies y 16 millones de hectáreas. La alta presión sobre los recursos naturales debido a la densificación de la población, la ganadería y la agricultura han sido algunas de las causasprincipales de la pérdida de biodiversidad. Sin embargo, esta situación no es inevitable e, irónicamente,en la actualidad la agricultura puede servir como un arma de doble filo y ser utilizada para restaurar zonas devastadas y recuperar la biodiversidad de estas últimas mediante una metodología forestal novedosa para Europa conocida como Forestería Análoga (FA).

 
Biodiversidad
Las tierras restauradas según esta metodología aumentan el número de especies notablemente.

Un concepto de los años 80
La Forestería Análoga es un sistema forestal que se remonta a los años 80, pero que hoy en día ya está bastante establecido en cuatro continentes del planeta (Suramérica, América del Norte, Asia, Australia). Creado por el Dr. Ranil Senanayake en Sri Lanka, la FA es un método de manejo forestal que busca establecer un ecosistema dominado por árboles, el cual es análogo o muy semejante en estructura arquitectónica, dinámica y función ecológica a la vegetación original. Esta metodología también trata de capacitar a las comunidades, social y económicamente, a través del uso de especies comercializables.

El trabajo de la FA se basa inicialmente en una evaluación intensiva de la zona a ser restaurada: identificar los niveles de biomasa, evaluar su hidrografía y los outputs energéticos. Respetar la propia área y los territorios vecinos es primordial en todo este proceso, dejando que los procesos sigan su cauce, valorandoal mismo tiempo la biodiversidad presente y respetando la madurez de estos. Es una metodología muy atractiva para los agricultores forestales, puesto que les suministra una fuente de ingresos en su entorno natural o seminatural. Se diferencia de otros sistemas agroforestales en que tiene una gran importancia la utilización de la flora y fauna forestal nativa, ya que su conservación es uno de los objetivos prioritarios de la FA. Ejemplos ya muy establecidos pueden observarse en países como Ecuador, Costa Rica, Cuba y Sri Lanka. Un estudio comparativo realizado en 2007 en Ecuador ha demostrado las ventajas de un sistema análogo ante un sistema agroforestal convencional y un pastizal. Se mostró que la parcela de FA tenía una mayor sostenibilidad ecológica que los demás sistemas debido a una mayor biodiversidad de especies, cobertura arbórea y materia orgánica (Torres-Gallardo, 2007).

La Marucha, Costa Rica
Este sistema ha sido realizado con éxito en Costa Rica, en la finca La Marucha en Londres, Cantón de Aguirre (zona del Pacífico Central de Costa Rica). Milo Bekins, propietario de la finca La Marucha y presidente de la Red Internacional de Forestería Análoga (RIFA) desde 2006, compró la finca en1985 cuando esta era una zona considerablemente degradada. 

‘Ayudar a la naturaleza restaurando el bosque’. Este es el lema que puede leerse en la entrada de la finca La Marucha, en Costa Rica, un lugar que había sido devastado por la ganadería intensiva y que ahora es un ejemplo de biodiversidad. 

Cuando llegamos aquí, no había aves, iguanas ni otros animales… Ahora tenemos un bosque con sombra y materia orgánica”

El estado de la finca en aquel entonces era bastante desolador. Había sido deforestada por los antiguos propietarios, habiendo servido anteriormente como zona de ganadería intensiva, y el grado de erosión y degradación era extremo. Las únicas zonas de bosques relictos eran las que rodeaban la quebrada y los lindes de la finca. En la actualidad es una finca de 82 hectáreas de bosque secundario altamente productiva, cuyos resultados han sido obtenidos sin fertilizantes químicos, plaguicidas o maquinaria pesada. Milo Bekins compara una plantación a una ensalada verde, en la que los cultivos y otros elementos verdes deben de estar juntos: “Hay que ver la finca como un entorno integral, como ecosistemas que trabajan en simbiosis hacia la madurez”.

Los resultados de veinticinco años de mucho esfuerzo y sacrificio han sido muy positivos en todos los sentidos; ha habido un incremento de biodiversidad y el mejoramiento y mantenimiento de los recursos naturales esenciales como son la calidad del agua y el suelo. En 1992, La Marucha fue la primera finca en obtener la certificación orgánica en Costa Rica. “Cuando llegamos aquí no había aves, iguanas ni otros animales. Diferente a las gramíneas que dominaban este terreno, tenemos un bosque con sombra y queproduce materia orgánica”, dice Bekins.

Hoy en día, Milo Bekins sigue compartiendo sus conocimientos de FA con otros finqueros de la región. La Marucha también sirve como punto de enseñanza para alumnos de varias universidades americanas y costarricenses. Para Milo, la Forestería Análoga es un estilo de vida que uno tiene que compartir con la naturaleza y al mismo tiempo que la respeta.

Productos de Jardín Forestal
Los productos agroforestales provenientes de los bosques restaurados a través de la FA, que garantizan la restauración del ecosistema forestal, la producción ecológica u orgánica y la conservación de especies forestales autóctonas, reciben el nombre de Productos de Jardín Forestal (PJF) o Forest Garden Products (FGP). FGP es un aval que garantiza al consumidor que los productos que consume han sido cultivados mediante técnicas ecológicas y que, por su compra, están apoyando económicamente a programas de restauración forestal. De este modo, a través de la FA y de la comercialización de los FGP, las comunidades humanas forestales pueden encontrar empleo en la protección de los bosques de su entorno sin tener que recurrir a las talas masivas de árboles para su exportación o la conversión en pastizales y campos de cultivos.

Hoy existe en Europa un centro de distribución de los productos FGP: Guayapi Tropical con sede en París, Francia, y con disponibilidad para todo el continente.

“Capacitar a las personas para mejorar sus vidas mediante la restauración de la biodiversidad, este es el pilar de la forestería análoga.” Milo Bekins, presidente de la RIFA.

“La Forestería Análoga es la metodología más versátil para la recuperación de ecosistemas degradados. Puede ser aplicada en cualquier medio ambiente, sea tropical o templado: el diseño se adapta a las necesidades del agricultor o dueño del predio, y cumple las funciones ecológicas más importantes para el entorno local.” Lorena Gamboa, directora e inspectora internacional de los Productos de Jardín Forestal (FGP) en américa Latina .

Aplicación en el Mediterráneo
La cuenca mediterránea es una de las ecorregiones de gran diversidad de especies vegetales, con unas 15.000-25.000 especies, el 60% de ellas endémicas (IUCN Red List, 2008). La importancia de los bosques mediterráneos radica en los servicios ambientales: conservación de la biodiversidad autóctona, regulación de los recursos hídricos, prevención de inundaciones torrenciales, retención en el subsuelo del agua de lluvia, reducción del deslizamiento de suelos en las laderas y prevención de la pérdida de los mismos por procesos erosivos. Son un tapón climático, regulan el microclima local y forman parte de unos paisajes por donde transitan millones de turistas todos los años, donde el ecoturismo tiene cada vez más importancia socioeconómica y son, además, un gran depósito de CO2 atmosférico. Entre los productos del bosque mediterráneo, están las maderas nobles de construcción y de ebanistería, plantas medicinales, condimentos, tintes, taninos, endulzantes, miel, frutos forestales, especias para licores, setas, plantas ornamentales (flor seca y jardinería), brotes, etc.; productos con mucho potencial como Productos de Jardín Forestal. Si tenemos en cuenta, además, como producto derivado del bosque, la belleza del paisaje forestal, de un valor incalculable, la necesidad de reforestar se convierte en prioridad nacional.

La FA puede desempeñar un gran papel en la restauración del paisaje. Existen modelos tradicionales de gestión de ciertos bosques de la región que tienen un gran valor ecológico, como son las dehesas y los policultivos adehesados con diferentes especies arbóreas, que crean un peculiar entorno donde se desarrollan actividades agroecológicas más respetuosas con el medio que los monocultivos. Entre los ejemplos de FA están la utilización de flora melífera de especies y genotipos locales (para garantizar las potencialidades evolutivas de dichas especies), en la implementacion de setos en fincas agroecológicas y/o de restauración forestal, junto con especies alimenticias, por ejemplo espárragos silvestres, hinojo, moras, setas y un largo etc., muchas veces vinculados con valores socioculturales locales, que es otra forma de diversidad.

Los diseños de Forestería Análoga tienen también un considerable potencial en otros campos: la restauración de hábitats forestales, sobre todo los que poseen un gran valor ecológico, como pueden ser tejedas o sabinares en la península Ibérica, la reforestación de espacios periurbanos, realización de corredores biológicos, reforestación de cuencas hidrológicas, creación de jardines forestales en pequeños espacios domésticos, públicos y privados, donde usuarios particulares, escolares, jubilados… tengan a su disposición un vergel semi silvestre, multiestratífico, que conserve especies forestales de los hábitats de la zona, junto con árboles frutales de variedades autóctonas o tradicionales y otras especies vegetales y animales.

Organizaciones asociadas
En la actualidad, la Red Internacional de Forestería Análoga (RIFA), formada en 1996, cuenta con 27 miembros de 21 países y también tiene organizaciones asociadas en Latino América, África, Asia, Estados Unidos y Canadá. Hasta el día de hoy, se ha implementado con éxito la Forestería Análoga en programas de restauración forestal en diversas condiciones bioclimáticas y socioeconómicas, siempre considerando y cumpliendo con los objetivos de la FA.

Un milagro verde
La finca La Marucha, con 82 hectáreas de bosque, fue la primera en obtener la certificación orgánica en Costa Rica y sirve de referencia para otros propietarios y para estudiantes universitarios. 

Texto y fotos: Elena Bulner y Julio Cantos Gázquez (enlaces a email)





Bibliografía recomendada:
Analog Forestry: Principles and Implementation. An international Analog Forestry Network (IAFN)Workshop. CATIE (Costa Rica), Feb 9th-17th 2007.
Estructura, Composición y Diversidad en bosques naturales y con forestería análoga en Londres Cantón de Aguirre, Costa Rica. Tesis de Maestría. Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), Costa Rica. Jiménez-Salgado, José Ulises (2008)
Pimm, S.L., Russell, G.J., Gitleman, J.L. & T.M. Brooks. (1995) The Future of Biodiversity. Science 269: 347-350.
The Mediterranean: A Biodiversity Hotspot Under Threat (2008). The IUCN Red List of Endangered Species Factsheet. Species Survival Commission.
Evaluación de sostenibilidad ecológica del sistema forestal análogo a un sistema agroforestal convencional y un pastizal, tomando como referencia al bosque nativo en la Comunidad de Nuevo Mundo, Cantón San Miguel de los Bancos, Pichincha, Ecuador. Red Internacional de Forestería Análoga (RIFA). Torres-Gallardo, Jose David (2007).

En la red:
Guayapi Tropical (comercialización productos certificados FGP)

No hay comentarios: