5 de noviembre de 2010

OBJETIVO: PARAR A SARAH PALIN

  • Palin no tenía nada que perder y mucho que ganar en las elecciones del 2-N
  • Algunos analistas sostienen los votantes conservadores no están con ella
Donnell, la candidata del Tea Party que perdió en el estado de Delaware frente al demócrata Chris Coons (el 'pinchazo' más sonado de Palin junto a Sharron Angle en Nevada).
"No sentí placer en el momento de pronosticar que O'Donnell no podía ganar", asegura Rove. "Dijo muchas estupideces e intentó lavar su imagen demasiado tarde. Tenía razón en muchos temas, pero no estuvo atinada a la hora de responder a las preguntas de la prensa... Creo que nos ha servido como lección".

Los riesgos de O'Donnell son, en opinión de Rove, los mismos que afrontaría Palin en una contienda presidencial. Como su pupila en Delaware, la ex candidata a la vicepresidencia con McCain sería capaz de atraer el voto conservador en las primarias. Su falta de 'tirón' entre los no republicanos (el 54% de los norteamericanos tiene una opinión negativa sobre ella, frente al 38% con una visión favorable) sería su talón de Aquiles en unas presidenciales, unida a su tendencia a los gazapos y su "fobia" a los medios.

Como ha quedado en evidencia en Alaska (donde su 'protegido- Joe Miller disputa el escaño del senado a la republicana Lisa Murkowski), Palin podría abrir definitivamente la caja de los truenos del Tea Party y provocar una 'guerra civil' entre los republicanos que a la larga favorecería a los demócratas.
Otros analistas sostienen que la popularidad de Palin ha sido hinchada por los medios y que la mayoría de los votantes conservadores no están con ella. En la cumbre Value Voters celebrada recientemente en Washington, Palin quedó la quinta en una 'votación de paja' entre posibles candidatos presidenciales.

El primer puesto fue para el congresista de Indiana Mike Pence, 51 años, uno de los republicanos más influyentes en el Capitolio, que ya ha dado los primeros pasos para la candidatura en las primarias. El segundo fue el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee, seguido de Mitt Romney, que ha cuidado mucho su relación con el Tea Party por lo que pudiera pasar. El cuarto en discordia, también por delante de Palin, fue Newt Gingrich, ex líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, que lleva años planeando su vuelta al ruedo como adalid del auténtico espíritu conservador.

Desde su atalaya en Alaska, en el papel de eterna 'cheerleader' de la causa conservadora, planeando ya el momento exacto en el que anunciar su candidatura al 2012, Sarah Palin envió a sus candidatos y a sus seguidores un twitter de felicitaciones múltiples...

"!Como siempre, orgullosa de ser americana! Gracias a los Conservadores Constitucional es con sentido común. Gracias por quedaros sentados y callados. ¡Habéis 'refudiado' a la extrema izquierda!".

Carlos Fresneda, Nueva York
Publicado en El Mundo.es America

No hay comentarios: