12 de octubre de 2010

OBAMA LEVANTA LA PROHIBICIÓN TEMPORAL PARA BUSCAR PETRÓLEO A GRANDES PROFUNDIDADES

.
A un mes de sellar el pozo.

  • 'He decidido levantar la moratoria a las perforaciones petroleras', dijo Salazar
  • La moratoria no expiraba hasta el próximo 30 de noviembre
 El secretario de Interior, Ken Salazar, en un acto reciente. | AFP

La Administración Obama ha decidido levantar la prohibición temporal que pesaba sobre la prospecciones petrolíferas a gran profundidad desde el accidente de plataforma de BP en el Golfo de México, el pasado 20 de abril.
“Hemos hecho unos progresos significativos para reducir los riesgos asociados con las perforaciones marinas a gran profundidad”, ha anunciado en rueda de prensa el secretario de Interior Ken Salazar. “He decidido que es apropiado levantar la suspensión a todas las compañías que estén dispuestas a subir el listón de la seguridad”.
Las compañías petroleras llevaban meses presionando a la Administración Obama, alegando los daños económicos causados por la moratoria. La propia BP advirtió que sería incapaz de pagar las compensaciones estipuladas de 20.000 millones de dólares si no levantaba la prohibición temporal.
Con 3.800 plataformas activas y más de 50.000 pozos de gas y petróleo, el Golfo de México era y sigue siendo un auténtico “campo de minas”. Pese al impacto ambiental, el mayor derrame de petróleo en la historia de Estados Unidos (780 millones de litros de crudo) apenas ha alterado los planes de la industria para seguir explotando el crudo a profundidades cada vez mayores.
La moratoria afectaba en concreto a 33 prospecciones, a más de 80 kilómetros de las costas del estado de Luisiana, que se encontraban en un estado avanzado o incluso similar a la plataforma accidentada de Deepwater Horizon, que saltó por los aires por una fuga de metano durante el sellado temporal del pozo, en la fase transitoria de la exploración a la explotación.
Bajo la vigilancia directa de la Agencia de Gestión de la Energía en los Océanos, la Administración Obama pretende acabar ahora con la connivencia que ha existido en la última década entre la industria del petróleo y los órganos reguladores.
Según anticipó ayer Ken Salazar, las futuras prospecciones deberán cumplir con las nuevas reglas de “certificación de seguridad” para mejorar los mecanismos preventivos, las respuestas de emergencia y la preparación de los trabajadores.
El levantamiento de la moratoria ha sido duramente criticado por los grupos ecologistas, que reclamaron a la Administración Obama la suspensión total de las perforaciones a grandes profundidades hasta que no exista un informe concluyente sobre las causas y los efectos del derrame del Golfo de México.
Los ecologistas han criticado también a la Casa Blanca de dar un carpetazo prematuro al derrame con un informe, criticado por numerosos científicos, que concluye que tres cuartas partes del petróleo derramado ha sido recuperado o ha “desaparecido” por la acción natural y por el efecto de los dispersantes.

Carlos Fresneda, enviado especial San Francisco
Publicado en El Mundo
.

No hay comentarios: