21 de octubre de 2010

JAMES CAMERON, CONTRA LOS GIGANTES DEL PETROLEO

     James Cameron en una rueda de prensa durante el Avatar Global Media Day. | AP

California se ha convertido estos días en una suerte de Pandora por cuenta del cambio climático. James Cameron se ha puesto al frente de una insólita coalición de Hollywood y Silicon Valley, dispuesto a defender con flechas la ley del clima que impulsó en su día 'Gobernator' Schwarzenegger y que el 2 de noviembre de someterá a referéndum.
Los malos de la película son los hermanos Charles y David Koch, los "petroleros" de Wichita, Kansas, que llevan años financiando a los "escépticos" del calentamiento global y han donado un millón de dólares a la campaña para tumbar la ley de California (conocida como la Proposición 23).
James Cameron ha respondido poniendo otro millón de su propio bolsillo e incitando a empresarios y activistas a una rebelión al estilo 'Avatar' contra los magnates del oro negro. Más de 68 inversores en energías renovables han respondido esta semana a su llamada y han recalcado los logros alcanzados gracias a ley del clima, que pretende impulsar el giro hacia las renovables y reducir las emisiones de CO2 en California (volver en el 2020 a los niveles que existían en 1990).
Schwarzenegger, que está tramando la vuelta al cine con su amigo Cameron, se ha tomado la cosa como un asunto personal. Pese al desempleo rampante del 12,3% y su bajísimo nivel de popularidad, 'Gobernator' aspira a una redención final con el respaldo mayoritario de los californianos a su "visionaria" ley del clima, repudiada por la América ultraconservadora y profunda.
"A las compañías petroleras de Texas no les gusta nuestras leyes ambientales", ha dicho Schwarzenegger a su paso por San Francisco. "¿De verdad cree alguien que esas compañías, con su corazón negro de petróleo, están gastando millones para proteger nuestros puestos de trabajo? Lo que está en juego no es la capacidad para crear empleo, sino su capacidad para seguir contaminando y logrando beneficios (...) Por eso pido a todo el mundo que haga todo lo posible para que los californianos voten 'no' a la Proposición 23" .
'Gobernator' confía en el tirón de taquilla de James Cameron, capaz de embarcar en la causa al cofundador de Intel, Gordon Moore, que ha donado un millón de dólares, y al cofundador de Google, Sergey Brin (200.000 dólares). Un conglomerado de empresas de Silicon Valley ha puesto 125.000 dólares sobre la mesa, aunque la mayor aportación ha sido la de la National Wildlife Federation, con tres millones, arropada por otros grupos ecologistas como el Natural Resources Defense Council y ClimateWorks.
En la balanza provisional, las huestes del "supertaquillero" Cameron ganan por 29 a 9 millones de dólares, aunque los hermanos Koch no se dan por vencidos y amenazan con inundar las televisiones californianas con una artillería de anuncios y efectos especiales en la batalla final.
Al fin y al cabo los Koch –cuya fortuna conjunta supera los 35.000 millones de dólares- figuran entre los hombres más ricos de América y se han permitido el lujo de donar 100 millones de dólares a la "contrarrevolución" del Tea Party... Y proteger de paso su imperio de pozos, refinerías y oleoductos, "blindados" contra las flechas de Cameron, Schwarzenegger y sus secuaces.

Carlos Fresneda, San Francisco
Publicado en El Mundo América
.

No hay comentarios: