25 de octubre de 2010

DESCUBREN GRANDES MANCHAS ANARANJADAS EN EL GOLFO DE MEXICO

 Imágenes captadas por Greenpace de las manchas que han aparecido en el Golfo de México
  • La Guarda Costera asegura que se trata de la aparición de algas rojas
  • Los pescadores dicen que son similares a las del vertido BP
Seis meses después del accidente de la plataforma de petrolífera de BP, grandes manchas anaranjadas han vuelto a aflorar a la superficie del Golfo de México, en pleno delta de Misisipí. La Guarda Costera asegura que se trata de algas rojas, aunque los capitanes de varios barcos ponen en duda la versión oficial y aseguran que son manchas similares a las avistadas durante los primeros días del vertido.
El diario local 'Times-Picayune' ofrece hoy las impactantes imágenes, captadas por el fotógrafo Matthew Hinton, en un vuelo de reconocimiento en la zona conocida como West Bay. El fotógrafo local decidió explorar la manchas, extendidas en una superficie de más de 50 kilómetros cuadrados, ante el testimonio de varios pescadores.
Las manchas alargadas de color anaranjado (muy similares a las que se detectaron durante la primera fase del derrame) empezaron a aparecer en la superficie desde hace aproximadamente una semana. El diario 'Times-Picayune' asegura que los pescadores comunicaron su descubrimiento a la compañía BP y a la Guardia Costera y que no obtuvieron la menor respuesta.
Robert Barham, secretario de Pesca del Estado de Luisiana, confirmó ayer la presencia de las manchas en la superficie y anunció el posible nuevo cierre para la pesca de una amplia superficie hasta que se analice el agua en un laboratorio.
"Nosotros también vamos a mandar muestras a un laboratorio", declaró al 'Times-Picayune' un portavoz de los pescadores. "Nunca hemos visto algas de ese color, tan pegajosas y oliendo a petróleo. La única manera de evitar que se pegaran al casco era usando disolvente".
La noticia se produce tres días después de que almirante de la Guardia Costera Paul Zukunt y el asesor científico Steve Lehmann anunciaran que apenas quedaba rastro de los 800 millones de crudo derramados en la superficie o en las capas más profundas o en el fondo, de acuerdo con las últimas pruebas efectuadas por al Administración Atmosférica y Oceánica (NOAA).
El descubrimento de las manchas ha reactivado la protesta de los grupos ecologistas que han acusado a la Administración Obama de correr un velo prematuro sobre el vertido de BP. El pozo accidentado fue sellado parcialmente en el mes de julio y dado oficialmente por por "muerto" en septiembre, cuando concluyó la construcción de un pozo de "alivio".

Carlos Fresneda, Nueva York

No hay comentarios: