21 de agosto de 2010

¿SE BAÑARÁ BARACK OBAMA EN AGUA CONTAMINADA CON MATERIAS FECALES?


Bienvenida a la familia Obama en West Tisbury, | Reuters

  • La playa donde veranean los Obama, contaminada con materias fecales
Una semana después de darse un chapuzón con Sasha en el Golfo de México, Barack Obama se enfrenta a un nuevo reto: las playas de 'Tisbury Great Pond', el lago de agua salada frente la casa donde veranea en 'Martha's Vineyard', han estado cerradas por altos niveles de enterococos (una señal de que el agua ha podido ser contaminada con materias fecales).

La mala suerte persigue a los Obama durante estas turbulentas y accidentadas vacaciones. La primera familia pensaba aprovechar los diez días ininterrumpidos de descanso en la 'Blue Heron Farm' para relajarse por fin, pero se ve que la maldición veraniega les ha acompañado hasta la codiciada isla de Massachussetts.

"No es mi trabajo recomendar o no al presidente que se bañe en Martha's Vineyard", ha declarado al 'Boston Herald' John Powers, responsable de salud pública de West Tisbury. "Mi labor consiste en hacer las mediciones y tomar las acciones apropiadas".

John Powers admite que dos de las playas contaminadas -Long Cove Pond y Sepiessa Point Beach- están cerca de la granja donde veranean los Obama. Las autoridades locales han advertido que la presencia excesiva de enterococos puede causar irritaciones en la piel, vómitos y diarrea.

Otras cuatro de las playas más populares de la isla en Oak Bluffs han colgado los carteles de 'Prohibido Bañarse' por los altos niveles de bacterias coliformes.

200 playas de Massachussetts

Hasta la fecha, un total de 200 playas de Massachussetts se han visto afectadas este verano, debido posiblemente al elevado número de tormentas que han colapsado los sistemas de alcantarillado o a fugas procedentes de granjas industriales.

¿Se bañará pues Obama en aguas posiblemente contaminadas con materia fecal? Es la pregunta que a estas alturas se hacen los vecinos y turistas de 'Martha's Vineyard', donde la visita del presidente ha causado bastante menos expectación que el año pasado por estas fechas.

El otro baño de Obama -emulando la "machada" de Fraga en Palomeras- sigue dando que hablar al cabo de una semana. Para empezar, el presidente no se bañó siquiera en las playas del Golfo (que estaban con bandera roja por la amenaza de tormenta) sino en las plácidas y protegidas aguas de la bahía de San Andrés.

El congresista demócrata Ed Markey ha condenado a estas alturas el baño como parte de una campaña orquestada desde principios de agosto, cuando se presentó el informe que revelaba que el 74% del petróleo vertido se había "esfumado". El gesto de Obama, asegura Markey, ha servido para crear una "falsa complacencia".

Carlos Fresneda, Nueva York
Publicado en El Mundo
.

No hay comentarios: