10 de julio de 2010

¿QUIEN GANARA LA FINAL?


Ya las élites dominantes de los romanos echaron mano de la formula magistral para contener la rebeldía contra lo injusto que pudiera darse y se daba, en las masas dominadas. Pan y circo mientras se derrumbada el imperio, se cometían tropelías y abusos, se mal gestionaba el capital disponible y se maltrataba al prójimo y al lejano. Tengo la sensación que no ha cambiado mucho el tema.

Abruma echar un vistazo, aunque virtual, al noticiario global. En Irán, una mujer, a punto de ser apedreada hasta la muerte por un tribunal de semejantes, recibe el apoyo de la cordura de una pequeña pero visible parte de los foráneos para evitar el acto de locura colectiva. La lapidación, como tantas otras cosas, deberían quedar en los anales de la historia, una historia lamentable, cutre y mediocre. El movimiento global acaba de salvarle la vida a esa mujer que noha hecho ningun mal a nadie, salvo el que indica su doctrina.

En Roma, los representantes de una tendencia religiosa que tiene también que ver con llos tiempos de siempre del imperio del pan y circo, andan agitados para salir del paso a eso que la esencia de la biología no permite acotar, y como reprimir forma parte del dominio entre humanos, los más débiles llevan pagando desde que la institución y una parte demasiado grande de sus accionistas tienen orgasmos injustos y no deseados por la otra parte, la débil y perdedora.

Y aquí caen como moscas en manos de la justicia compleja, tiranos elegidos en democracia que roban a raudales mientras sus dirigentes entorpecen los anhelos de algunos pueblos por dirigir sus destinos sin pasar por dominadores caducos, lejanos y casposos. Mientras, dirigentes de países socializan las perdidas de un sistema corrupto global basado en el capitalismo salvaje y criminal (gracias Naomi Kleim por tus directas visiones) que es tan hábil que recurre a la fórmula de los torpes romanos de hace dos siglos para contener, con éxito demostrado, los atisbos de un malestar global, y para ello se utilizan hasta a un pulpo cachondo metido a adivinador del culto masivo, se remueve romance del sector negocio del balón entre macho y hembra de lo más normal, y se convierte en dioses a chavales que no han hecho otra cosa en la vida que correr detrás de una pelota, y con su habilidad adquirida, contentar a las masas mientras este mundo material, tan real y necesitado de urgente atención y sus equilibrios naturales, mucho más, se desmontan más rápido de lo previsto.

¿Cuanto aguantaremos siendo conscientes, por lo menos una parte de los usuarios del sistema global, de que lo habido no ha servido para nada o para poco más que extender como una mancha de aceite a los millones de miembros de una especie depredadora que todavía se mata a pedradas, mantiene estructuras de mentiras, vicios dañinos y dominadoras en lo más alto de la influencia cultural y económica, se entretiene admirando a los guerreros bien pagaos y no defiende con firmeza la perdida de sus derechos y de la seguridad para sus vidas?. Quizás estamos ya por primera vez en la generación padre que imagina que sus hijos van a vivir en peores condiciones.

¿Ganara una de las dos partes la final? o el partido está perdido para los dos bandos, uno el infantilizado que no tendrá tiempo de entender que el tiempo de su mundo humano feliz se ha acabado ya y hay que ponerse a trabajar duro y otro que, tildado de agorero y hasta dogmático, ve como los limites están a punto de comenzar el desbordamiento desde la gran obra realizada sobre un planeta acogedor y a punto de alterarse tanto que la vida humana puede que sea, una pura lucha por la supervivencia donde dominarán quizás y siempre con armas de fuego y con armas culturales, los que mejor mantengan el circo, repartan lo mínimo de pan para contener a los máximos y no se adapten, por limitados e interesados, a las tendencias y previsiones de la parte formada por lo mejor de la inteligencia y la justicia social global.

El otro día viví con emoción casi infantil gracias a la red, el aterrizaje en tiempo real en Suiza de un aeroplano solar que voló 26 horas gracias al sol y a la tecnología humana más inteligente y mejor empleada. Escuchar las declaraciones de sus impulsores fue pan sin circo para mis convicciones, es posible ya y ellos lo demostraban poner todo en el asador para desarrollar cuanto antes la economía solar y soñar con repartir sus beneficios entre los ganadores y los perdedores (ahora mayoría). Y a pesar de tener cerca o muyorganizados a un buen grupo de fascistas energéticos y negacionistas de todo lo que suena a libertad, y riesgos para los capitales que defienden, ese político del cambio difícil y gracias a un tubo roto de petróleo allá en la zona bien, decide que una empresa española se desborde en la la bolsa porque va a construir la mayor planta termosolar del mundo, allá en Arizona. No hace más de dos semanas que visite el Solar Decathlon Europe en la ribera urbana del Manzanares, donde 17 casas pequeñas, confortables y autosuficientes energéticamente, daban otro toque real de cambio en directo riguroso y en un país aladrillado donde algunas taras desmontan felicidad. En las cercanías, unas activistas de la cocina saludable, con unas pequeñas parabólicas solares, que conozco bien, sacaban de una de ellas una paella para 24 comensales en platos piramidales, 9 kg de comida, realizada en 1:45 horas y con tan sólo 3 minutos de atención humana, no se conoce de momento ninguna tecnología que pueda superar en limpieza, inteligencia y democracia energética a esas parábolas mirando a un sol bondadoso. Nada, pequeñas cosas que pasan que me ayudan a no caer en la desesperanza.

Me cobijo en un ático de alquiler con unas vistas hermosas, desde la atalaya solar veo la urbanidad de Manresa, al lado las montañas, las mas cercanas más humanizadas, y en la visible lejanía la silueta sorprendente de la obra geológica de Montserrat. Un ventilador ayuda a que la temperatura exterior no agobie la vida en el interior, que no es fácil. Mientras la temperatura sube, en Manresa y en la pequeña gran bola cósmica, me pregunto, aun queriendo evadirme de lo pragmático por no tener capacidad para entender bien lo que está pasando, si será emocionante adaptarnos al mundo real que nos rodea o será un agobio, si en el gran partido de la supervivencia, en vez de ganar y perder, podremos los jugadores cooperar para que la vida humana, al lado de la de las otras especies, pueda seguir siendo como un juego infantil, y llegar a la fase adulta habiendo limpiado para siempre lo que no sirve para nada a las mayorías y favoreciendo a las urgentes formulas por aplicar para poder disponer de un futuro posible más inteligente y solidario.

Por un mundial mundo sin perdedores, porque no que ganemos todos a la vez el más real, vital y emocionante partido de nuestras vidas.

Manolo Vílchez

1 comentario:

oe oe oe oe dijo...

El mundial de energia solar termoelectrica lo esta ganando España por goleada:

http://www.energias-renovables.com/paginas/Contenidosecciones.asp?ID=14&Cod=20940&Tipo=&Nombre=Noticias