2 de junio de 2010

EDUCADISIMA BOFETADA...¡ UNA PRACTICA DE INVESTIGACION EN LA RED...

Esto va de como un brasileño sintió la internacionalización de la Amazonía, allá por el 2000.
Y porque me hago eco de este texto circulante de la red social, pero antes miro que ha pasado con ello. Pues porque lo que dice si fue dicho es honorable. Después de localizar la opinión más confiable, he retocado el texto y ajustado a lo más real el contexto e incluso el nombre y la identificacion de quien se supone dijo lo que dijo. Lo inlcuyo en el texto, por si este circulará por la gran red de todos, y con la idea de hacer el bien sin crear confusión, la misma que a mi me ha hecho dudar y por ende valorar el enorme poder que tenemos todos dentro de la comunidad internet para avanzar, con este pequeño ejercicio, hacia la verdad de las cosas. El supuesto está en la wiki y al completo con indice de mucha de su obra política en la versión en inglés. Al final he pegao, como complemento pedagógico, el post y enlace al foro de donde lo he sacado.

Que disfrutes de lo dicho por quien lo dijo, que seguro no fue su primo Chico, un juglar de bossa nova y novelista, te pueda inspirar en la defensa ambiental de un mundo que se nos va ya de las manos.


DECLARACIONES DE
CRISTOVÃO BUARQUE. EN AQUEL ENTONCES MINISTRO DE EDUCACION DE BRASIL. No todos los días un brasileño les da una buena y educadísima bofetada al PREGUNTADOR.

Durante un debate celebrado el año 2000 en el State of the World Forum en Nueva York
, le preguntaron al ex gobernador del Distrito Federal y Ministro de Educación de Brasil, CRISTOVÃO BUARQUE, qué pensaba sobre la internacionalización de la Amazonia. El joven estadounidense introdujo su pregunta, diciendo que esperaba que respondiera como un humanista y no como brasileño.

Ésta fue la respuesta del Sr. Cristóvão Buarque:

Realmente, como brasileño, sólo hablaría en contra de la internacionalización de la Amazonia. Por más que nuestros gobiernos no cuiden debidamente ese patrimonio, es nuestro.

Como humanista, sintiendo el riesgo de la degradación ambiental que sufre la Amazonia, puedo imaginar su internacionalización, como también de todo lo demás, que es de suma importancia para la humanidad.

Si la Amazonia, desde una ética humanista, debe ser internacionalizada, internacionalicemos también las reservas de petróleo del mundo entero.

El petróleo es tan importante para el bienestar de la humanidad como la Amazonia para nuestro futuro. A pesar de eso, los dueños de las reservas creen tener el derecho de aumentar o disminuir la extracción de petróleo y subir o no su precio.

De la misma forma, el capital financiero de los países ricos debería ser internacionalizado. Si la Amazonia es una reserva para todos los seres humanos, no se debería quemar solamente por la voluntad de un dueño o de un país. Quemar la Amazonia es tan grave como el desempleo provocado por las decisiones arbitrarias de los especuladores globales.

No podemos permitir que las reservas financieras sirvan para quemar países enteros en la voluptuosidad de la especulación.

También, antes que la Amazonia, me gustaría ver la internacionalización de los grandes museos del mundo. El Louvre no debe pertenecer solo a Francia. Cada museo del mundo es el guardián de las piezas más bellas producidas por el genio humano. No se puede dejar que ese patrimonio cultural, como es el patrimonio natural amazónico, sea destruido y manipulado por el sólo placer de un propietario o de un país.

No hace mucho tiempo, un millonario japonés decidió enterrar, junto con él, un cuadro de un gran maestro. Por el contrario, ese cuadro tendría que haber sido internacionalizado.

Durante este encuentro, las Naciones Unidas están realizando el Foro Del Milenio, pero algunos presidentes de países tuvieron dificultades para participar, debido a situaciones desagradables surgidas en la frontera de los EE.UU. Por eso, creo que Nueva York, como sede de las Naciones Unidas, debe ser internacionalizada. Por lo menos Manhattan debería pertenecer a toda la
humanidad. De la misma forma que París, Venecia, Roma, Londres, Río de Janeiro, Brasilia... cada ciudad, con su belleza específica, su historia del mundo, debería pertenecer al mundo entero.

Si EEUU quiere internacionalizar la Amazonia, para no correr el riesgo de dejarla en manos de los brasileños, internacionalicemos todos los arsenales nucleares. Basta pensar que ellos ya demostraron que son capaces de usar esas armas, provocando una destrucción miles de veces mayor que las lamentables quemas realizadas en los bosques de Brasil.

En sus discursos, los actuales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos han defendido la idea de internacionalizar las reservas forestales del mundo a cambio de la deuda.

Comencemos usando esa deuda para garantizar que cada niño del mundo tenga la posibilidad de comer y de ir a la escuela. Internacionalicemos a los niños, tratándolos a todos ellos sin importar el país donde nacieron, como patrimonio que merecen los cuidados del mundo entero. Mucho más de lo que se merece la Amazonia. Cuando los dirigentes traten a los niños pobres del mundo como Patrimonio de la Humanidad, no permitirán que trabajen cuando deberían estudiar; que mueran cuando deberían vivir.

Como humanista, acepto defender la internacionalización del mundo; pero, mientras el mundo me trate como brasileño, lucharé para que la Amazonia, sea nuestra. ¡Solamente nuestra!

El texto fue pubicado como artículo en septiembre de ese año por el propio exministro, catedrático y senador del PT en O Globo y Correo Blasileiro.

aquí en un montaje visual con música incluida, pero con lo errores mantenidos:


Llegado por email de un amigo que ama los árboles, los bosques y sus servicios
Manolo Vilchez


Comentario de sátrapa Ph - 15 Noviembre '06 - 21:55

Estimadas todas:

Dado el total regocijo de algunas insignificancias ante la posibillidad de que la información que nos trae Pedro fuera apócrifa y se tratara de una genial maniobra de la guerrilla de la comunicación se ha puesto en marcha una subcomisión de la vicesatrapía de autentificación de datos.

Antes de ofrecer los resultados de las pesquisas, alegrarnos de la reaparición de calac (nos reconforta leer los comentarios de tan sensata lectora), y dedicarle unas breves lineas al amigo o amiga Brasuca:

Sentimos que de los argumentos vertidos por sus insignificancias como crítica a la autoría personal de los textos literarios se haya podido deducir que éstos sean traducciones literales de ideas, libres de contexto y situación concreta, carentes de la fuerza perlocutiva que la situación de enunciación y el estatus del sujeto de la enunciación les confieren. Sin duda no hemos sabido explicarnos bien. Es presisamente por esas razones por las que se critica la distorsión ideológica que la firma-autor produce en el texto, contexto y situación, y por lo que se propone, entre otras cosas, el anonimato. Ahora bien, la verdad es la verdad la digan Agamenón o su porquero, aunque evidentemente la situación concreta y las intenciones
con que tales verdades se enuncien por uno u otro, tendrán diferentes resultados pragmáticos. Esto se debe a que hay distintos usos, juegos, del lenguaje. Que las palabras hacen cosas es algo que nunca hemos querido negar. Justamente el blanco de la mayorías de nuestras críticas se dirigen hacia el problema del sujeto de la enunciación en un contexto y situaciones
concretas; el sistema capitalista de producciçon y consumo de mercancías, y en cómo el sujeto de la enunciación opera como fetiche en la mercantilización de discursos privándoles de la materialidad que permitiría que esas palabras hicieran determinadas cosas (esto es confiriendoles un valor de intercambio simbólico para el cual es necesario hacer abstracción
de su valor de uso). En cualquier caso, abre usted una vía interesantísima para la argumentación que le agradeceríamos desarrollase más extensamente, para que todos pudieramos reflexionar sobre el asunto.

Ahora, Brasuca, Calac, insignificancias todas, la información vertida en esta entrada contiene errores.

1º El ministro de Brasil al que hace referencia el texto lo fue de educación no de cultura (debió usted leer mal brasuca): cristovam buarque, fue efectivamente ministro de educación de Brasil, que no es el mismo individuo (Chico, juglar de bossa nova y novelista) que nos anuncia Pedro.

La confusión sin embargo es comprensible.

2º El hecho citado sucedía en 2000 en el Satate of the World forum en Nueva york, y fue publicado como artículo en septiembre de ese año por el propio exministro, catedrático y senador del PT en O Globo y Correo Blasileiro.

3º El texto jamás fue publicado por el NY Times u otro diario de gran tirada como el Usa today.

4º Su amplia difusión por internet en diversos idiomas ha funcionado como teléfono escacharrado y sembrado dudas acerca de la autenticidad del texto.

Aunque siempre puede resultar que a pesar de este rastreo de autentificación, el comentario sea verdaderamente apócrifo (ya que los citados diarios brasileiros no tienen sus archivos en la red y una hemeroteca Brasileira nos queda muy lejos), como dicen que lo son la carta
del cacique Seattle o los discursos samoanos sobre los pappalayi: tres textos estupendos. Afirmar que no lo son, evidentemente busca un determinado efecto, y afirmar que lo son, imagino debe buscar otro: si jugamos al juego pragmático debemos aclarar nuestras intenciones para afirmar una cosa o la otra, y si lo hacemos al juego referencial de verdad, comprobarlo.

Para escépticos y curiosos, de tendencias materialistas, facilitamos algunas páginas por si quisiera consultarlas.

http://www.rebelion.org/opinion/040204am..
http://www.almacarioca.com.br/cro38.htm
http://www.brazilchannel.com.br/noticias..

No hay comentarios: