24 de junio de 2010

EL "PURGATORIO" DE LOS PELICANOS

Una de las veterinarias durante sujeta un pelícano durante los trabajos de limpieza. | Carlos Fresneda
  • Los pelícanos pardos son ahora el símbolo lacerante del desastre en EEUU
  • En la nave de Fort Jackon el daño es ya bien visible
  • En el trailer de 'descompresión' reciben fluidos y alimento

Llegan los pelícanos pringados en ese barniz mortífero. Se quedan fosilizados, con el pico pegado al cuello, y miran a los visitantes con ojos inquisitivos y recriminatorios, como preguntándoles en silencio: "¿Qué nos habéis hecho?".

Los pelícanos pardos, emblema de Luisiana, son ahora el símbolo lacerante del mayor desastre ecológico en la historia de Estados Unidos.

Desaparecieron de estas costas en los años setenta, por el uso y abuso del DDT, y se habían recuperado milagrosamente en las dos últimas décadas. Acababan de salir de la lista de 'especies en peligro', y ahí les tenemos, masticando su suerte mientras esperan turno para ser 'descontaminados'.

En el proceso de limpieza, algunos pelícanos intentan rebelarse

Un operario mantiene el pico del pelícano cerrado.

Estamos en una nave idustrial Fort Jackson, reconvertida en centro de recuperación de las aves afectadas por el vertido del Golfo de México. Por aquí habían pasado hasta este martes 634 pájaros, en su mayoría pelícanos pardos, atrapados sin remedio en esa especie magma marrón que ha golpeado las islas 'barrera' y las marismas del Misisipí.

El parte de 'guerra' del vertido está aún muy lejos del Exxon Valdez: 957 aves muertas, 320 tortugas, decenas de delfines y un cachalote. Los oceanógrafos advierten, sin embargo, que aún no hemos visto nada, y que el daño mayor es el que se está cociendo en las profundidades marinas.

En la nave de Fort Jackon, sin embargo, el daño es ya bien visible. "La oleada empezó hace dos semanas y desde entonces no paramos", reconoce Jay Holcomb, director del International Bird Rescue Center de California, con 200 vertidos de petróleo a sus espaldas (el caso español del 'Prestige' entre ellos).

"En Galicia rescatamos sobre todo alcatraces, cormoranes, frailecillos y gaviotas", recuerda.

Los pelícanos se llevan la peor parte

"Aquí la peor parte se la están llevando los pelícanos, no hay más que verlos. Pero por más malas que sean las condiciones en que nos llegan, siempre hay esperanza. Son unas aves hermosas y resistentes. Lo que necesitan es desprenderse de la capa de petróleo para poder volver a volar y a flotar. Es una labor fatigosa, pero hemos logrado un porcentaje de supervivencia del 80%".

Los pelícanos son rescatados por los equipos de Servicio de Pesca y Vida Silvestre en las zonas más afectadas por el vertido y llegan hasta aquí en jaulas especiales, transportados en barcazas. Un equipo de seis veterinarios los reconoce uno a uno y los etiqueta.

De ahí pasan al trailer de 'descompresión', donde reciben fluidos y alimento, y un tratamiento con Pepto-Bismo para proteger el tracto digestivo (el petróleo, ingerido en grandes cantidades, puede destrozarles los riñones y el hígado).

En un par de días, pasado el 'estrés' inicial, los pelícanos son trasladados a la nave industrial, donde aguardarán su turno en amplios contenedores de madera habitalitados temporalmente como jaulas... Danene Birtell, que forma parte del equipo de 'limpiadores', viene corriendo con el último ejemplar de cinco kilos en sus brazos. La clave, asegura, está en "mantenerles el pico cerrado".

El lavado de los pelícanos: detergente limpiavajillas

En la mesa de preparación se les aplica aceite vegetal. Llegan después los pelícanos la barreño de lavado, y ahí conocen las virtudes espumosas de Dawn, el detegente limpivajillas que ha demostrado no tener rival a la hora de diluir el petróleo. Algunos intentan desplegar sus enorme alas: uno de los cuidadores se encarga siempre de inmovilizarlos, el otro limpia y limpia.

Dos veterinarios introducen al pelícano en un bidón con agua y detergente

Primero, el minucioso lavado de las manchas en el pico y en la cara, con cepillos de dientes y esponjas. De ahí directamente al enjuague, con especial atención al plumaje de las alas, para que no queden restos ni de detergente ni de petróleo.

En 45 minutos, después de una trago largo de fluido para reponer fuerzas, los pelícanos están listos para la secadora, que los dejará como si les acabaran de hacer la permanente.

Harold Doucet se encarga de la parte final, y pone especial interés en no cegarles los ojos con la manguera... "Es increíble la conexión emocional que puedes tener con estos pájaros. Sientes con ellos todo el estrés, y finalmente el alivio. Se rebelan a ratos, pero acaban cediendo. Creo que instintivamente saben lo que les espera".

A las jaulas del exterior se les llama 'Islas Pelícano'. Allí esperan tal día como hoy su destino un largo centenar de pelícanos pardos, con su lustroso plumaje y sus renovadas ansias de volar.

'Nadie sabe lo que pueden tardar en regresar'

Partirán rumbo a las costas de Texas y Florida, donde criarán y harán tiempo hasta que puedan volver a las marismas Luisiana.

"Nadie sabe lo que pueden tardar en regresar", asevera Jay Holcomb. "En el Prestige, como en el Exxon Valdez, sabíamos al menos la cantidad de petróleo que podía salir al mar. En esta catástrofe, plagada de incertidumbres, sólo hay una cosa cierta: la cosa empeorará cada vez más si no logramos cerrar pronto el pozo".

BP, por cierto, paga la factura de los seis veterinarios y los veinte especialistas, más el despliegue de maquinaria y el manjar diario de cientos de sardinas que dejan en el hangar un inconfundible olor portuario. Es la hora de la comida, y los pelícanos 'apestados' salen por fin de su triste inmovilidad y abren de par en par su enorme pico.

"Sé que ha habido mucha polémica recientemente sobre si merece la pena rescatar a las aves, teniendo todas las que mueren y posiblemente morirán", admite Melanie Driscoll, responsable del grupo Audubon en Luisiana.

"Pero mira a estos pájaros a los ojos y dime si no teon, entra una oleada de compasión. Tenemos que hacer todo lo humanamente posible por rescatarlos".

Carlos Fresneda, Fort Jackson (Luisiana)
Publicado en El Mundo América
.

22 de junio de 2010

YOLANDA DELGADO, PRACTICANTE DEL VIVIR BIEN CON MUY POCO

Defensora de la importancia de los 'bienes comunes', asesora en el cultivo de huertos colectivos y divulga los beneficios del consumo local y orgánico

Llego al lugar de encuentro, situado en el corazón del barrio de Gracia (Barcelona), y ahí está Yolanda, semillas en mano, dando orientaciones para su siembra al colectivo de noveles agricultores urbanos a los que ayuda y forma en el cultivo de alimentos al lado de casa. Pol y Eva, de 10 y 8 años, son los más jóvenes; viven a tres metros de altura sobre el huertecillo. Desde el balcón, ambos son los vigilantes durante la semana y los que ven más de cerca cómo las semillas pasan a plántulas y, luego, a fruto que riegan y miman. Mireia Estrada
da el pecho a su bebé sentada al lado de sus padres, que comparten la tarde y las labores. Ella también vive frente a ese pequeño oasis en medio de la ciudad, propiedad de su familia, al que ha dado un nuevo impulso para compartirlo con algunos vecinos y amigos, mientras el
agua y el sol se relacionan con la cuidada fertilidad de una parte del terruño que visita semanalmente Yolanda. Hoy está Hector Soriano, su sobrino de 14 años, que le ayuda en las labores del huerto.

Yolanda tiene treinta y tres años y podríamos definirla como una "técnica en multiecoservicios a la comunidad" que se mueve entre el arte y las labores en la naturaleza.
Reside en Manresa (Barcelona) y tiene dos antiguas bicicletas recuperadas y aparcadas en las estaciones de Renfe, donde usa el tren para moverse. Con 200 euros de gastos de media al mes y el intercambio, junto al apoyo de la comunidad, vive con un impacto ambiental muy bajo sobre la tierra que nos aloja a todos. Su bicicleta en Barcelona –de nombre Orangina–
tiene una cesta de fruta en el portabultos y, como cuerno de la abundacia, rebosa de bolsas de semillas. La máquina verde está siempre a su lado, pero no es la única que tiene, ya que en Manresa –donde vive en piso compartido con dos personas– resulta fácil saber, a simple vista, si es uno de los días que baja a Barcelona: a 50 metros de la estación de Renfe, la otra bicicleta, la Platino, está aparcada con una cadena en lugar bien visible; como la otra, lleva aquella matrícula del "No Oil" cuyo mensaje empezó a difundirse desde los sillines poco después de irnos a guerrear y controlar el petróleo de Irak.
Yolanda no ha comprado ninguna de sus bicis, las ha recuperado, aunque ha renovado piezas clave, y una de sus grandes inversiones fueron los 150 euros que gastó en cuatro candados. Quizás su humilde acontecer cotidiano pueda inspirarnos ganas de cambios.

tomo de su biografía pinceladas para viajar por aspectos de la vida de esta activista social y ambiental que, con limitados recursos y enorme voluntad de servicio al bien común, no dejan de parecerse quizás a los periplos de muchas personas que sienten por la vida y el entorno un especial respeto y admiración: “Recuerdo que, de pequeña, todo me fascinaba.
De camino a la escuela, pensaba: estoy pisando unas baldosas que una persona ha puesto una a una; los semáforos están coordinados y alguien se ocupa de cambiar las bombillas. ¡Qué increíble todo! No entendía entonces por qué había personas que no sentían amor por su entorno. ¿Existen personas que no quieren calles bonitas, tranquilas y limpias? Me costaba creerlo. En casa no teníamos coche y, ya desde pequeña, me causaban antipatía,
quería ser guardia urbano para multarlos a todos, ¡sobre todo los que ocupaban la acera y no me dejaban ir en bici o pasear!. También me gustaba inventar: ideé una bolsa que, enganchada a la bolsa de pipas, podía evitar a los más perezosos que las cáscaras fueran al suelo."

De su vida familiar, en el barrio de L'Eixample tocando al de Sants, comenta: “Crecí en una familia numerosa, con poco espacio. En un piso de 40 m2, éramos nueve personas. Mis hermanos son mis ejemplos de forma de vida”. Todavía hoy, la cercana cárcel La Modelo le aviva el recuerdo: “En mi infancia pensaba en cómo podría ser un mundo mejor, en las cosas que podían cambiar, incluso imaginé una cárcel ideal: vaya, una no-cárcel en la que los presos trabajaban gratis hasta que la persona afectada les perdonaba”.


Ya desde pequeña, comenzó a modelar aquello de ayudar a los demás: “Pensaba que, cuando fuera mayor, quería hacer cosas para mejorar la vida, ser voluntaria. Pensaba que mis amigos de verdad los conocería en proyectos voluntarios, donde uno se une por afinidades, por ideales, conociéndose de verdad, sin aparentar y sin obligaciones, y así ha sido. Siempre me he preguntado cómo funcionan las cosas, ¿de dónde salen los materiales? ¿Dónde
van a parar cuando no sirven? Pensaba también en los grandes inventos: después de la rueda, sin duda el tampón femenino. Al poco de aceptar que ser mujer no era una putada, me sentí afortunada de que alguien se hubiera estrujado el cerebro pensando en una idea tan fantástica que permitía que te pudieras mover con libertad. Pero también me preocupaba que todo ese material se tirara al váter sin más. ¡Qué insostenible! ¡Y yo colaboro! Afortunadamente, desde hace algunos años, utilizo una copa menstrual y vivo más tranquila con mi ciclo de fertilidad."
Como experiencia vital, a los 19 años comenzó a formar parte del voluntariado social compremetido. Se hizo monitora de tiempo libre y se integro en un esplai (centro de ocio para niños) donde colaboró durante 10 años: “Además, allí, con 22 años, redescubrí la bicicleta. Una sensación que no olvidaré nunca, sentía la libertad de estar flotando por las calles. Las primeras semanas, cuando subía en ella, no podía parar de reír, era perfecto, una
sensación de ¡felicidad enorme! "
Estudió Artes Gráficas, pintura mural, jardinería y explotaciones agrarias y, siempre en paralelo, se ha rodeado de niños o proyectos juveniles. La naturaleza, la creatividad y las redes sociales simbolizan para ella los tres ejes fundamentales de su vida: "Pasé de trabajar en una oficina a trabajar con las plantas. Necesitaba tocar la tierra y sentirme unida a la vida y la naturaleza directamente. Estoy muy contenta con los cambios que he ido haciendo, aunque creo que aún no se han acabado.
Cuando estoy en el campo, al aire libre, todo se ve de otra manera, estoy tranquila. Me resulta difícil tomar el medio natural o rural con el estrés de una ciudad." A medida que ha podido, ha introducido cambios en sus hábitos cotidianos: se instaló un vermicompostador (compostaje de la materia orgánica con lombrices), evita jabones de química dura y utiliza remedios caseros, come sólo de temporada, local todo lo posible y siempre de procedencia ecológica. De esto, mucho tiene que ver con el hecho de vivir en Manresa: "Me sentí acogida por la Escuela Agraria, un lugar increíble lleno de ilusión donde los que allí trabajan imaginan un mundo mejor, lo ponen en práctica diariamente y lo difunden en forma de cursos y formación". En sus instalaciones, ahora trabaja la huerta con dos colegas, y destina la cosecha a la comercialización en red local, además del autoconsumo. Participa en la Associació L'Era y colabora en la organización de actividades de reflexión y difusión de alimentos sanos y ecológicos entre los ecoconsumidores de Manresa.

Pero, aun teniendo poco, ha invertido una parte de sus recursos: “Aún me acuerdo de mis primeros 1.000 euros ahorrados. Quería ponerlos en una libreta de ahorro, como todo el mundo, pero el día antes de ir al banco, la Fundació Terra envió un correo electrónico explicando una iniciativa de participación popular y, de golpe, me hice inversora en la Ola Solar del Mercat del Carmel, en Barcelona: 145 vatios de panel solar producen más del 15% de la electricidad doméstica que consumo y, además, recibo el retorno de mi inversión. Quién me iba a decir que sería microempresaria solarsocial...”

Yolanda se ofrece como orientadora del vivir bien con poco para sacarle mucho a la vida, sin dañar, siempre que sea posible, a nada ni a nadie. Lleva siempre con ella una bolsa, una servilleta y un vaso de plástico duro, y también sé que lleva encima eso que hace especial a las personas y que es un antídoto contra la desesperanza: las ganas de trabajar por el mundo que quiere, con una huella pequeña sobre el planeta, pedaleando hacia un futuro con colores parecidos a los de sus mimadas lechugas.

Manolo Vílchez
Publicado en Integral 366, junio de 2010


Sección Ecoheroes / SE BUSCAN: personas comprometidas con el futuro del planeta, gente implicada en el cambio aquí y ahora, capaces de inspirar con sus ideas y con sus soluciones prácticas. Así definimos a los Ecohéroes, personas visionarias que trabajan por el otro mundo posible y mejor. Las iremos conociendo cada mes en estas páginas.
.

EL HONOR DE LOS "NUNEZ"

.
Jules Nunez (primer plano) y su hijo Randy, propietarios de una lonja en Luisiana. | C.F.
  • Jules y Randy Nunez son pescadores de Luisiana descendientes de españoles
  • Aunque les cueste reconocerlo, son lo que en el sur de EEUU llaman 'islenos'
  • Regentan una de las lonjas más celebres de Bahía Barataria: 'Nunez Seafood'
  • El negocio existe desde hace 60 años y ha sobrevivido a muchos huracanes

El petróleo del Pozo Macondo entra en la Bahía Barataria... No se dejen engañar por la carga literaria y asómense a la cruda realidad: el vertido del Golfo de México azota el mayor estuario de Luisiana.

Cientos de pescadores se quedan en el dique seco, y entre ellos los Nunez, que llevan aquí anclados el tiempo suficiente como para haber perdido la 'eñe' y el acento canario.

Aunque les cueste reconocerlo, los Nunez son lo que aquí llaman 'islenos' (nosotros diríamos 'isleños'). Al abuelo Clemente le recuerdan como 'Grandpa Clement'.

No saben a ciencia cierta de qué isla llegaron sus ancestros, ni en qué año recalaron en la Luisiana. Pero es muy posible que lo hicieran entre 1778 y 1783, cuando Carlos III envió a los pobladores canarios que se adaptaron como pez en el agua a las llanuras aluviales de rodean Nueva Orleans.

El caso es que Jules y Randy Nunez, que nunca leyeron el Quijote, regentan una de las lonjas más celebres de la Bahía Barataria: 'Nunez Seafood'. El negocio familiar lleva abierto desde hace 60 años y ha sobrevivido a incontables huracanes.

En plena temporada, entre 50 y 75 barcos depositan aquí a diario su maná de gambas, cangrejos, lenguados y corvinas. El negocio factura al año dos millones de dólares, pero el vertido lo ha arrojado todo por la borda.

"Nos estábamos recuperando finalmente del Katrina y ahora nos llega esto", se lamenta Jules Nunez, 77 años, en esa especie de camarote varado en el tiempo, decorado con mapas antiquísimos y corvinas disecadas.

"Todos sabemos qué hacer cuando llegan los huracanes, pero nadie nos había preparado para el petróleo. Lo temíamos desde hace tiempo. Rezábamos para que no sucediera... y ahora rezamos para que ocurra el milagro".

Era domingo, y tras la misa de rigor (día estatal de 'plegaria' para frenar el vertido), los Nunez se refugiaron en su lonja porque no había nada mejor que hacer... "Esta es nuestra vida, siete días a la semana. Y aquí esperaremos las noticias, buenas o malas. En el mejor de los casos, habrá que esperar uno o dos años. Hemos puesto las demandas contra BP, pero aún no sabemos nada de compensaciones económicas ¿Que si he escuchado el discurso de Obama? Buenas palabras, pero poca acción...".

A la espera

Jules prefiere sin embargo "no hablar mal de nadie" y esbozar una sonrisa de viejo pescador que se las sabe todas. El timón del negocio se lo pasó hace tiempo a su hijo, Randy, que es el que 'está moviendo los papeles'.

Una vez a la semana, los miércoles, el 'consejero de la crisis' se acerca al centro comunitario de Lafitte para despachar con los pescadores y ponerles al día. El dinero no llega, y la paciencia se va agotando, en medio del insoportable bochorno y del quejido estridente de las chicharras.

"Vuelve dentro de unos meses y te diremos", sentencia Jules. "Lo mismo ha ocurrido ya el 'milagro' y ves los muelles repletos con cajas de cangrejos y gambas. O a lo mejor nos ves igual que ahora, desocupados y pendientes del televisor... Pero aquí seguiremos, no lo dudes. Esta es nuestra vida y de aquí no nos vamos".

Dejamos a los Nunez con una sensación amarga allá en su lonja, en uno de tantos canales que rompen en la inmensa Bahía Barataria. El petróleo entró de lleno hace más de dos semanas y ha estrangulado ya la vida de varios delfines, que llegaron precisamente a la bahía huyendo de la mancha.

El gobernador Bobby Jindal, que tiene una especial querencia por el estuario, ha ordenado el despliegue de medio centenar de balsas de contención, para evitar que el crudo entre en los canales y en las zonas pantanosas.

Poco se puede hacer, sin embargo, mientras el realismo 'sucio' siga brotando a espuertas del pozo Macondo. La tragedia se cuece a fuego lento en la Bahía Barataria.

Carlos Fresneda, (Enviado especial) | Bahia Barataria (Luisiana)
Publicado en El Mundo

19 de junio de 2010

AL MADRID SOLAR HAY QUE VENIR

Por suerte laboral me ha tocao estar en un trozo de la ribera del Manzanares domesticao 100%, a su paso frente al Madrid de los Austria, que por no haber estudiado no se bien ni quien fueron ni que hicieron. Al poco está Príncipe Pio, que debió ser personaje con derecho a plaza por sus acometidas en la ciudad y da nombre ahora al intercambiador de la movilidad transportil colectiva, templo del hacer las cosas bien para facilitar ese habito que tenemos los humanos de no estar nunca quietos, metro, tren, autocares y la M30 bajo nuestros pies fruto del trabajo de una ciudad con obras a doquier y con un alcalde que parece majete y sensible, figura donde todos se miran y conocen por el apellido. Yo de Madrid recuerdo al viejo profesor, Tierno Galvan, como el del que la mayoria estaba contenta de que tuviera el bastón de mando y que le dió a esta ciudad renombre de toleracia y libertad. El otro día en la inauguración del Solar Decathlon Europe, le oí al actual dar la bienvenida al sol y a todos los que tengan a bien visitar hasta el domingo 27, las obras conclusas de la mayor concentración por metro cuadrado de constructores de la revolución solar. A la zona llegan las renovaciones de aire desde la Casa de Campo, y se van o vienen sobre el ahora convertido en interesante parque publico mineral, los coches dirección Extremadura y Portugal. En ese cruce de caminos, ...pongamos que hablo de Madrid, pongamos que hablo de algo que esta ocurriendo y recomiendo conocer. Los vecinos del barrio, o incluso las gentes de los otros, ya saben que allá está en marcha algo relacionado con la energía del sol, con la energía humana.

Lo mio ya no tienen remedio, ser activista emocional de todo lo que tiene que ver con los servicios del lejano/cercano sol al servicio de la especie que tiene para la vida sobre este planeta afortunado, como único cobijo cósmico. Y sabedor de que está a la distancia suficiente para que de momento solo los restos de tormetas termonucleares a 150 millones de kilómetros alteren la electrónica sensible, y quemen la piel de quien se expone a ello más allá de lo lógico. Tengo yo como muy claro que cuando antes evolucionemos hacia el homo solaris, mejor nos puede ir la vida, a nosotros y a las otras especies, de lo que nos quede de estar sobre la gran bola que no es nada es eso que nadie sabe bien que es, ...menudo universo tenemos.

Diecisiete equipos tienen ya montadas sus casas, y las enseñan a todos los que las quieren conocer, en ellas pasa que el sol llega, produce energía en exceso, son de tamaño como tienen que ser las casas y están conectadas con ese viaje, el más alucinante que se puede narrar, donde el foton tarda 8 minutos en llegar, y chocar con lo que pilla, si es un panel solar fotovoltaico, electron alegre, si es un muro de doble camara, aire caliente, si es un planta, alimento... y asi con ello andan los estudiantes de 17 universidades compitiendo, Para saber más vete directo al web, y si no aguantas con lo virtual, ni te lo pienses, viaje al centro del sol bien recibido, bien servicial, bien para el cambio de rumbo que ya hemos comenzado a darpero que tanto trabajo requiere, osea oportunidades. Viaje a centro peninsular de un país que durante unos días demuestra al mundo lo bien que se pueden hacer las cosas.

Estamos currando con el sol y la tecnología demostrando como unos kilos de aluminio reflectante preparan comida con sabores y energía especial. Somos parte de la zona destinada a las actividades, estamos en el tramos de las infantiles, no hay mejor lugar. Pedro, jubilado como maestro de fogones de restaurante comenta que no se lo podía creer, que había visto ayer un arroz hacerse en un recipiente enorme y que olía aquello divinamente, haciendo sus profesionales conjeturas sobre los ingredientes. Juan, vigilante de seguridad, pasa de vez en cuando a echar un vistazo, pregunta que plato se esa cocinando, se aleja a su zona y desde la visual otea lo que allá está pasando. Laura y Nuri, chef solares, se encargan de que los aromas del sol y los productos de su agricultura, transformen los sentidos de los ciudadanos visitantes. De vez en cuando, dejo la megaterio solarizada, faltaría, y me viene Haití a la mente, que cerca está.

Estamos al otro lado de la rivera del tranquilo río, frente a la casa llamada desde lo popular “armadillo”, con su flipante arquitectura hecha con energía solar concentrada, osea madera, y la humana desde una universidad catalana, al poco está la cuadrada de los alemanes, que van vestidos con sus tradiciones, y así 15 más, hasta una de China, donde con el bambú y el feng shui han hecho de las suyas. Todas sorprenden, todas puedes conocer, mientras sensores y jurado, le pegan desde ayer a los 10 parámetros puntuales, al final habrá un equipo ganador, y no por haber corrido más, o haber metido goles, sino por haber conseguido que el sol rinda de lo lindo para que la vida dentro del habitáculo tenga la menor huella ambiental posible.

Yo en Madrid destacaría tres, bueno cuatro cosas, una es que llegan los trenes y el nocturno que une la ciudad con BCN, y por ende los otros con sus otras ciudades. Llegan puntuales, ademas de los que corren mucho, para echarte un desayuno anticrisis, siempre con churros, y con sombrero como útil necesario, pasear y visitar este evento llevado al lugar para estimularnos a que cambiemos este mundo patas arriba. Tendrían que venir todos los profesionales del ladrillo, para aprender, tendrían que venir todos los promotores de empresas obsoletas, para renovarse y no morir, tendríamos que venir todos los posibles, para imaginar que un futuro solar está aquí ya presente, que es trabajo de todos poner orden y concierto en nuestra relación con el cosmos y en nuestro vital vinculo con lo que ocurre en esta bola perdida en la inmensidad y tan bella, dicen los astronautas, vista desde el cielo.

Espera, las otras tres que me faltan son, una el restaurante El Vergel, en el Paseo de la Florida, a 600 metros del Príncipe Pio, allá se comen delicias a buen precio, vegetariano del culto, oasis para cenas postjornada solar. En la parte alta la tienda, y siempre en sus escaleras, la tercera cosa, la Agenda Viva, revistilla gratuita que llega con el cambio de estación e impulsada desde la Fundación Félix Rodriguez de la Fuente, simplemente sorprendente. Y la cuarta, y este fin de semana y los próximos 25, 26 y 27, los días finales del evento, la zona de cocinas solares y la actividad de los colores del Sol, especial chavales. En fin, todo se puede gestionar en un día, intenso sin mas remedio, y desde muchos lares se puede llegar en tren nocturno, y el sol siempre nos acompañará y la mas importante de todas las energías, la humana, esta garantizada y tan dispuesta.

Manolo Vílchez, desde la ribera del Manzanares, enviado solarculinario al Solar Decathlon Euorpe


17 de junio de 2010

EL 'CAZADOR' DE RUIDOS

Benjamin Sachwald se pasa los días con el medidor de decibelios en la mano, “cazando” ruidos en las calles y en los interiores de Nueva York, impecable director del Departamento Acústico de la compañía AKRF. Pero cuando se quita las gafas de sol, es otra historia...

Sachwald ejerce de “disc jockey” en los garitos nocturnos del East Village. Fue batería de una banda de “heavy metal” –Take this City by Nightfall (“Vamos a tomar la ciudad a la caída de la noche”)- y llegó a tocar en el mítico CBGB. Sus grupos predilectos del momento son Wetnurse y Tiger Flowers, y asegura que nada mejor “para cargar baterías” que una descarga matutina de At the Gates.

Nunca ensaya en casa, por respeto a los vecinos. Y cuando quiere escuchar a todo volumen se pone los casquitos. A los conciertos va siempre con sus inseparables tapones en los oídos, “para no perder facultades auditivas”. Su ruidosa pasión nocturna es tan sólo comparable a su meticulosa dedicación diurna, aunque él no cree que exista ninguna contradicción.

“Raro es el técnico acústico que no se dedica a la música”, confiesa. “Entre nosotros, para romper el hielo, solemos preguntarnos: “¿Cuál es tu instrumento?” Hace poco estuve en Madrid, en una reunión de expertos, y la verdad es que alucinaron cuando les conté lo del CBGB”.

Benjamin, 28 años, es ya toda una institución en el panorama acústico de Nueva York. Su empresa, AKRF, ha ayudado al Ayutamiento a poner al día la ordenanza de ruidos, que falta le hacía. Las quejas por “ruidos irrazonables” acaparan con gran diferencia las llamadas al fatídico 311.

Nada encabrita tanto a los vecinos de la Gran Manzana como el sonido machacante de las construcciones y los martillos neumáticos a todas las horas. Los ladridos de los perros ocupan el segundo lugar. Y ahora, en verano, el fragor del aire acondicionado, como si fuera el bramido nocturno del monstruo urbano…

“Nueva York es una de las ciudades más densas del planeta, y eso pasa factura. Somos muchos y en poco espacio, y eso crea una energía especial. La ciudad que nunca duerme es también la ciudad que nunca deja de hacer ruido”.

Bajamos a Park Avenue, a tiro de piedra de su oficina, a tomarle el pulso a la calle. El marcador se para en los 70 decibelios, dentro de lo tolerable. Si nos acercamos a la construcción cercana, rondaremos los “preocupantes” 80 decibelios. Aunque las zonas más castigadas de la ciudad son sin duda las autopistas del South Bronx, las avenidas de Manhattan, los bajos de los puentes en Brooklyn y las cercanías del metro elevado en Queens, con ese estrépito herrumbroso y chirriante que dispara el medidor hasta los 82 decibelios. Los estridentes bomberos de Nueva York llegan a superar la barrera de los 100, “pero están exentos del código”.

Benjamin Sachwald no ha llegado a sentir la tentación de David Holmes, que registró los sonidos de las calles y las gentes Nueva York en “Let’s get killed”. Tampoco ha llegado al extremo del “soundtracker” Gordon Hempton, que se cruzó el país de costa a costa, a la busca de un sonido cada vez más proscrito por la civilización: el silencio natural.

Pero Sachwald no se conforma con medir los ruidos y las vibraciones sin más. Su sueño sería contribuir a la creación de un “mapa de ruido” de Nueva York, similar a los que existen en muchas urbes europeas. Y también, ayudar a crear “conciencia” para combatir la contaminación acústica: “Estamos ante un problema de calidad de vida y de salud. Los niveles de ruido influyen directamente en la ansiedad, el insomnio, el estrés, la presión sanguínea… Una ciudad menos ruidosa es sin duda una ciudad más saludable”.

Carlos Fresneda
Publicado en el blog En la Ruta Verde, de El Mundo

11 de junio de 2010

COMO "TAPONAR" LA VERDAD SOBRE EL VERTIDO

.
BP está librando desde hace 50 días dos batallas simultáneas. De su lucha desesperada por ponerle un “tapón” al vertido de petróleo en el Golfo de México tenemos constancia sobrada. Poco ha trascendido sin embargo de los denodados esfuerzos de la compañía británica por ponerle un “tapón” a la verdad, por negar sistemáticamente la evidencia, por mantener a distancia a los medios, por movilizar sus influencias políticas y por alistar a los máximos expertos en el dudoso artes de manipular a la opinión pública.

BP empezó contratando los servicios de Brunswick Group, uno de los despachos más poderosos de Washington, especializado en “retos críticos de comunicación”. Hace una semana, BP fichó directamente a Anne Womack-Kolton, ex jefa de campaña del ex vicepresidente Dick Cheney. Esta misma semana, el ex estratega de Bush Alex Castellanos se suma a la lista, a través de la firma Purple Strategies.

En un alarde de desfachatez o socarronería, BP parece dispuesta a alistar a los “sospechosos habituales” para deshacer el entuerto al que tan generosamente contribuyeron cuando Bush y Cheney se bajaron los pantalones ante las petroleras. Aunque la mancha de petróleo salpica por supuesto a los demócratas, y los pringosos tentáculos de BP llaman a la puertas del jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Rahm Emanuel; del ex jefe de la transción de Obama, John Podesta, y hasta del fallecido Ted Kennedy (por citar unos cuantos).

BP contraataca por todos los medios posibles para rehacer su imagen, de Facebook a Twitter, donde le ha salido por cierto un “replicante” disparatado. La compañía británica ha colocado también su “enlace patrocinado” en lo más alto de las búsquedas de Google, cada vez que se teclean las palabras malditas: “oil spill.

En televisión, y en toda página en los periódicos, vemos al controvertido director ejecutivo, Tony Hayward, pidiendo perdón por activa y por pasiva: “El vertido es una tragedia que nunca debería haber ocurrido... Lo siento profundamente”.

Pero lo más lamentable es sin duda el empeño de BP por hacer “invisible” el desastre. Lo pudimos comprobar en carne propia varias veces durante los primeros días, cuando nos topamos con cintas amarillas –como las que usa la policía para delimitar la “escena del crimen”- para bloquearnos el acceso a las playas de Shell Beach o Grand Isle entre otras.

Una semana después del vertido, comprobamos que BP exigía a los pescadores la prohibición de “hablar con los medios” como condición para poder sumarse a las operaciones de “respuesta”. Los pescadores de Venice advirtieron que la Guardia Costera les llegó a amenazar con multas cuantiosas si se atrevían a llevar periodistas a la zona del vertido.

Poco después, los guardias de seguridad de otra compañía petrolera –Shell- nos dieron con las puerta en la narices cuando pretendíamos acceder a deshora a una conferencia de prensa en el fortín de Robert (¿alguien nos explica por qué ponen el centro de información a 200 kilómetros de la costa?). Hace menos de dos semanas asistimos a la patética coreaografía con la que BP agasajó al propio Obama, que dio su rueda de prensa en Grand Isle a menos de 500 metros del cuartel general de Exxon Mobil en el Golfo de México (¡rodeados estamos!).

La agencia AP, la cadena CBS y el diario Times-Picayune denunciaron recientemente los esfuerzos de BP por bloquear el acceso a los medios, aunque la cortina de humo no podía resistir mucho más. Las fotos espeluznantes de los pelícanos embadurnados en la isla de Gran Terre acabaron con la consigna no escrita que funcionó casi a la perfección hasta la fecha: “Prohibido fotografiar animales muertos”.

Se confirma por fin ahora la existencia de manchas submarinas de petróleo, diez días después de que el ubicuo Tony Hayward pusiera la mano en el agua ante la prensa: “El petróleo está en la superficie... El petróleo tiene una gravedad específica, que es la mitad que la del agua, y tiende a salir a la superficie por esa diferencia de gravedad”.

Elemental, querido Hayward... Seguiremos desinformando.

Carlos Fresneda
Publicado en el blog Crónicas desde EE.UU. de El Mundo

9 de junio de 2010

SE CONFIRMA LA EXISTENCIA DE MANCHAS SUBMARINAS DE CRUDO EN AGUAS DEL GOLFO

Mancha de crudo enLuisiana. | Efe

Jane Lubchenco, directora de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), ha confirmado la existencia de manchas submarinas de petróleo en el Golfo de México. "Son concentraciones muy pequeñas", precisó, "pero definitivamente hay petróleo bajo la superficie".

La noticia llega diez días después de que el director ejecutivo de BP, Tony Hayward, negara la existencia de las manchas submarinas y al cabo de tres semanas de que la propia directora de la NOAA afirmara que era "prematuro" llegar a esa conclusión.

"Lo sospechábamos, pero es bueno tener la confirmación", ha matizado Jane Lubchenco, en el parte del desastre del Golfo de México que hoy –Día Internacional de los Océanos- cumple exactamente 50 días.

La existencia de manchas submarinas fue detectada por primera vez por científicos de la Universidad del Sur de Florida, que recogieron muestras a gran profundidad y a más de 60 kilómetros de lugar donde explotó la plataforma de Deepwater Horizon.

Al menos media docena de investigadores de otras tantas universidades del sur de Estados Unidos, a bordo del barco Pelícano, certificaron la presencia de crudo en las capas intermedias del Golfo de México y lo achacaron al uso de los controvertidos dispersantes.

"El petróleo está en la superficie", aseguró sin embargo el director ejecutivo de BP Tony Hayward en una expedición fletada el 30 de mayo y a la que tuvieron acceso varios medios. "El petróleo tiene una gravedad específica, que es la mitad que la del agua", agregó Hayward, en calidad de experto y geólogo. "Y tiende a salir a la superficie por esa diferencia de gravedad".

Una investigadora que participa en el grupo de científicos que asesora a la Administración Obama, Ira Leifer, ha dado entre tanto la voz de alarma ante las últimas maniobras de BP para intentar contener el vertido.

Liefer, que trabaja en el Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de California en Santa Barbara, asegura que la cantidad de petróleo derramada puede haber aumentado sustancialmente desde que BP decidió cortar la tubería del pozo de petróleo para aplicar la campana de contención.

La compañía británica asegura que la medida de urgencia está sirviendo capturar ya 2,4 millones de litros de crudo al día. Leifer estima sin embargo que el flujo de petróleo que escapa por debajo de la campana es "muy superior" al que se vertía antes de la operación efectuada el pasado fin de semana.

El comandante de Guardia Costero Thad Allen admitió ayer que el nuevo flujo del vertido sigue siendo "una gran incógnita" y que una de las prioridades de los próximos días será precisamente "reevaluar" las últimas estimaciones, realizadas hace tres semanas.

Carlos Fresneda, Nueva York
Publicado en El Mundo
.

5 de junio de 2010

LA AGONIA DE LOS OCEANOS

.



  • La plataforma de BP ha vertido entre 70 y 110 millones de litros de petróleo
  • La mancha ocupa ya una superficie similar a la Comunidad Valenciana
  • Más de 400 especies –del pelícano pardo a la garza roja- están en grave peligro
  • Por el delta del Misisipí pasan hasta 500 millones de aves cada primavera

El lamento de Sylvia Earle ha hecho historia. La oceanógrafa más venerada del planeta ha lanzado estos días desde Washington su S.O.S. desesperado por el Golfo de México, que se hunde ante nuestros ojos: "El Golfo no es ni una cloaca de la industria petroquímica, ni un maná inagotable para la pesca. Es el Mediterráneo americano, un laboratorio de vida".

'En el nombre de la energía barata, estamos acabando con los mares y con el planeta Tierra'

Sylvia Earle invitó a los políticos norteamericanos, los mismos que reciben donaciones sustanciosas de las compañías petroleras, a viajar con ella a las profundidades marinas del Golfo, desde el 'santuario' de Flower Garden en aguas de Texas a la barrera coralina de los cayos de Florida. Earle aprovechó la sorpresa –o la ignorancia- para recordarles a sus señorías: "El mal que causamos a los océanos es el mal que nos causamos a nosotros mismos…"

La mancha de petróleo provocada por la explosión de la plataforma Deepwater Horizon ocupa ya, según las últimas estimaciones de la Universidad de Miami, una superficie de 24.435 kilómetros cuadrados (más o menos la extensión de la Comunidad Valenciana). La cantidad de crudo derramada por el pozo accidentado de la compañía BP se calcula entre los 70 y 110 millones de litros, de dos a tres veces más que la catástrofe del Exxon Valdez.

La cantidad de crudo derramada hasta ahora es de 2 a 3 veces superior que en la catástrofe del Exxon Valdez

El desastre 'invisible' ha salido por fin a flote, aunque los científicos advierten que el daño más irreparable es acaso el que no se ve y alertan sobre la creación de una inmensa 'zona muerta'. Al menos dos largas manchas submarinas han sido detectadas en las últimas semanas, y los expertos –incluida la propia Sylvia Earle- previenen contra las consecuencias del 'cóctel tóxico' creado por el uso abusivo de los dispersantes.

Se calcula que más de dos millones de litros del controvertido Corexit 9500 –el mismo que causó graves problemas de salud en la operación 'limpieza' del Exxon Valdez- han sido derramados en la superficie para 'romper' el petróleo. Otros 200.000 fueron aplicados sobre la base misma de la fuga, a 1.500 metros de profundidad, ante la impotencia de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA).

Una catástrofe cocinada 'a fuego lento'

El mayor desastre ambiental en la historia de Estados Unidos se ha ido cociendo a fuego lento, entre las maniobras desesperadas de BP por 'tapar' la fuga y ocultar su verdadero alcance. La compañía aspira a contener al menos parcialmente el vertido con las soluciones de urgencia, aunque admite que es muy probable que el crudo siga brotando hasta que acabe la construcción de los dos pozos de contención en agosto.

Un pelícano bañado en petróleo en Grand Terre. | AFPAmpliar foto
Un pelícano bañado en petróleo en Grand Terre. | AFP

La catástrofe va irremediablemente a más, y las últimas fotos de pájaros embadurnados en la isla de Grand Terre (Luisiana) son acaso una imagen premonitoria de lo que nos espera en los próximos meses. Por el delta del Misisipí, el mayor ecosistema marino de Estados Unidos, pasan hasta 500 millones de aves cada primavera. Más de 400 especies –del pelícano pardo a la garza roja- están en grave peligro.

'El mal que causamos a los océanos es el mal que nos causamos a nosotros mismos…'

Y eso por no hablar de 15.419 especies que se han llegado a catalogar bajo las aguas del Golfo de México, la sexta masa marina del mundo, que tiene ya restringida a la pesca el 40% de sus aguas por la marea negra.

"No hace mucho tiempo pensábamos que el Golfo, como el océano, era tan vasto e inmenso que nade podía hacerle daño", recalca Sylvia Earle. "Pero la pesca destructiva lo ha vaciado de gambas, cangrejos, tortugas, meros, atunes y tiburones (…) Irónicamente, los combustibles fósiles salvaron en su día a las ballenas y a las nutrias, pero estamos viendo ahora su auténtico coste. En el nombre de la energía barata, estamos acabando con los mares y con el planeta Tierra".

Carlos Fresneda, Nueva York
Publicado en El Mundo
.

ULTIMA TARDE EN EL DELTA

.




Tarde de tormenta en el delta del Misisipí. La lluvia nos sorprende llegando a Venice, el pueblo mundialmente famoso por su proximidad al vertido. Habíamos quedado con unos pescadores para volver a rastrear el petróleo. Pero la tromba nos obliga a parar el coche... a la altura de la carretera Halliburton.

El crudo lo impregna todo en el delta, ya se sabe. En el horizonte atisbamos aún el replandor de la última refinería, antes de llegar a las marismas. Aunque esta vez no hace falta ir mucho más allá: la lluvia convierte la carretera en un pantano improvisado, al que irán llegando decenas y decenas de garzas blancas cuando amaine el temporal.

El primer impulso es arrancar el coche y salir de allí cuanto antes, no vaya a ser que siga subiendo el nivel del agua. Pero de pronto abre el cielo y el sol tamizado cubre la tarde con un manto inexplicable de paz. Ya no huele a petróleo sino a tierra empapada. El aleteo incesante de las aves es una invitación a echar el freno y observar pacientemente.

Tan obsesionados estamos con encontrar la “prueba del delito” que apenas hemos tenido tiempo de destilar la magia del mayor ecosistema marino de Estados Unidos. El delta de Misisipí es una especie de Doñana gigante, moteado inevitablemente por las refinerías, los oleductos y las plataformas, pero de una belleza asombrosa si uno es capaz de borrar la huella del hombre.

No muy lejos de aquí, en la isla Grand Terre Este, los pelícanos pardos sucumben bajo la marea viscosa. El símbolo de Luisiana –reintroducido hace apenas ocho años después de estar al borde la extinción- nos ha acompañado durante días y días, cuando el daño no era aún visible. El año pasado, precisamente, salió de la lista de especies en peligro por su asombrosa capacidad de recuperación. El desastre ha sorpendido a cientos de ejemplares incubando sus huevos en las “islas barrera” del delta, golpeadas de lleno por del crudo.

Tampoco vemos esta vez a las garzas rojas, que salieron a nuestro encuentro en otra reciente incursión. Pero a cambio no dejan de llegar garcetas grandes, y patos moteados, y gorriones costeros. Estamos en plena temporada de cría y de migración, y el movimiento es incesante. Se calcula que por el mosaico inabarcable de tierra y agua en sur de Luisiana pasan cada primavera hasta 500 millones de aves de 400 especies diferentes, todas ellas amenazadas por el vertido.

Como si no intuyeran el peligro, los pájaros comparten con nosotros esta tarde, que bien pudiera ser la última. El sol se esconde: respiramos hondo. En la retina quedan fijadas algunas de las imágenes que aquí dejamos. Nos tememos que todo será muy distinto cuando regresemos en unas semanas o unos días.

Carlos Fresneda
Publicado en el blog En La Ruta Verde, de El Mundo
.

3 de junio de 2010

¡ A QUE ESPERAMOS !

.
Una de esas sensaciones que nos invade es como que todavía no hemos entendido que ya hemos comenzado a cambiar este mundo por completo, pero sólo hemos comenzado. Todo está por hacer, y al tiempo que vamos incorporando coherencia y compromiso en nuestras vidas, al mismo tiempo debemos sumarnos a las llamadas al orden y la acción glogal y local. La plataforma 350.org comenzó el año pasado a cambiar la forma de organizarnos por primera vez como familia global, y para este año, esos no más de 10 humanos que nos ilusionaron a cientos de miles que participamos el 24 de octubre en la primera gran quedada ambiental de la historia, ahora nos proponen que el próximo 10 del 10 del 10 demos un paso más decidido, nosotros ya nos hemos puesto a ello. Si no estás al caso, desde aquí ( abajo del post) conoce y sigue el recién llegado comunicado de Bill Mckibben. Apunta en la agenda el día, comienza a preparte dentro de un rato.



Por cierto, si estás por Barcelona este domingo, un especial conclave ambiental va a tener lugar en la sede de la Fundación Terra, a las 18:30. Encuentro y diálogos con Jim Merkel, autor de Simplicidad Radical, radicalmente comprometido y emocionalmente reforzado para animar a que esto de pasar a la acción, sea además, divertido. Enlace a la convocatoria, y aqui descárgate la invitación. Verás que Jim también está compartiendo el sábado en Bioterra, en Irún.

Y lo mismo, al igual que en miles de sitios, este sábado, un día que se celebra como Día del Medio Donde Vivimos Todos, me llega para BCN una multiactividad de arte en un parque que si puedo no me pierdo, entre otros, los activistas del 350 de la ciudad.

Manolo Vílchez




Querid@s amig@s:

Ya llevamos más de un mes siguiendo la creciente escala de destrucción de las comunidades, el medio ambiente y la flora y fauna de la costa sureña de Norteamérica a medida que el petróleo sigue derramándose en el Golfo de México.

A mitad de abril, una plataforma de extracción de petróleo explotó y, a día de hoy, hay millones de litros de petróleo expulsados en el océano. Éste puede llegar convertirse en el desastre medioambiental más grande de la historia estadounidense. Nos han llegado cientos de emails y mensajes de todo el mundo. "Qué triste", "Me dan ganas de llorar", "¿Cómo puede ser que salgan impunes después de esto?".

Esta es sólo la última tragedia relacionada con el calentamiento de la tierra: el desprendimiento de tierra que tuvo lugar en Rio de Janeiro después de lluvias nunca vistan antes, las más de 60 muertes que se produjeron tras la explosión de una mina de carbón en Siberia, el conflicto armado con motivo del petróleo en Nigeria. Nuestra respuesta inmediata es siempre la misma: ponernos en contacto con nuestros amigos y organizadores que viven en la zona para saber si están bien y, a continuación, averiguar qué podemos hacer para ayudar. Nuestra respuesta constante, con la que logramos canalizar toda la frustración y el enfado, es el trabajo para luchar contra el cambio climático.Podemos ver claramente el lado desagradable de la energía contaminante, pero lo que no vemos es el derrame invisible de carbono en la atmósfera. Este vertido de carbono durante los últimos 200 años no sólo amenaza el Golfo de México, sino el futuro del nuestro planeta al completo. El derrame de petróleo y el de carbono están relacionados en lo más básico, y el evitar más eventos devastadores como éstos depende de que nosotros seamos capaces de tratar ambos a la vez.

Por eso estamos trabajando con aliados y colaboradores en todo Estados Unidos para que el presidente Obama y BP acepten su responsabilidad (echa un vistazo a lo último que estamos haciendo, en inglés), si bien el mundo entero tiene un papel que desempeñar. Nunca ha habido una visión o un movimiento lo suficientemente grande y fuerte como para capturar la atención del público y mostrar a la gente y a los gobiernos las posibilidades de un mundo bajo en carbono.

El Día Internacional de Soluciones Climáticas que se celebrará el 10/10/10 es nuestra oportunidad para contar esa historia, para recuperar nuestra capacidad para determinar nuestro futuro y exigir a los políticos que también ejerzan su liderazgo. Ya hay más de 1000 eventos planeados para este mes de octubre, pero tiene que haber muchos más si queremos que nuestro mensaje llegue al mundo entero.

Si todavía no lo has hecho, únete a nosotros y agrega tu proyecto climático al mapa: www.350.org/es/1010

A continuación te contamos algunas actualizaciones y acciones que tendrán lugar el 10/10/10:

En América Latina, casi 100 comunidades han registrado acciones para el 10/10/10, y muchas más están teniendo sus primeras reuniones para ponerse manos a la obra. Aprovechando el impulso creado en la cumbre de Cochabamba, más de 40 redes de jóvenes ecologistas se han reunido en Bolivia para planear acciones el Día Internacional de Soluciones Climáticas en todos los estados. En la República Dominicana, los organizadores están planeando una acción para limpiar el Malecón, un parque histórico al lado el muelle que ha estado deteriorándose y contaminándose durante mucho tiempo, para que los ciudadanos utilicen de nuevo este espacio urbano y el transporte sostenible en la ciudad. En México, los organizadores están comenzando por hacer correr la voz entre estudiantes en escuelas de secundaria y universidades de todo el país. Esta semana habrá un seminario con 4000 alumnos líderes de secundaria en el estado de Veracruz.

Si todavía no tienes una idea concreta para tu acción el 10/10/10 o no estás seguro de cómo comenzar, acabamos de añadir nuevos recursos para ayudarte: visita la página de 350 y echa un vistazo a la sección "Acciones" para encontrar ideas, una guía para seguir en la primera reunión y muchas cosas más.Queremos darles las gracias por todos los mensajes que nos enviaron sobre el derrame del Golfo y la tristeza que les provoca la pérdida de vida y naturaleza, su ira hacia las grandes corporaciones que actúan inmoralmente, su frustración con el gobierno de Estados Unidos por no tratar el problema. Pueden hacer algo para canalizar todos esos sentimientos poniéndose manos a la obra con un movimiento internacional, creando la base para lograr un mundo que viva por debajo de 350 ppm, un mundo sin derrames tóxicos en las costas ni en la atmósfera. Únanse al movimiento registrando hoy mismo su acción para el Día Internacional de Soluciones Climáticas.www.350.org/es/oct10

Como dijo Martin Luther King, "El arco del universo moral es largo, pero se inclina hacia el lado de la justicia". Obviamente, sólo si lo inclinamos todos juntos.

Pongámonos manos a la obra,

Bill McKibben y el equipo de 350.org


2 de junio de 2010

EDUCADISIMA BOFETADA...¡ UNA PRACTICA DE INVESTIGACION EN LA RED...

Esto va de como un brasileño sintió la internacionalización de la Amazonía, allá por el 2000.
Y porque me hago eco de este texto circulante de la red social, pero antes miro que ha pasado con ello. Pues porque lo que dice si fue dicho es honorable. Después de localizar la opinión más confiable, he retocado el texto y ajustado a lo más real el contexto e incluso el nombre y la identificacion de quien se supone dijo lo que dijo. Lo inlcuyo en el texto, por si este circulará por la gran red de todos, y con la idea de hacer el bien sin crear confusión, la misma que a mi me ha hecho dudar y por ende valorar el enorme poder que tenemos todos dentro de la comunidad internet para avanzar, con este pequeño ejercicio, hacia la verdad de las cosas. El supuesto está en la wiki y al completo con indice de mucha de su obra política en la versión en inglés. Al final he pegao, como complemento pedagógico, el post y enlace al foro de donde lo he sacado.

Que disfrutes de lo dicho por quien lo dijo, que seguro no fue su primo Chico, un juglar de bossa nova y novelista, te pueda inspirar en la defensa ambiental de un mundo que se nos va ya de las manos.


DECLARACIONES DE
CRISTOVÃO BUARQUE. EN AQUEL ENTONCES MINISTRO DE EDUCACION DE BRASIL. No todos los días un brasileño les da una buena y educadísima bofetada al PREGUNTADOR.

Durante un debate celebrado el año 2000 en el State of the World Forum en Nueva York
, le preguntaron al ex gobernador del Distrito Federal y Ministro de Educación de Brasil, CRISTOVÃO BUARQUE, qué pensaba sobre la internacionalización de la Amazonia. El joven estadounidense introdujo su pregunta, diciendo que esperaba que respondiera como un humanista y no como brasileño.

Ésta fue la respuesta del Sr. Cristóvão Buarque:

Realmente, como brasileño, sólo hablaría en contra de la internacionalización de la Amazonia. Por más que nuestros gobiernos no cuiden debidamente ese patrimonio, es nuestro.

Como humanista, sintiendo el riesgo de la degradación ambiental que sufre la Amazonia, puedo imaginar su internacionalización, como también de todo lo demás, que es de suma importancia para la humanidad.

Si la Amazonia, desde una ética humanista, debe ser internacionalizada, internacionalicemos también las reservas de petróleo del mundo entero.

El petróleo es tan importante para el bienestar de la humanidad como la Amazonia para nuestro futuro. A pesar de eso, los dueños de las reservas creen tener el derecho de aumentar o disminuir la extracción de petróleo y subir o no su precio.

De la misma forma, el capital financiero de los países ricos debería ser internacionalizado. Si la Amazonia es una reserva para todos los seres humanos, no se debería quemar solamente por la voluntad de un dueño o de un país. Quemar la Amazonia es tan grave como el desempleo provocado por las decisiones arbitrarias de los especuladores globales.

No podemos permitir que las reservas financieras sirvan para quemar países enteros en la voluptuosidad de la especulación.

También, antes que la Amazonia, me gustaría ver la internacionalización de los grandes museos del mundo. El Louvre no debe pertenecer solo a Francia. Cada museo del mundo es el guardián de las piezas más bellas producidas por el genio humano. No se puede dejar que ese patrimonio cultural, como es el patrimonio natural amazónico, sea destruido y manipulado por el sólo placer de un propietario o de un país.

No hace mucho tiempo, un millonario japonés decidió enterrar, junto con él, un cuadro de un gran maestro. Por el contrario, ese cuadro tendría que haber sido internacionalizado.

Durante este encuentro, las Naciones Unidas están realizando el Foro Del Milenio, pero algunos presidentes de países tuvieron dificultades para participar, debido a situaciones desagradables surgidas en la frontera de los EE.UU. Por eso, creo que Nueva York, como sede de las Naciones Unidas, debe ser internacionalizada. Por lo menos Manhattan debería pertenecer a toda la
humanidad. De la misma forma que París, Venecia, Roma, Londres, Río de Janeiro, Brasilia... cada ciudad, con su belleza específica, su historia del mundo, debería pertenecer al mundo entero.

Si EEUU quiere internacionalizar la Amazonia, para no correr el riesgo de dejarla en manos de los brasileños, internacionalicemos todos los arsenales nucleares. Basta pensar que ellos ya demostraron que son capaces de usar esas armas, provocando una destrucción miles de veces mayor que las lamentables quemas realizadas en los bosques de Brasil.

En sus discursos, los actuales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos han defendido la idea de internacionalizar las reservas forestales del mundo a cambio de la deuda.

Comencemos usando esa deuda para garantizar que cada niño del mundo tenga la posibilidad de comer y de ir a la escuela. Internacionalicemos a los niños, tratándolos a todos ellos sin importar el país donde nacieron, como patrimonio que merecen los cuidados del mundo entero. Mucho más de lo que se merece la Amazonia. Cuando los dirigentes traten a los niños pobres del mundo como Patrimonio de la Humanidad, no permitirán que trabajen cuando deberían estudiar; que mueran cuando deberían vivir.

Como humanista, acepto defender la internacionalización del mundo; pero, mientras el mundo me trate como brasileño, lucharé para que la Amazonia, sea nuestra. ¡Solamente nuestra!

El texto fue pubicado como artículo en septiembre de ese año por el propio exministro, catedrático y senador del PT en O Globo y Correo Blasileiro.

aquí en un montaje visual con música incluida, pero con lo errores mantenidos:


Llegado por email de un amigo que ama los árboles, los bosques y sus servicios
Manolo Vilchez


Comentario de sátrapa Ph - 15 Noviembre '06 - 21:55

Estimadas todas:

Dado el total regocijo de algunas insignificancias ante la posibillidad de que la información que nos trae Pedro fuera apócrifa y se tratara de una genial maniobra de la guerrilla de la comunicación se ha puesto en marcha una subcomisión de la vicesatrapía de autentificación de datos.

Antes de ofrecer los resultados de las pesquisas, alegrarnos de la reaparición de calac (nos reconforta leer los comentarios de tan sensata lectora), y dedicarle unas breves lineas al amigo o amiga Brasuca:

Sentimos que de los argumentos vertidos por sus insignificancias como crítica a la autoría personal de los textos literarios se haya podido deducir que éstos sean traducciones literales de ideas, libres de contexto y situación concreta, carentes de la fuerza perlocutiva que la situación de enunciación y el estatus del sujeto de la enunciación les confieren. Sin duda no hemos sabido explicarnos bien. Es presisamente por esas razones por las que se critica la distorsión ideológica que la firma-autor produce en el texto, contexto y situación, y por lo que se propone, entre otras cosas, el anonimato. Ahora bien, la verdad es la verdad la digan Agamenón o su porquero, aunque evidentemente la situación concreta y las intenciones
con que tales verdades se enuncien por uno u otro, tendrán diferentes resultados pragmáticos. Esto se debe a que hay distintos usos, juegos, del lenguaje. Que las palabras hacen cosas es algo que nunca hemos querido negar. Justamente el blanco de la mayorías de nuestras críticas se dirigen hacia el problema del sujeto de la enunciación en un contexto y situaciones
concretas; el sistema capitalista de producciçon y consumo de mercancías, y en cómo el sujeto de la enunciación opera como fetiche en la mercantilización de discursos privándoles de la materialidad que permitiría que esas palabras hicieran determinadas cosas (esto es confiriendoles un valor de intercambio simbólico para el cual es necesario hacer abstracción
de su valor de uso). En cualquier caso, abre usted una vía interesantísima para la argumentación que le agradeceríamos desarrollase más extensamente, para que todos pudieramos reflexionar sobre el asunto.

Ahora, Brasuca, Calac, insignificancias todas, la información vertida en esta entrada contiene errores.

1º El ministro de Brasil al que hace referencia el texto lo fue de educación no de cultura (debió usted leer mal brasuca): cristovam buarque, fue efectivamente ministro de educación de Brasil, que no es el mismo individuo (Chico, juglar de bossa nova y novelista) que nos anuncia Pedro.

La confusión sin embargo es comprensible.

2º El hecho citado sucedía en 2000 en el Satate of the World forum en Nueva york, y fue publicado como artículo en septiembre de ese año por el propio exministro, catedrático y senador del PT en O Globo y Correo Blasileiro.

3º El texto jamás fue publicado por el NY Times u otro diario de gran tirada como el Usa today.

4º Su amplia difusión por internet en diversos idiomas ha funcionado como teléfono escacharrado y sembrado dudas acerca de la autenticidad del texto.

Aunque siempre puede resultar que a pesar de este rastreo de autentificación, el comentario sea verdaderamente apócrifo (ya que los citados diarios brasileiros no tienen sus archivos en la red y una hemeroteca Brasileira nos queda muy lejos), como dicen que lo son la carta
del cacique Seattle o los discursos samoanos sobre los pappalayi: tres textos estupendos. Afirmar que no lo son, evidentemente busca un determinado efecto, y afirmar que lo son, imagino debe buscar otro: si jugamos al juego pragmático debemos aclarar nuestras intenciones para afirmar una cosa o la otra, y si lo hacemos al juego referencial de verdad, comprobarlo.

Para escépticos y curiosos, de tendencias materialistas, facilitamos algunas páginas por si quisiera consultarlas.

http://www.rebelion.org/opinion/040204am..
http://www.almacarioca.com.br/cro38.htm
http://www.brazilchannel.com.br/noticias..