31 de mayo de 2010

CARNAVAL CONTRA EL VERTIDO

.
Un millar de activistas y vecinos compiten por el disfraz más logrado en una pintoresca manifestación

El luto y la fiesta cabalgan siempre juntos entre los soportales de Nueva Orleans, y no podía ser menos con el vertido... "Escuchad, políticos/ acostarse con BP es un acto de sedición/ Somos el pueblo y tenemos el poder/ No seremos los Estados Unidos de BP".

La música la ponen Jennifer Hartley y Rosanna Smith. A sus espaldas, en las escalinatas que separan Jackson Square del río Misisipí, un millar largo de activistas, artistas y vecinos compiten por el disfraz más logrado y la consigna más atinada contra el 'villano' del petróleo, mientras las hordas de turistas pasean alegremente por Bourbon Street, ajenos por completo al vertido y atraídos por el irresistible olor a barra libre.

Nueva Orleans o la contradicción humana. El mayor desastre natural en la historia de EEUU se cuece a unas cuantas millas, pero los turistas prefieren destilar el daiquiri bajo la lluvia y mirar distraídamente hacia otro lado, haciendo tiempo hasta el próximo Mardi Gras, si es que llega...

"En algún lugar de la costa, este petróleo es real", advierten las fotocopias manchadas de negro con las que Sofía, artista callejera, ha empapelado el barrio francés, marcando en camino hacia la movida dominical. Rachel 'Lucky', actriz de teatro burlesco, lleva la advertencia adherida a su cuerpo, manchado de negro pringoso y rematado por la máscara de una calavera.

"El petróleo apesta", asegura. "El problema es que aún no lo hemos visto y BP está haciendo todo lo posible para que no lo veamos. Pero la mierda acaba siempre aflorando, y como no tapen pronto la fuga nos vamos a pringar todos".

William Horswood y Craig Handsome -espigada pareja- llegan a la manifestación vestidos con monos blancos, manchados de negro y rojo, y con collares de pájaros muertos.

"Somos ejecutivos de BP, disfrazados de trabajadores de la 'limpieza' y con los guantes llenos de sangre y petróleo", se jacta William. "Llevamos toda la mañana tiznándonos el uno al otro... Mejor dicho, llevamos ya 40 días, y todos los que aún nos quedan".

BP, Bad People (Mala Gente). BP, Big Polluters (Grandes Contaminadores). BP, Beyond Patience (Más Allá de la Paciencia)... Las pancartas compiten por encontrarle un nuevo y original eslógan a los responsables del vertido. Otros, como Frank Sterling, se limpian le barro en una bandera de la Gran Bretaña, deplegada en el suelo para pisotearla a placer: "¡Que Dios joda a la reina!".

"Ha llegado el momento de pensar más allá del barril", proclama la pancarta que exhibe sin escrúpulos Carolyn B., de Ohio, llegada a Nueva Orleans al rebufo del Katrina como tantos jóvenes artistas, arracimados en torno al grupo Rising NoLa. Carolyn baila embadurnada de negro y con su bikini dorado bajo la lluvia. La pancarta tiene aún más fuerza por el lado de atrás: "¡BP, nos habéis jodido bien!".

Por el podio van desfilando los pescadores afectados, como nuestro entrañable Dean Blanchard, el mariquero/poeta de Grand Isle. Evan Wolf, que participó en las dos primeras semanas en las labores de 'respuesta' con la Guardia Nacional, advierte de la auténtica dimensión de la catástrofe: "Contra los huracanes tenemos defensas, contra este desastre causado por la avaricia humana no hay manera de protegerse".

El profesor John Clark, de la Universidad de Loyola, le releva al micrófono y pinta un panorama negro para la próxima década: "Nos ha costado cinco años recuperarnos del Katrina; creedme si os digo que el vertido va a manchar nuestros ecosistemas y nuestras vidas durante más de diez años".

Stephan Magee, enfermero y artista (con el nombre de Doke), se pasó la noche en vela pintando un cuadro abstracto a partir de un pelícano embadurnado: "Es el símbolo de esta tierra: si muere el pelícano no hay esperanza... Y es la misma historia que hace cinco años: nos dejan igual de desamparados que tras el Katrina. El sur no cuenta, hermano. Yo tengo todavía fe en Obama, pero quiero decirle una cosa: "Deje de jugar el juego de BP y póngase del lado del pueblo".

Carlos Fresneda, enviado especial, Nueva Orleans
Publicado en El Mundo América

VITORIA EN BICI CON CAMINATA AL TREN

.

clic sobre imágenes para ampliar

De siempre Vitoria suena como una de las ciudades más verdes y mejores para el vivir de las que tenemos cerca. Ya he pasado alguna vez por ella pero esta ha sido la que me ha permitido conocerla una poco más.

Llegado en bus ya de noche a la pequeña estación provisional con decenas de años de servicio y con un ajetreo importante, Luis Perez, ingenioso amigo solar, me autotransporta a la horizontal por aquello de que mañana tenemos que levantarnos antes de lo normal en un domingo con paseo oficial a pedales.

Hemos cogido todas las bicis en propiedad y una de servicio publico, y enfilando algunos de esos próximos 250 km de carriles bicis con los que contará al final Vitoria/Gasteiz (que no es la traducción sino el nombre de la aldea primera que había en el lugar). Me ha tocao una BH plegable de hace treinta años, que me ha rememorao mi primera bicicleta, una Orbea también plegable, que junto con las Torrot, se repartían el mercao cuando mi padre nos compró la máquina verde y su tiempo para agarrando el sillín, darnos la oportunidad de la habilidad gravitatoria. En el barrio nos marcábamos cada uno con la suya, las primeras aventuras de libertad cortando el aire en la cara.

Una parte del anillo verde que eleva y mucho el valor ambiental de esta ciudad ha servido para que los colegas me regalarán ruta y rato juntos. Tramos sólo para bicis, donde esta vedado hasta el peatón, parkings de las bicis publicas, que una vez estás registrado, tiene a bien el consistorio dejártelas gratis, y que por las noches están a buen recaudo, junto con antiguos tramos de trenecillo convertido en carril bici entre fachadas de naves industriales. Era temprano pero no estábamos solos, más de 10 familias todas a pedales se cruzan por las bicipistas de tranquilidad dominguera y una de ellas matrícula con un novedoso NO OIL parido en Italia.

Camino al parque de Salburua, recuperados sus humedales, son ahora pulmón acuático para aves y remanso de gozo y expansión para los vitorianos. Para nosotros hoy es un acto de gozo amistoso y de reverencia en el año de la Biodiversidad. Mientras las piernas nos mueven por la mañana soleada desde Egoitz pasando por Blanca y su padre, otro ingenioso del copón solar, Narcis Puig, con Maite, mami de mi joven puntual traductor del euskera y Luis, todos van de guías de lujo dándome datos a gogo de todo lo que a lomos de las bicis los ojos llegan a otear. Centros públicos deportivos que animan a pasar, pabellones donde a poco jugará el equipo local de baloncesto, una iglesia convertida y nuevo edificio para servicio a los artistas locales, y la llegada deseada a Ataria, el espectacular centro de interpretación de los humedales que le pone al anillo, broche especial.

Suficiente parking para bicis y al lado los monitores de SEO/BirdLife que nos dan los buenos días y nos invitan a otear la charca a ojo aumentado llena de animadas aves disfrutando de su pequeño paraíso. Fochas y gallinetas comunes, con los todoterrenos ánades azulones y sapos y ranas retozones, se dejan mirar.

Descubrimos bajo la extraordinaria estructura solar, vigas de madera conforman la componente principal del centro, una comunicad de cajas nido para murciélagos, donde el guano delata que han tenido a bien instalarse para darle al lugar abundancia de vida no humana.

Dentro un expo de obras seleccionadas de Fotógrafos de la Naturaleza 2010, abierta hasta el próximo 4 de julio, sirve para flipar con esos momentos que la cámara cogió gracias al dedo y el tiempo del artista, para disfrute de los que allá no estábamos, como son el abeto solitario, la hormiga con la gota de aguja, la libélula multicolor, el león reposando el banquete, hasta las huellas humanas miradas por un pingüino rey, suficiente belleza para quedar pequeños ante lo que nos cepillamos sin más en nuestra locura dominante de apropio de todos los recursos y bienes naturales, por los que entre nosotros nos pegamos de ostias para poseer, y las demás especies, pues a todas que les den...

Mejor el vídeo oficial, en clave estimuladora:


Después de la visita a la expo permanente, me cojo el flyer de las actividades del Día del Medio Ambiente organizado por el Centro de Estudios Ambientales que desde mañana 31 a 6 de junio, llenan de valores, conocimientos y posibilidades de conexión a los ciudadanos de Vitoria con la otra crisis, mucho más importante y crucial que la crisis de políticos débiles y otros que no valen para nada al bien común, que por carencias y dominios de un capitalismo salvaje que siempre gana, y si no miratelo, nos llevan a tiempos donde vamos a tener que ajustar el despilfarro, ...menos mal, a formulas donde el dinero ya no compre todo y podamos experimentar los cambios urgentes que las otras especies nos gritarían si pudieran, para poder simplemente seguir garantizando la vida en paz a todo lo vivo que vive y lo que vivirá. Mañana celebran acto vinculado al 350, y el sábado 6, Narcis y Luís, seguro que con sus familias, tienen puesta de largo con todos sus ingenios solares, cocinas y hornos no pueden faltar, taller de coches fotónicos montados por los noveles conductores solares in situ, en fin, fiesta para tiempos de necesaria cultura ambiental, de urgente mejor, donde los más peques que tendrán que ser más fuerte que nosotros con sus decisiones colectivas, por lo menos tienen ahora en sus manos y mentes, experiencias que los vinculan con la única economía que nos puede renovar, la economía solar.

Pedaleando salimos rumbo a una tienda especial, donde Maite y Luis tienen ilusión y trabajo puestos y donde muchos de los productos del sector ecológico o las obras de Narcis, ecocreativo supremo, se exponen y se ofrecen. Me pillo una grapadora sin grapas, de biopolimeros además, osea, consumo una grapadora inteligente a la que le tenia ganas y mira por donde me voy más contento con el hallazgo agradecido.

Pedaleando entre tanta generosidad y humanidad, el parque esta muy concurrido: caminantes rumbo a las nuevas catedrales de los domingos deportivos, fotógrafos que se aíslan y le sacan a la flor y la vida, la belleza máxima mientras las bicis sin ruido activan organismos en movimiento sin dañar a nada, a nos ser que el camino tenga caravana de hormigas atravesando o se te ocurra respirar o hablar mucho por la boca, a cuenta de tragarte algún insecto. No más.

Sale el tren y mi ruta por el norte me lleva hacia el oeste, haber caminado por la Vitoria ganada al coche, con mis guías de lujo presentando con su creatividad a la escultura que llaman el gigante, o la casa con fantasmas, ha superado a los detalles de mis colegas mayores. En Igoiz y Blanca, el reflejo de un futuro emocionante donde se van a desarrollar afrontando retos complejos, no dejará que me olvide de esta mañana a pedales con final caminata, de su alegría contagiosa y de su frescura mental, ...quizás jamás.

El noticiario casi me atraganta las patatas fritas y la empanadilla bio que el bar rodado me ofrece, releo textos de Carlos sobre la mancha de nuestras vidas afortunadas allá en el Golfo de México, y de nuevo el ex alcalde de la ciudad donde casi nací ( y donde con la Orbea imaginé el futuro a velocidad de las mariposas), y toda la banda de cargos políticos corruptos y ladrones de su camarilla, llenan las páginas, donde unas declaraciones hechas a un juez eliminado, dan pena y avisan. Después un gobierno a punto de caer y una oposición que no ha dado merito alguno para por eliminación también llevar las riendas de un país que debería pasar a las barricadas para ayudar a los pocos valientes que algo podrían hacer y que no se atreven y para bloquear a los que menos harán porque, para salir de esta, seremos la gente, y lo que imaginemos que podemos hacer, los que deberemos ganar. Es nuestro momento.

Manolo Vilchez, enviado alSol a Gijón, de aquí la ruta norte
.

30 de mayo de 2010

"CHAPUZAS" BP

Lo que muchos se temían: BP ha fracasado al tercer y desesperado intento de “taponar” el vertido del Golfo de México. El barro resbaladizo ha perdido su pulso contra el petróleo incontinente. La tan cacareada operación “top kill”, con esa resonancia ultrasecreta y paramilitar, forma ya parte del glosario de “chapuzas” de la compañía británica, que antes lo intentó con una campana de contención gigante y con una tubería insertada.

El jefe de Operaciones, Doug Suttles, anuncia ahora que en cuatro días volverán a intentarlo con una campana más pequeña y “a medida”. Y si no funciona, probarán suerte con un segundo cierre de emergencia emplazado sobre el primero. Y si no funciona...

Cansa ya esta letanía de falsas soluciones sacadas de la chistera a última hora para ocultar lo que todos los expertos saben y sabían: el único sistema seguro y probado para acabar con la fuga a 1.500 metros de profundidad es la construcción de un pozo de alivio. Pero nadie se lo exigió antes a BP, y ahora habrá que esperar hasta agosto o septiembre...

“Lo que se está haciendo es como fabricar a toda prisa un coche de bomberos cuando se ha propagado ya el incendio”, nos confesó hace unos días el oceanógrafo Rick Steiner, de la Universidad de Alaska. “En Canadá se requiere el pozo de alivio para perforar a grandes profundidades, pero en este país ya se sabe... Las petroleras han tenido durante demasiado tiempo la sartén por el mango, y todos estamos pagando las consecuencias”.

“Las tecnologías para explorar más y más profundo han avanzado tremendamente”, reconoce que el geólogo Barry Kohl, que trabajó durante 25 años con la industria petrolífera y ahora asesora al Sierra Club. “Pero no se ha invertido nada en seguridad y seguimos con los mismos métodos que se usaban en los años setenta”.

“Lo que está haciendo BP es jugar a la ruleta rusa”, añade Kohl. “Ninguno de los sistemas que están usando ha sido probado a kilómetro y medio de profundidad. Las garantías de éxito son mínimas”.

Un especialista en “limpiezas” marinas subcontratado por BP -por razones obvias prefirió no revelar su nombre- nos confirmó ayer la peor de las sospechas: en la compañía cunde ya el pesimismo ante la falta de soluciones de emergencia.

A la espera del pozo de alivio, y mientras Doug Suttles juega a entretener a la prensa (“tenemos confianza en que el próximo método funcione, aunque no podemos garantizar el éxito”), no queda otro remedio que volcarse a partir de ahora en las tareas de mitigación y resignarse a un hecho ya incontestable: el vertido del Golfo de México será de cinco a diez veces mayor que el del Exxon Valdez.

Carlos Fresneda
Publicado en el blog En la Ruta Verde, de El Mundo América

29 de mayo de 2010

IRA POPULAR CONTRA BP


La paciencia se ha agotado al cabo de 40 días. De Nueva Orleans a Nueva York, de las marismas de Luisiana a las playas de Alabama, la ira popular contra BP por su incapacidad para contener el vertido en el Golfo de México ha dado pie en las últimas horas a un rosario de manifestaciones y actos de protesta.

La más espectacular ha sido ante la gasolinera de la compañía británica en el Soho de Nueva York, tomada al asalto por doscientos manifestantes con las caras y las manos embadurnadas con petróleo “falso”, gritando consignas como éstas: “BP, tu corazón es negro”, “BP, limpia y deja de ensuciar”...

En Grand Isle, el pueblo costero de Luisiana por donde pasó Obama el viernes, empezaron a surgir por doquier carteles de protesta. Siguiendo la estela del pescador Dean Blanchard, decenas de vecinos despidieron al presidente con pancartas bien visibles, denunciando las acciones de la compañía petrolera: "¡BP, verguenza!", "BP, devuélvenos nuestra playa", "¡BP, arruinaste nuestro futuro!".

Dean Blanchard se sumará el domingo a la manifestación convocada en el corazón del barrio francés de Nueva Orleans. Pescadores y ecologistas unirán fuerzas como nunca antes para exigir soluciones y responsabilidades en el mayor vertido en la historia de Estados Unidos, con más de 70 millones de litros de crudo derramado hasta la fecha.

La indignación popular contra BP ha ido a más tras la visita fugaz de Obama, precedido por 400 empleados que fueron contratados para limpiar a toda prisa la playa. “Todo esto ha sido una nueva operación de maquillaje”, denunciaba Rosie Barrow, a los pies del restaurante Barataria. “Se marchará Obama y se volverán a olvidar de nosotros”.

Por la noche, en el cónclave de los capitanes de barco, se llegó a mascar la amenaza de una plantón en las operaciones de limpieza: “O nos facilitan equipos, nos ponen médicos y nos garantizan que los dispersantes no nos van a causar cáncer, o van a tener que hacer frente a esto ellos solos”.

En Venice, entre tanto, en la embocadura del río Misisipí, las brigadas de pescadores voluntarios –movilizados por el presidente del distrito de Plaquemines Billy Nungesser- empezaron la operación limpieza de las marismas con máquinas aspiradoras, sin esperar las órdenes de turno de BP.

Douglas Suttles, jefe de Operaciones de la compañía, ha anunciado que el domingo será el día del veredicto para la operación “top kill”, la inyección de barro líquido a gran presión con la que se esperaba contener el vertido. Suttles informó que los “parones” de varias horas son necesarios para saber si el barro se asienta y se tapona la fuga.

“Es como un pulso entre dos fuerzas iguales”, agregó el jefe de Operaciones de BP, que aseguró que la compañía está trabajando ya en métodos alternativos como una nueva y más pequeña campana de contención, o el emplazamiento a 1.500 metros de profundidad de una segundo cierre de emergencia sobre el mecanismo que falló el día del accidente.

Carlos Fresneda (Enviado especial) | Grand Isle (Luisiana)
Publicado en El Mundo América
.

20 de mayo de 2010

EL DESASTRE "INVISIBLE"

.

La mancha se propaga ya por las marismas de Luisiana. La Agencia Espacial Europea confirma que el petróleo ha entrado en la corriente del 'lazo' del Golfo de México. Los científicos alertan de la existencia de un gigantesco 'iceberg' de crudo bajo la superficie. Y sin embargo el desastre ecológico que arrancó el 20 de abril con la explosión de la plataforma Deepwater Horizon sigue siendo 'invisible' para la mayoría de los norteamericanos.

"Estamos asistiendo a una campana orquestada para engañar al público", alerta el biólogo Ian McDonald, de la Universidad Estatal de Florida. "Nadie sabe con exactitud cuánto petróleo está saliendo, ni hasta dónde llega la mancha. La falta de transparencia y la ocultación de la información ha sido una constante desde el principio, no sólo parte de BP, también por parte del Gobierno".

Ian McDonald petenece a ese pelotón cada vez más nutrido de científicos que cuestiona como "ridícula" la estimación oficial de 5.000 barriles diarios derramados de crudo... "Nadie sabe de dónde viene esa cifra ni por qué se ha dado por buena. Cualquier experto que haya visto el vídeo de la fuga y que haya podido ver las imágenes por satélite puede llegar fácilmente a la conclusión: de ese pozo de están saliendo más de 25.000 barriles diarios".

"Estamos ante algo parecido a un 'iceberg': la parte mayor es la que no vemos", advierte por su parte el oceanógrafo Frank Muller-Karger, de la Universidad del Sur de Florida. "Es muy difícil cacular todo el petróleo que hay por debajo. Honestamente, creo que el Gobierno no lo sabe. Tampoco lo sabe BP, aunque creo que la estimación que se ha hecho hasta ahora es a la baja".

Hablamos con Muller-Karger pocas horas después de su intervención ante el Comité de Energía de la Cámara de Representantes... "He recalcado que es totalmente necesario tener una idea tridimensional del vertido. Tenemos que entender también cómo se mueve el agua en el Golfo e intentar averiguar hasta dónde puede llegar. Nos espera una ardua labor científica de evaluación del impacto ambiental, incluido el uso de los dispersantes que han usado en grandes cantidades y que han servido para que el petróleo se instale en las capas medias y en el fondo".

"Los dispersantes han servido para 'ocultar' el petróleo que llega a la superficie, pero a la larga pueden estar contribuyendo al mayor desastre ambiental en la historia de Estados Unidos" advierte por su parte John Hocevar, el director la Campaña de los Océcanos de Greenpeace.

Crudo acumulado en Luisiana. | Reuters

Crudo acumulado en Luisiana | Reuters

"No hay excusa para justificar la falta de transparencia y la manipulación de la información desde que comenzó el vertido", añade Hocevar. "Tampoco es de recibo que el Gobierno permita las perforaciones en el Ártico este mismo verano con lo que está ocurriendo en el Golfo de México. Nosotros reclamamos una moratoria en las prospecciones marinas.

Rick Steiner, profesor de la Universidad de Alaska, ha pasado más de una semana intentando calibrar 'in situ' el alcance del vertido y vuelve a su tierra con una sensación frustrante... "Es imperdonable que la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) tenga sólo un barco, el Pelican, que esté suministrando información de primera mano en la zona del vertido".

"Tendría que haber no uno sino veinte barcos del Gobierno tomándole la medida a la mancha", advierte Steiner. "Y no sólo en lugar de la fuga y en la superficie; hay mucho petróleo sumergido y necesitamos saber cuánto para calcular las posibles consecuencias".

"La diferencia con el desastre del Exxon Valdez es que entonces sí sabíamos cuánto crudo se iba a derramar", añade Steiner. "Y aunque no fue uno de los mayores vertidos, sí fue el que más daños ecológicos ha causado hasta la fecha. En el vertido del Golfo nos enfrentamos sin embargo a muchas incertidumbres que aún no son visibles. Aunque una cosa es cierta: es imperdonable que nadie previera que algo así pudiera ocurrir”.

La última estimación del desastre 'invisible', realizada por la Universidad de Miami, habla de un 'brazo' de petróleo que ocupa ya más de 11.000 kilómetros cuadrados, más o menos el tamaño del estado de Nueva Jersey o de la región de Murcia. "Una mancha pequeña comparada con el gran océano", en palabras del director ejecutivo de BP Tony Hayward.

Carlos Fresneda. Nueva York
Publicado en El Mundo
.

TRES AÑOS SIN PETROLEO

Ahora que la mancha de alquitrán llega hasta las costas de Florida, tal vez ha llegado el momento de mirar más allá del vertido del Golfo de México y asumir nuestra parte de culpa en el entuerto. Todos somos estamos “pringados” en lo que está ocurriendo, y quien no sienta la soga asfixiante del petróleo cada vez que llena el depósito del coche que levante la mano…

En Florida vive precisamente un ecologista práctico, Patrick Vanderwyden, que decidió declararse por su cuenta y riesgo “oil free” (libre de petróleo) hace tres años. Llevábamos siguiendo la pista a Vanderwyden en Facebook y en varios blogs “verdes”, pero la CNN le acaba de elevar a la categoría de “ciudadano ejemplar” en un vídeo que pone el contrapunto necesario a las noticias apocalípticas de estos días.

“Estoy triste por la mancha de petróleo, pero al menos está sirviendo para concentrar de nuevo nuestra atención sobre este asunto”, declara Vanderwyden. “Espero que la gente entienda que es nuestra demanda (insaciable) la que nos hacer perforar a una milla de profundidad en el Golfo”.

Patrick Vanderwyden, 49 años, fue hippie y militó en la New Age antes de pasar a la acción solar. Con placas térmicas consigue el agua caliente y con las fotovoltaicas obtiene toda la energía necesaria no sólo para la casa, también para la ranchera y la bici eléctricas. A la vieja Chevy le cambió el motor hace tres años, aunque la mayoría de sus desplazamientos los hace a todo pedal (su debilidad es una bici customizada que ha bautizado como “Fankenbike”).

“Lo que hago tendrá un efecto en futuras generaciones”, asegura. “No quiero dejar a las futuras generaciones con un problema. Y realmente pienso que puedo ayudar”.

Todos podríamos ayudar, aunque fuera siguiendo tan sólo uno de los consejos de Patrick: reducir el consumo de energía en un 30%. Bajando de piñón, moviéndonos menos y aprediendo a ser más eficientes, deberíamos ser capaces de aprobar la eterna asignatura pendiente desde los años setenta.

La crisis del petróleo sirvió de bien poco: Estados Unidos ha duplicado su consumo de crudo en los últimos cuarenta años, y así seguirá al menos durante una década. El petróleo y sus derivados siguen consumiendo una tercio de la tarta energética. La electrificación del transporte con renovables sigue siendo poco menos que una quimera mientras alimentemos nuestra perpetua adicción a la gasolina.

El "pico" del petr'oleo se produjo en el verano del 2008, cuando el precio del barril se disparó, y los americanos comenzaron a pagar el precio “real” del combustible. Pero el consumo desmedido ha vuelto por sus fueros y volvemos a quemar gasolina como posesos. A falta de una solución final, y mientras siga manando el crudo del fondo del océano, cada cual debería emular según sus posibilidades al amigo Vanderwyden y aplicarse el plan de ruta: tres días, tres semanas, tres meses, tres años sin petróleo…

Carlos Fresneda
Publicado en el blog En la Ruta Verde de El Mundo América
.

18 de mayo de 2010

DOMINGO ALSOL, CON PECULIAR TRANSPORTE DE COCINA Y BARTULOS

.

Que tres de los que hacemos posible que alSol sea, desde labores de taller, nos programemos un domingo para salir al campo, llevaba tiempo pendiente. La trama principal ha sido probar sistema de porte de cocina solar cero emisiones, ademas de hacernos una paella de las ya clasicasolares, el postre y el café también con cero emisiones y compartir el tiempo, un día de sol que ya tocaba, con enorme cantidad de emisiones de ideas y acciones para el cambio ya en marcha.

El sitio no podía ser mas apropiado, el centro social de Can Masdeu, la actividad programada desde su Punto de Interacción de Collserola (nombre de la cadena montañosa de la Barcelona ciudad) ni el día tampoco ha podio ser más propicio en bondades fotónicas. Se ha batido el récord de preparación de paella en cocina solar parabólica alSol 1.4, 6,5 litros de volumen en paellera de 36 cm, 16 platos piramidales, todo en hora y 25 minutos y con descuidos. De la parabólica artesanal que tienen en el centro ha salido rumbo a la caja aislante 3 litros de agua en ebullición que no han tardamo más que un ratillo. Hemos flipao con los tiempos, y no sabemos si han sido los duendes del lugar, la emisión de buenas energías o las ganas de cambiar el mundo por completo, que hemos tenido hasta que desenfocar porque aquello iba más rápido de lo previsto.

En un horno Soul, las rosquilletas, con la formulación del bizcocho alSol pero con el olvido de añadirle el aceite, no han parao de ir saliendo del simple horno liviano y sorprendente, ...no ha quedao ni una más allá de la sobremesa.

Desde el almacén del Casal del Barri de la Prosperitat, hemos pillao la cocina de José Ángel. El barrio es famoso en el mundo mundial por su concurso de sopas y el Prosper Beach que esta al llegar, ademas de por ser uno de los nueve barrios de una esquina de la gran ciudad, que no ha parao de luchar por su dignidad y defensa de sus espacios.

Bien, aunque con coche escoba y Carles de fotógrafo oficial, además de haber apañado el encuentro del carrito con el eje de la rueda de la bici, perfectamente ajustao el agujero, y con proteccion de rosca de lo mas fino, hemos probao un transporte que más de uno de nosotros tenia soñao. Moverse sin emisiones con la cocina solar cero emisiones, como que a cuestas rodadas. Y no solo la cocina, también un termo alSolBox, las cacerolas, algunas viandas y un horno solar ligero, ideal para la ocasión.

No es por nada, pero la bici es mi flamante compañera Dahon Curve XL, difícil de superar en calidades y prestaciones, con 5 velocidades desde cambio interno, como sillín que no toca aquello, el DuoPower y mas cosas que puedes igual ver en este video de hace tiempo.

Un bicicarrito que esperaba hace años uso, dio alegría al unirse en profunda comunicación con la base de la cocina alsol 1.4 gracias a unas bridas tipo unex reutilizables y arreando, 4 km de lo más alegres subiendo a Can Mas Deu, si ruido, compartiendo con la gente cruzada sonrisas y sorpresa y más feliz Carlos en el coche escoba y tirando retratos, José Angel detrás vigilando la carga y el que escribe, como un niño el tercer día de tener la primera bicicleta.

Ya en la mesa, de diez comensales, el resto se ha entregao al catering oficial que el centro Can Mas Deu, formado por ocupantes de este mundo para bien del lugar, sus gentes y los asiduos visitantes de la prestigiosa visita comentada que cada domingo a las 12 de la mañana recorre huertos, casa, actividades y sensaciones de ese valle urbano donde la ciudad solo se siente rugir, pero ni se ve aunque este al lado. De nuevo el precio de una comida elaborada con carbón vegetal en Haití ha dado de que hablar.

La bajada, en la que la misma ilusión infantil que en la subida más las ganas de forzar el sistema a ver hasta donde llegaba la seguridad, no me han dejao separarme del sillín aun teniendo justas reclamaciones de los colegas, y es que hace tanto tiempo que quería desplazar una cocina montada gracias a la bici, que he enfilao la bajada con esa satisfacción que deja la buena mesa, mejor sin emisiones, la buena gente, mejor con muchas emisiones y ...no de gases, y la buena vida simple que esta al alcance de cualquiera.

Curiosa la pancarta, no te parece. Unas cervezas locales en la terraza de esa plaza llena de vida, mientras el barrio miraba a los del balonpié, es domingo y todos los credos se encuentran, en fin, nosotros con el nuestro, dale que dale a eso de los solardomésticos, pasando si poderlo evitar por el Golfo de México y pensando en las 2,5 toneladas de CO2, que uno de nosotros va a tirar ya mismo en uno de esos viajes épicos que ojalá se pudieran hacer a lomos de un delfín.

Por cierto, Jim Merkel llega a BCN pronto y la Fundación Terra anda preparando la recepción, de Can Masdeu que decir, hay que ir una vez en vida, como mínimo y como la bici es vida, el miércoles se convoca en Barcelona y simultaneamente otras 200 ciudades del mundo bajo la llamada de Rides of Silence, a una bicicletada en memoria de las personas muertas o heridas en accidentes de bicicleta.

Hoy nuestra paella sin emisiones, humos, consumos... ha sido en honor de todos los activistas y ciudadanos caidos en combate en mil batallas libradas y en las que todavía quedan por librar, que son casi todas y las nuevas que ya llegan.

Manolo Vilchez

.

15 de mayo de 2010

INVASION DE SOLARDOMESTICOS EN MADRID

.
Mientras el chorro de sol antiguo es mucho más de lo que el explotador dice y la catástrofe sube de nivel allá los mares, nos corrobora Carlos, he atendido el encargo de mi curro para ir a Madrid a por dos labores que son como tecnologías para chorros de sol actual con los que cocinar recetas metafóricas para el urgente futuro desde decisiones valientes (ingredientes) que ya deberíamos haber cocinado (...que se nos está pasando la comida).

Desde alSol, sorteando los cambios pero con eso que deja y estimula el intuir que estamos en camino acertado rumbo a una economía no basada en lo sucio (que es valioso y quizás vital si no lo quemáramos y dejáramos escapar) hacemos lo que podemos para el mundo que pueda ser y que tan necesario comienza a serlo tenga lo ojos puestos en lo cultural que mueve el uso más sabrosón de lo tecno solardoméstico.

Todavía con el recuerdo y esperando datos certificados de lo que vale cocinar un cocido en Haití en dolares por carbón vegetal (hasta ahora tenemos un dólar), imaginando que es el lugar en el mundo donde antes se amortizaría una de las cocinas que allá pudimos llevar desde el SFH. Con ese recuerdo vivo montar hoy e instalar el prototipo de la nueva cocina alSol K12 serie Gehrlicher ha sido placer, en la oficina central de la empresa que nos ayuda a avanzar en lo tecnológico, añadiéndole las ruedas y mirándola de perfil (que guapa ha quedao) montada en tiempo record gracias, al final, a las habilidades atornillando de Rebecca.

Este jueves en Genera, la feria de las renovables en Madrid, Gehrlicher ofrece un café sin chorro de emisiones a toda persona que guste de ello. Y la flamante maquina de chorros de sol estará tambié, lista para unos días en un lugar llamado Villa Solar que cuento más abajo.

Pillando taxi y atendido el correillo gracias a eso del 3g me llega el vídeo de Cinestrat, del que tengo 2º post pendiente, que me traslada a uno de esos millones de actos humanos que se precisan con urgencia pa cambiar las cosas. Allá, una cocina alSol fue humilde premio para gran labor de los que transforman su trabajo en imágenes de valor.


Con un amigo del alma solar, cocinero de postín, hablamos unidos por el hilo virtual del móvil de nuevo de Haití, de una olla express en proyecto para la máquina solar que nos ha unido, de como encontrar el meme cultural para que ese artefacto que nos tiene locos de pasión, se convierta en virus de los buenos, ...pa toa la gente del mundo.

Al poco me he visto metiendo cocinas en un camión rumbo a Planeta Madrid donde los promotores de actividades del Solar Decathlon Europe con su stand de llamada a la visita a la Villa Solar, ese lugar que en junio elevará el listón del chorro solar a los más alto posible aquí visto, en lo que son viviendas eficaces, inteligentes y necesarias, han tenido a bien contar con las cocinas solares que estarán activas (hoy no, por que el sol no acompañó) junto a otras actividades culturales, soltando desde las ollas al aire los aromas de los buenos alimentos cocinados con las mejores energías.

Al fondo sonaban los músicos, ya caída hacia rato la noche, recogida y a seguir imaginando un mundo lleno de chorros de buena justicia (Garzón, lo siento mucho), de chorros de la mejor apertura a los cambios (llevamos decenios sabiendo que esta pasando por lo que hacemos en esta tierra y no hacemos casi nada), de chorros de paz y riqueza energética (somos ricos en ello, que le pregunten a la biosfera, pero pobres en estrategias, ya hemos ido conociendo diferentes colapsos y seguimos viéndolas pasar), de chorros de sol actual (lástima que no hemos podido seducir a los asistentes con los sabores limpios de la fuente vital energética, que no por ello dirigirlos a esos días de verano, donde el sol que está disponible para limpiar mucho de lo sucio habido y por haber, esta listo y en espera), de chorros de cordura y de buen gobierno (para salir de esta dándole la vuelta a todo, porque nos va la vida buena nuestra y la vida de los otros que nos están todavía, y de los que están pero que con su injusta pobreza nos dejan a cada vez más ciudadanos chorrear imaginación, acción y compromisos para el cambio).

Cenar en El Vergel, allá la media noche, es lo mejor que a unos currantes les puede pasar cuando buscan ecocalidad y se encuentran con un menú que te deja transtornao de placeres. Laura, panadera solar y colega de aventuras disfruta una pizza como celestial mientras yo con la ensalada gourmet de queso de cabra con cebolla caramelizada me elevo como para el cielo pero no me quita el pensar, y esto es así, en los que con negro carbón, ya no a chorros, no podrán prosperar nunca, y no por que no quieran.

Me espera el tren de retorno, que no es de los de a todo chorro, sino de esos que van despacio, despacio (gracias Maria Novo, texto desde Obelisco), de esos que te llevan sin falta al destino. Antes me voy volao a por dos chorros de sabiduría y activismo, el ultimo texto de Jorge Riechmann que leido la presentación se presenta revelador, y la obra de Oscar Patsi, que entre la cantera y el jardín con una revolución de mariposas (gracias terra.org por el chorro de soplos) me lo junto todo y más dichoso no cojo en la litera, donde quizás igual sueño que casi todos los chorros, no los sucios, son urgentes y son virtuosos y ya están aquí o a punto de estarlo.

Manolo Vílchez, desde Matadero Madrid, precioso y preciso lugar para el pueblo
.

EL VERTIDO DEL GOLFO DE MEXICO PUEDE SER 5 VECES MAS GRANDE DE LO ADMITIDO

El vertido de petróleo en el Golfo de México podría ser cinco veces más grande de lo admitido, de acuerdo con los estimaciones realizadas por varios científicos que cuestionan los 5.000 barriles diarios calculados inicialmente por la Guardia Costera y por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

"Nadie sabe exactamente cómo se ha llegado a esa cifra, pero está cada vez más claro que las estimaciones se han quedado muy cortas", asegura a elmundo.es John Amos, presidente de la ONG Skytruth. "Nuestros cálculos, a partir de las imágenes por satélite y del grosor de la mancha, nos permiten asegurar que estamos más cerca de los 26.500 barriles diarios (equivalente a más de cuatro millones de litros)".

El oceanógrafo Ian MacDonald, de la Universidad Estatal de Florida, refrenda las estimaciones de Skytruth y asegura que la mancha podría ser "cuatro o cinco veces mayor de lo reconocido".

Steven Wereley, profesor de Ingeniería Mecánica en la Universidad de Purdue, ha ido aún más allá y ha hecho sus propios cálculos a partir de las imágenes de la fuga submarina difundidas por BP. "He pasado dos horas analizando el vídeo y creo que el número más acertado son 70.000 barriles saliendo de esa tubería, con una margen de error del 20%", asegura Wereley.


Variación de cifras

Los directivos de BP, en su primera comparecencia a puerta cerrada en el Senado, admitieron que el pozo podía llegar a bombear hasta 60.000 barriles diarios. La compañía, sin embargo, se aprestó a dar como buenas la estimaciones fluctuantes de la Guardia Costera, que primero calculó la fuga en 8.000 barriles diarios, luego la rebajó a mil y finalmente estipuló que la cifra más aproximada eran 5.000.

El almirante Thad Allen, al frente de las operaciones de "respuesta" del vertido, ha declarado sin embargo que es "probablemente imposible" llegar a un cálculo exacto sobre el petróleo derramado hasta la fecha. La directora de la NOAA, Jane Lubchenco, ha asegurado al 'The New York Times' que la estimación es "razonable" y que tener "una mayor precisión sobre el vertido no sería de mucha ayuda".

"Si no entendemos la dimensión del problema, nuestra capacidad de respuesta se verá comprometida", ha replicado sin embargo el congresista Edward Markey, que ha reclamado a todas las agencias federales que se impliquen a fondo para tener una idea más precisa. "Me preocupa que estemos subestimando el vertido".

'Es urgente llegar a un cálculo preciso'

"Difícilmente vamos a poder contener la fuga si no sabemos la cantidad de petróleo que está saliendo", advierte por su parte John Amos, de Skytruth. "Si queremos contener realmente el vertido, es urgente llegar cuanto antes a un cálculo preciso. De lo contrario, seguiremos dando palos de ciego como hasta ahora".

Amos admite que "la respuesta humana y el factor suerte" se han conjugado hasta ahora para evitar que la marea negra llegue a las playas. "Pero los vientos podrían cambiar, y lo que ahora se percibe como una amenaza lejana podría acabar golpeando de lleno el litoral a lo largo de cientos de millas", advierte.

El director ejecutivo de BP, Tony Hayward, ha contribuido en las últimas horas a la polémica por sus declaraciones al diario 'The Guardian'. "Es una mancha relativamente pequeña, comparada con lo grande que es el océano", dijo Hayward.

El 'The New York Times', por su parte, ha revelado que la propia BP llegó a contactar a dos oceanógrafos norteamericanos, Richard Camilli y Andy Bowen, para evaluar con mayor rigor el vertido. La compañía decidió probar suerte con la campana de contención y nunca más volvió a requerir los servicios de los dos científicos.

De acuerdo con las últimas estimaciones, el del Golfo de México podría figurar ya como el octavo mayor vertido en la historia y el mayor en Estados Unidos. "Si nuestros cálculos son exactos, mucho nos tememos que el Exxon Valdez quedó atrás desde primeros de mayo", sentencia John Amos.

Y la fuga continúa.

Carlos Fresneda
Publicado en El Mundo América
.

12 de mayo de 2010

TODOS ESTAN "UNTADOS" DE PETROLEO

.
¡Quien no esté “untado” de petróleo que levante la mano!... Empezando por el propio Obama, que recibió 71.000 dólares de donaciones de los trabajadores de BP durante su campaña presidencial. O el director de la CIA Leon Panetta y el enviado especial para Oriente Medio George Mitchell, que llegaron a ejercer como “asesores” de BP. O el senador John Kerry, vinculado a través de las acciones de su propia familia no sólo a BP sino a Transocean, la compañía que fabricó la plataforma accidentada en el Golfo de México...

Comparecen hoy los responsables del vertido de petróleo en el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado. Se echarán las culpas los unos a los otros, para que parezca muy “real” de cara a la galería. Pero todo quedarán presumiblemente reducido a una reunión entre “amiguetes”, sin la menor trascendencia política.

Pinchen ustedes en la web del Center for Resposive Politics y descubrirán el dinero que ha invertido BP para cubrirse las espaldas en Washington: 16 millones de dólares en el 2009, 3,5 millones en lo que va del 2010. La tradicional querencia por los republicanos se ha ido nivelando en los dos últimos años: los demócratas han recortado distancias y acaparan ya el 40% de las donaciones petroleras.

“Obama no ha aceptado donaciones de los comités de acción política o de ningún lobby a nivel federal”, se excusa el protavoz de la Casa Blanca Ben LaBolt. Cierto: el entonces candidato demócrata recaudó 750 millones de dólares aportados generosamente por cuatro millones de norteamericanos. Entre ellos, decenas de trabajadores de BP que sumaron en total 71.000 dólares.

Meses después, Obama nombró como subsecretario de Energía a Steven Koonin, ex director científico de BP, y quien quiera entender que entienda...

Otra ineludible conexión: Tony Podesta, reputado “lobista” de BP America, es hermano de John Podesta, que dirigió el equipo de transición de Obama y sigue bombeando ideas sobre el futuro energético del país a través del Centro para el Progreso Americano.

El ex senador Tom Daschle, hombre clave durante la campaña de Obama y frustrado secretario de Sanidad, también figura en el plantel de ex asesores de BP.

Más vínculos comunes: dos ex colaboradores del fallecido senador Ted Kennedy, Anthony Coley y David Sutphen, han sido contratados por BP para “gestionar” la crisis, a través del Brunswick Group, la compañía de relaciones públicas y comunicación de Washington.

Aunque la conexión más visible y directa es sin duda la de la senadora demócrata por Luisiana Mary Landrieu. Aunque la soga del petróleo amenace con estrangular la economía de su estado, Landrieu sigue entonando a estas alturas el “Drill, baby, drill!” con casi tanta convicción como Sarah Palin. Su entusiasmo por el crudo está seguramente relacionado con los 17.000 dólares recibidos de comités políticos y donaciones individuales relacionadas con BP, según el blog OpenSecrets.

Seguiremos informando...

Carlos Fresneda
Publicado en blog Crónicas desde EEUU de El Mundo
.

11 de mayo de 2010

A LA MIERDA LOS NEGACIONISTAS CLIMATICOS

.
Mas abajo la traducción de la carta publicada en la revista estadounidense Science, donde más de 250 miembros de la Academia Nacional de las Ciencias de EEUU, incluyendo once premios Nobel, condenaban el creciente “ataque político” a los científicos que informan sobre el calentamiento del planeta y su principal causa, las emisiones de gas de efecto invernadero.

La contraparte son los negacionistas, vividores de los sectores que les interesa engañar y marear para que creamos los más posibles que el cambio climático es un cuento. Luego también estan los fascistoides que quedan dando vueltas, no son muchos pero tienen la cartera llena y compran voluntades en el prostibulo de la gente de mala condición, generalmente aspirantes a élites con ese olor a mierda que ya no pasa desapercibido, porque apesta.

Me quedo con los ciudadanos que cogen datos, analizan con mente abierta y aun tocando intereses delicados, se atreven a decir la verdad científica, con todo el valor de siempre equivocarse y asi reconocerlo. Son los tiempos de la gente, del pueblo y desde ella la buena humanidad que cultiva el conocimiento y la cultura y no de la élites y sus servidores de un sistema podrido que todos hemos conducido en estados ebrios, hacia lo que somos como sociedad, un pobre embrion en formacion acelerada sin saber ni donde esta ni hacia donde va. Por la ciencia, la buena gente, que somos mayoria y que, joder, como sea habrá que vencerles, y rápido.

Manolo Vilchez


Estamos conmocionados por el reciente aumento de los ataques políticos a los científicos en general y a los científicos medioambientales en particular. Todos los ciudadanos deberían comprender algunas cuestiones fundamentales de la ciencia. Siempre existe una cierta inseguridad relacionada con las conclusiones científicas: la ciencia nunca prueba nada de forma determinante. Cuando alguien dice que la sociedad debería esperar hasta que los científicos estén completamente seguros de algo antes de pasar a la acción, está diciendo que la sociedad nunca deberá pasar a la acción. Ante un problema de dimensiones catastróficas, como es el cambio climático, asumir una actitud pasiva implica un enorme riesgo para nuestro planeta.

Las conclusiones científicas se derivan de la comprensión de las leyes básicas, apoyadas por los experimentos de laboratorio, la observación de la naturaleza y los ensayos matemáticos e informáticos. Como todos los seres humanos, los científicos cometen errores, pero el proceso científico está diseñado para localizarlos y corregirlos. Este proceso cuenta con un importante componente autocrítico: los científicos se forjan una reputación y ganan reconocimiento no solamente apoyando el saber convencional, sino aún más cuando demuestran que el consenso científico ha cometido un error y que existe una mejor explicación para algo. Eso es lo que hicieron Galileo, Pasteur, Darwin y Einstein. Pero cuando las conclusiones se han comprobado, cuestionado y examinado de forma concienzuda, ganan el estatus de “teorías establecidas” y a menudo se las denomina “hechos”.

Por ejemplo, existen pruebas fehacientes de que nuestro planeta tiene unos 4.500 millones de años de antigüedad, de que nuestro universo surgió a raíz de un solo evento hace unos 14.000 millones de años (la Teoría del Big Bang), y de que los organismos de hoy en día son el resultado de la evolución de otros que vivían en el pasado (la teoría de la evolución). A pesar de que estas teorías son ampliamente aceptadas por la comunidad científica, si alguien puede demostrar que están equivocadas, su fama será universal.

El cambio climático también se engloba en esta categoría:
existen pruebas fehacientes, contundentes y objetivas de que los humanos están modificando el clima de una forma que amenaza a nuestras sociedades y a los ecosistemas de los que dependemos.

Muchos de los recientes ataques sufridos por la ciencia medioambiental y, lo que es más preocupante, por la comunidad científica, por parte de los negacionistas del cambio climático, están dirigidos por intereses específicos o por ideologías, no por un esfuerzo sincero de probar una teoría alternativa que aporte las pruebas necesarias de forma creíble. El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) y otras instituciones científicas que estudian el mismo fenómeno, que engloban a miles de científicos que producen multitud de extensos informes, han cometido algunos errores, algo absolutamente comprensible y normal. Cuando estos errores se detectan, se corrigen.

Pero ninguno de los acontecimientos de estos últimos días cuestiona ni siquiera de forma remota las conclusiones fundamentales sobre el cambio climático:

1) El planeta está sufriendo un calentamiento debido al aumento de las concentraciones de gases que atrapan el calor en la atmósfera. Un invierno frío y con nieve en Washington no altera este hecho.

2) La mayor parte del aumento de las concentraciones de estos gases en el último siglo se debe a la actividad del ser humano, en especial a la quema de combustibles fósiles y la deforestación.

3) Las causas naturales siempre desempeñan un papel en el cambio climático, pero los cambios producidos por el hombre las superan ampliamente.

4) El calentamiento del planeta provocará la modificación de muchos patrones climáticos a una velocidad sin precedentes, lo que incluye el aumento del nivel del mar y ciertas alteraciones en el ciclo hidrológico. El aumento de las concentraciones de dióxido de carbono está acidificando los océanos.

5) La combinación de estos complejos cambios climáticos constituye una amenaza para las comunidades y ciudades costeras, para el suministro de alimentos y agua, para los ecosistemas marinos y de agua dulce, para los bosques, los ambientes de alta montaña, y muchos otros.

Las sociedades científicas del mundo, las academias nacionales y los individuos que trabajan para ellas pueden ser cuestionados, y de hecho han sido cuestionados en gran medida en los últimos tiempos. Pero las conclusiones arriba mencionadas deberían bastar para mostrar la preocupación de los científicos por los problemas a que se enfrentarán las futuras generaciones, derivados de la actual forma de hacer negocios. Urgimos a nuestros representantes políticos y a la sociedad a que tomen medidas inmediatas y se centren en las causas del cambio climático, incluido el consumo desenfrenado de combustibles fósiles.

También hacemos un llamamiento para que se ponga fin a las amenazas, similares a las de la era McCarthy, de investigación criminal contra nuestros colegas, basadas en alusiones de culpabilidad, al acoso de los científicos por parte de los políticos que buscan distraer la atención y evitar la toma de decisiones, y a las mentiras que se están propagando sobre ellos.

La sociedad tiene dos opciones:
podemos ignorar a la ciencia y esconder la cabeza en la arena esperando tener suerte, o podemos pasar a la acción por el interés público, para reducir la amenaza del cambio climático de forma rápida y sustancial. La buena noticia es que se pueden llevar a cabo acciones efectivas e inteligentes. Pero posponer estas acciones no debe ser una opción.
.


9 de mayo de 2010

LA MANCHA DE PETROLEO LLEGA A LAS MARISMAS

.

Campana sobre campana, la mancha de petróleo ha llegado a las marismas de Luisiana. Mientras toda la atención se desvía hacia la aparatosa “cúpula” de contención y su primera incursión fallida, uno de los brazos del vertido avanza peligrosamente hacia el refugio de vida silvestre de Pass-a-Loutre, en el delta del Misisipí.

Darby Cheramie nos lleva hasta el lugar en su pequeño barco de pesca, guiado por el instinto y por el “tam tam” que circula entre los pescadores de Venice. Tardamos cinco horas en encontrarlo, pero allí está, a menos de un kilómetro de la costa.

No es la mancha rojiza o naranja que ha llegado ya a la islas Chandeleur. Se parece más a la “leche chocolateada” a la que se refería el congresista Gene Taylor. O más bien, a una “diarrea” aceitosa de diesel, de un sospechoso color marrón con grumos blancuzcos, producto tal vez del contacto del petróleo con los disolventes.

La mancha alargada se prolonga aparentemente a lo largo de kilómetros, sin que los barcos de la Guardia Costera reparen en ella. Las marismas, entre tanto, aguardan en la desprotección absoluta. A lo largo de más de 150 kilómetros de recorrido por la costa, tan sólo vimos un amasijo de barreras flotantes, arrastradas e inutilizadas en uno de los brazos del Misisipí.

“Intentan convencernos de que están haciendo todo lo posible, pero la verdad es que hay cientos de pescadores que queremos ayudar y no nos dejan”, se lamenta Cheramie, habituado a pescar barbos y peces aguja en estas mismas aguas. “Pasan los días y nos debatimos entre la frustración y la impotencia. No vemos acción por ningún lado. Vemos cómo avanza el vertido y no podemos hacer nada”.

Al llegar a Pass-a-Loutre, Cheramie nota primero un olor inusual, y luego “una neblina que no es normal en plena tarde y en día soleado como hoy, con ocho millas de visibilidad”. Un pez muerto es al vez el primer aviso, aunque los cierto es que las gaviotas y los pelícanos –posados en las plataformas y en los oleoductos- no parecen percibir la alerta.

Cerca del lugar indicado, siguiendo el rastro que van dejando en el aire una par de helicópteros, el pescador nota en la superficie del mar “un extraño color rojizo”. Llegamos así al “río” de aceite y grumos. Lo recorremos durante más de dos kilómetros, y comprobamos cómo avanza inexorable hacia el oeste, rumbo a las marismas.

La Guardia Costera tardó al menos tres días en reconocer que la mancha había llegado a las islas “barrera” de Charamie. Nos preguntamos ahora cuánto tardarán en certificar que la mancha tóxica ha entrado en el complejo laberinto de canales y brazos pantanosos que dan forma al mayor ecosistema marino de Estados Unidos, amenazado por la soga del petróleo.

Nuestro joven pescador nos puso en antecendentes en Black Bay: la bahía ennegrecida por decenas de pozos petrolíferos, arrasados e inutilizados tras el huracán Katrina. Un pescador le dijo que hasta allí habían llegado también los tentáculos del “spill” (el vertido). Pero Cheramie nos lleva hasta la plataforma Black 35, también conocida como Monkey Cave, otea con redoblada curiosidad el horizonte y certifica: “La misma mierda de siempre. El agua en esta bahía está siempre así de sucia y con burbujas. No noto nada extraño”.

En los pelícanos, a la altura de California Bay, cree distinguir Cheramie algo inusual: “Parece que tienen la panza negra, como embadurnada en petróleo”. Pero no puede estar seguro, ni siquiera cuando tocamos tierra en Shell Island e intentamos acercanos inútilmente a las aves, con la eterna y amenazante silueta de las plataformas marcando siempre el horizonte.

Cheramie, 35 años, nacido en Houma y afincado en Boothville, lleva recorriendo estos parajes impregnados de petróleo toda su vida. “Siempre hemos convivido sin mayores problemas, los pescadores y la gente del petróleo”, reconoce. “Yo tengo muchos amigos que trabajan para la industria. Para los que vivimos aquí es el eterno dilema: o pescamos, o vivimos del petróleo. Muchos no volvieron tras el Katrina”.

El huracán y el agua arrasaron Boothville hacer cinco años. Cheramie lo perdió todo, pero decidió empezar de cero... “Las cosas volvían a irnos bien, y hace un mes me compré este pequeño bote. En un buen mes puedo hacer dos mil dólares, pescando barbos, peces aguja y otros peces grandes. La verdad es que estaba empezando a levantar el vuelo. Pero este desastre nos ha hundido; no sabemos cuándo podremos volver a la mar”.

La frustración de los pescadores del delta de Misisipí crece días tras día, viendo cómo la mancha se les viene encima y BP les mantiene en el dique seco. Oficialmente, son 260 los barcos y 8.500 las personas que participan en las tareas de “respuesta”, pero los pescadores se preguntan dónde están y de dónde salen, mientras el puerto de Venice rebosa de barcos expectantes.

La ira aumenta también con las últimas noticias: no hay suficientes barreras flotantes para proteger las marismas. Se desplegaron un millón de pies (el equivalente a 300 kilómetros) en los primeros días, pero los temporales dejaron inutilizadas el 80% de las protecciones. La franja costera de Luisiana, incluyendo todas las bahías y los brazos pantanosos, se prolongaría a lo largo de una extensión inacabarcable de más de 10.000 kilómetros...

Campana sobre campana, y una semana después de la decepcionante visita de Obama, los pescadores de Venice, Boothville, Triumph y Empire se encomiendan tal día como hoy a las fuerzas de la naturaleza y rezan para les llegue la única protección posible: el viento de poniente.

Carlos Fresneda, enviado especial, Venice, Luisiana
Publicado en El Mundo

8 de mayo de 2010

EN CINESTRAT 4ª EDICION, RECIEN COMIDOS SOLAR

.
Vengo al Festival de Cine en Finestrat, al lado de Benidorm, Cinestrat, por varios motivos. Tuvo la organización a bien valorar que al mejor documental tirando a verde tono eco se le diera el premio alSol, la microempresilla en al que tengo el privilegio de participar. Le ha tocao a Manual de Uso para una Nave Espacial de Horacio Alcalá, que retrata las diversas realidades entorno a uno de los problemas más complejos de nuestro tiempo y plantea la urgencia de entablar un dialogo profundo sobre sus soluciones.
Mañana me toca entregarlo, es una de esas máquinas sencillas para igual cambiar por completo la visión de los aprovechamientos de la tecnología solar, esta vez para generar calor y preparar viandas. Es una cocina parabólica alSol 1.4, con su pack de ruedas y la paellera de 36 cm de diámetro. Estamos contentos de modestamente poder premiar a la representante de tantas obras documentales que no paran de pasar en la sala del Casal de Cultura de este pueblo en las montañas que tienen un brazo en el mar.



Pa celebrarlo y echando mano de las dos cocinas solares propiedad de Rene Bijloo, director del certamen, y con ayudantes de primer nivel:

un sol medio medio y un vientecillo ladroncete de calorías, no han impedido que de una saliera en dos horas un paellón (bueno, en estos lares un arroz cardoso) tremendo y de la otra media hora después 8 litros de volumen de unas lentejas sin chorizo que viendo al personal como apuraba la cacerola, parecen que han quedao divinas, además de sin emisiones y ningún vinculo posible con la macha color marrón que Carlos esta siguiendo desde que se rompió una de esas plataformas allá por el Golfo de México. Bueno, hace un rato, hemos celebrado lo mejor para la zona y lo mejor para el mundo, un sistema energético libre de sinverguenzas, que deje ya los combustibles donde estén para usos más inteligentes que quemarlos y se abra de patas hacia un sistema tecnológico que aproveche los flujos de la Biosfera para ayudarnos a caminar a la incertidumbre hasta que la vida aquí, de momento tan emocionante y diversa, acabe por extinguirse. El Sol, durante miles de millones de años seguirá lanzando su bondad energética sobre la bola cósmica donde yo por ejemplo me disfruto ahora mismo un documental, sobre ella misma y las miserias de una especie que de momento deambula por ella.

Philippe Dupiereux, creativo del copón y fotografo oficial del certamen, ha disparao con su Canon alto nivel y su arte, las fotos que acompañan a este rápido post, mientras le dabamos a ver como hacíamos para cuando Sáhara Solar y el allá, pongan sobre la tierra de ese pueblo oprimido las 50 cocinas solares que gentes de los pueblos nuestros han tenido a bien donar. He contao varias veces aquello de que llevmaos 300 mil años cogiendo combustible para cocinas y delante de las cocinas lo que estaba ocurriendo es que eso ya es historia, por primera vez con tecnología y sin combustibles, el papeo se hace igual. Haiti ha salido varias veces a comentario, esta demasiado cerca de mi aquellas gentes que el Solar For Hope me ha permitido conocer.

Me voy a meterme de lleno en la sesión que no para de pasar delante de los ojos de cada vez mas gente esos trazos de creatividad y compromiso que cada año el equipo humano que hace posible Cinestrat pone delante de ellos.

Vaya que si estas cerca, te animes, que mañana la programación promete revulsivos en tripas bien nutridas y aprietes en la moralidad de alguno de nosotros en esta parte cómoda de un mundo patas arriba que hay que cambiar ya como sea para que sea en el tiempo, agradable y posible. Y si no estas por la zona, échate de la mano de la retransmisión en directo vía ustream unos placerillos tecnovisuales de lo que vaya pasando, que a ello me voy a ver como gracias a la red de todos se pueden pasar cosas en tiempo real para que de una punta a la otra del mundo comencemos a movernos más en esa comunicación vital para frenar a sinverguenzas, conocer la jodida realidad y trabajar por la hermosura de un mundo con una sociedad mucho más justa, solidaria y ética (hoy se celebra en muchos lugares como desde el consumo podemos hacerlo) y porqué no, mucho más disfrutona de lo que ahora tenemos los ricos y que deben tener por justicia y por igual, los perdedores generados.

Disfruta del cine de verdad, unas películas para cambiar desde la acción, las cosas feas, y mira si estás cerca también que es eso de consumir con amor hacia la vida

Manolo Vilchez, enviado especial de alSol a Finestrat
.