11 de marzo de 2010

OBAMA INTENTA DAR UN NUEVO IMPULSO A LA LEY DEL CLIMA

.
Barack Obama aspira a remover las ascuas de la Ley del Clima, varada desde hace ocho meses en el Senado por la tajante oposición de los republicanos. El presidente convocó el martes en la Casa Blanca a una delegación de 14 senadores demócratas y republicanos –varios de ellos todavía “indecisos”- con la intención de dar el impulso final en las próximas semanas.

“Estamos avanzando muy rápido y votaremos en primavera”, vaticinó el senador John Kerry, artífice del texto legal que también apadrinan el independiente Joe Lieberman y el repubublicano Lindsey Graham.

La ley que debate el Senado fija inicialmente una reducción de las emisiones de CO2 del 17% en el 2020, similar a la aprobada en junio por la Cámara de Representantes. El texto deja sin embargo “aparcada” la controvertida propuesta de crear un mercado de bonos de carbono. A cambio, los demócratas pretenden fijar “controles a la emisiones en los distintos sectores de la economía”.

“Obama ha dejado muy claro que el carbono debe tener un precio”, declaró Kerry. Los republicanos y los “lobbys” del carbón y del petróleo se oponen y advierten que cualquier “gravamen” servirá al final para encarecer el precio de la energía.

“El presidente cree que necesitamos fuertes incentivos para reducir nuestra dependencia del petróleo extranjero y culminar la transición hacia una economía de energías limpias”, afirmó el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Lindsay Graham intentó por su parte seducir a la minoría republicana, que sigue amenazando con ejercer el bloqueo parlamentario: “No tenemos la supermayoría de 60 votos para aprobar la perforación petrolífera en las costas. Tampoco la tenemos para impulsar la energía nuclear tal y como lo deseamos... La única manera de sacar adelante nuestras propuestas es vinculándolas con el cambio climático, el aire limpio y la independencia energética”.

“Si eres republicano y crees que lo que debemos hacer es perforar en las costas, ésta es tu oportunidad”, declaró Graham, en un llamamiento de doble filo a sus correligionarios.

El ala izquierda del Partido Demócrata ha criticado sin embargo al presidente Obama por hacer excesivas concesiones a los republicanos –especialmente en los capítulos de la energía nuclear y el carbón “limpio”- para sacar adelante la tortuosa Ley del Clima, que está pasando por tantos o más “reajustes” que la controvertida reforma sanitaria.

Carlos Fresneda
Enviado especial/Los Angeles
.

No hay comentarios: