6 de diciembre de 2009

ASI SUFRIMOS EL CAMBIO CLIMATICO


Mañana comienza en Copenhague a discutirse si se decide ser valientes o no para compartir nuestro devenir humano con un clima alterado por nosotros mismos, en fin, durante estas semanas se libra una batalla no contra otros, sino contra nosotros mismos.

Herramientas tenemos más que sobradas para cambiar este mundo sin perder felicidad, lástima que con nosotros, algunas taras que la evolución todavía no ha pulido, hacen que estos escenarios lógicos cuesten mucho más, y es que nos rodean humanos y sus historias que no tiene casi remedio si enfrente no somos una masa crítica capaz de bloquearlos. Abundan negacionistas financiados por lo más sucio y criminal de este mundo, abundan críticos ante la evidencia, pero no son tantos. Bastante tenemos con ver el mundo de formas muy disitintas, y además un mundo lleno de otros problemas, que el deseo de Copenhague podría ser que comenzaramos la nueva étapa de la evolución humana donde ser capaces de decidir los temas vitales desde una concordia que aunque nos cueste un siglo, no tenemos más remedio que construir ya sus pilares. En Copenhague podemos empezar la obra, eso si, ójala que con el mejor acuerdo ante la urgencia de la evidencia que ya ha puesto en riesgo la vida para mucho miembros de la familia humana.

Viendo la TV alucino con las iniciativas creadoras para llamar la atención de los que finalmente dediciran sobre el clima que es de todos. Una escultura de hielo con iluminación eficiente pero que ira deshielandose poco a poco, un tren que sale cargado de activistas y técnicos desde Bruselas a la ciudad el tratado para demostrar que el tren ha contribuido mucho y tiene mucho que hacer en un futuro cercano por una movilidad de bajo impacto. Me he apuntaó al noticiario de uno de los blog verdes más prestigiosos, GreenDiary pa estar ar dia. Los ciclistas que han salido de muchos lugares van llegando, las grandes organizaciones preparan a sus delegados y sus acciones para influir al máximo.

Los representantes con mayores responsabilidades iran llegando la próxima semana para rubricar voluntades, en el aeropuerto ya ya se ha informado y casi todos sabemos de unos posters con los firmantes lamentandose, ya abueletes, en el 2020. Veremos estos días si la voluntad de cambiar lo menos posible el clima se toma globlamente, algo dificil en esa confluencia de tantos intereses y tantas visiones de la justicia social. Pero algo necesario para resideñar una sociedad humana que por fin y gracias a la red global en la que nos desenvolvemos, podemos pensar como posible, podria ser más apasionante de lo que es hasta ahora sentir que por primera vez en la historia humana se toman decisiones cruciales para todos.

Hoy El País publica en su dominical una trabajo gráfico extraordinario, fruto de la vuelta al mundo durante 8 meses por una buena parte de países de dos reporteros alemanes para realizar el proyecto 'La cara humana del cambio climático'. Ha consistido en localizar a las primeras victimas humanas de lo que todavía sólo unos pocos negacionistas no aceptan, por cierto, a ver si se van a otro planeta de una vez por todas y dejan de ocupar espacios de comunicación con sus pirulas para destinarlos a soluciones para salir lo mejor posible de donde ya estamos metidos.

Aquí enlace directo a ASI SUFRIMOS EL CAMBIO CLIMATICO de la que cojo la entrada y la pego aquí:

Ahí están. Mirándonos. Testigos en 15 países, desde Suiza y España hasta Mali y Australia, de lo que ya está pasando. Agricultores que se han quedado sin cosecha por las sequías, pueblos en peligro por la rotura de la capa de hielo, habitantes de islas que han perdido sus casas por las inundaciones. Un viaje alrededor del mundo para dar voz a las víctimas del cambio climático, en vísperas de la cumbre mundial que comienza mañana en Copenhague para tratar la mayor enfermedad del planeta.

A la derecha del texto tienes la galería con los 30 protagonistas. Pero aquí la fotogalería, con mejor resolución.

Y aquí un vídeo de los más cercanos afectados, que como ellos somos ya todos. Miguel Ángel Casares Camps y su padre Miguel, dos agricultores de Moncofar (Valencia), que son particpes en el proyecto.

Dos semanas trascendentes nos espera, veremos que somos capaces de conseguir, todos y cada uno de nosotros. Pués eso, muy activistas semanas, años y vidas.

Manolo Vílchez
.

No hay comentarios: