14 de noviembre de 2009

EN DEFENSA DE AL GORE

Hacemos un alto en esta travesía americana para tomarle el pulso al momento. Lo haremos tan sólo ocasionalmente, cuando la actualidad apremiante o la publicación de un libro imprescindible nos obliguen a ensanchar el horizonte. Tal es el caso de “Our Choice, lo último de Al Gore, a tiempo para la cumbre del cambio climático en Copenhague...y a tiempo también para la última ofensiva del “Global Cooling” , la campaña urdida para hacernos creer que el mundo se está enfriando .
Matar al mensajero, ésa sigue siendo la consigna. Y hasta el New York Times ha entrado en el juego, minimizando la labor enciclopédica de Al Gore y contribuyendo al mito del “millonario del carbono”.

De modo que Al Gore ha tenido que ponerse de nuevo a la defensiva (“Pongo mi dinero donde pongo mis valores”) mientras su mensaje queda diluido entre el ruido mediático y los americanos siguen atrapados entre el escepticismo y la complacencia (tan sólo el 52% cree que el planeta se está calentando, frente al 71% hace apenas seis meses).

Al Gore vuelve a predicar pues en la gelidez nocturna del desierto, pese a campañas como 350.org o COnsequence que aspiran a sacar a sus compatriotas de la preocupante parálisis. Gore se confiesa sin embargo “optimista” y sostiene que estamos llegando ya ese punto necesario de inflexión en el que no nos quedará más remedio que elegir.

“Our Choice” se publicará en español en febrero (Gedisa) y el título está aún por decidir: “Nuestra elección” o “Nuestra oportunidad”, tanto monta... El libro es el fruto de tres años sesudos de investigación y 30 cumbres de “soluciones” ante en las que han participado decenas de científicos.

“Our Choice” cierra de momento la trilogía iniciada con “La tierra en juego” y “Una verdad incómoda”. Se trata de un libro igual de apremiante que sus predecesores, pero sin caer en el alarmismo ni en los tintes apocalípticos. Estamos sin duda ante uno de los mayores esfuerzos divulgativos que se han hecho hasta ahora no sólo para explicar el cambio climático, sino para “visualizar” el coste oculto de los combustibles fósiles e “iluminar” las alternativas.
Sostiene Gore que hace falta un cambio profundo en nuestra manera de pensar y de relacionarnos con el planeta, y asegura que la información es la gran clave. El siguiente gran cambio es el que tenemos que dar como “consumidores”, fieles a la máxima “menos es más”, apostando por la eficiencia energética y reinventando la vida en las ciudades.
Aventura Gore que el futuro inmimente pertenece a la energía solar, y vaticina que los costes de la fotovoltaica (y posiblemente también la termosolar) y podrán competir pronto con los del carbón. Rompe una lanza por la eólica como la solución con menos emisiones y augura un futuro prometedor a los sistemas de energía geotérmica mejorada. Certifica la agonía de la “opción nuclear” y pone en duda el futuro del “carbón limpio”. Propone que se pague a los agricultores para que usen la tierra como “sumidero” de CO2 y se inclina por una combinación del impuesto y del “mercado” de carbono para que paguen quienes contaminan.

Los profetas del “global cooling”, a la eterna sombra de ExxonMobil y compañía, se han lanzado de nuevo sobre la yugular de Gore, que sigue levantando también pasiones enfrentadas en el movimiento ecologista. Pero nadie puede rebatir a estas alturas su aportación al debate mundial, y pocos podrán cuestionarle que estamos de veras ante el momento de la gran elección.
“Our Choice” es una poderosa llamada a la acción colectiva frente a quienes creen que podemos seguir quemando indefinidamente petróleo y carbón... y haciéndonos la vana ilusión de que vivimos en un planeta incombustible e infinito.

Carlos Fresneda
Publicado en Blog América - On the Green Road / En la Ruta Verde
.

No hay comentarios: