6 de noviembre de 2009

AL GORE EXPLORA LAS "SOLUCIONES" ANTE EL CAMBIO CLIMATICO

.
El ex vicepresidente norteamericano vuelve a la carga con su nuevo libro, “Nuestra elección”

Al Gore ha querido dejar atrás el alarmismo y centrarse esta vez en las “soluciones” ante el reto del cambio climático. Su nuevo libro, “Our Choice” (“Nuestra elección”), llega sin embargo a las librerías norteamericanas en un momento crítico, cuando la Administración Obama no parece dispuesta a liderar la cumbre de Compenhague y sus compatriotas vuelven a cuestionar la “verdad” sobre el calentamiento global.

Tan sólo el 57% de los estadounidenses cree que el planeta se está calentando (frente al 71% hace un año y medio) y apenas el 36% considera que la actividad humana es responsable, según un reciente sondeo del Pew Center.


Al Gore insiste en su libro cómo la situación se ha agravado en los tres últimos años y cómo la posibilidad de un polo norte sin hielo resulta ya inminente. Pero el profeta del cambio climático admite que los hechos no bastan para convencer a sus compatriotas y que hace falta un cambio de estrategia para propagar el mensaje.


Gore centra su libro en la 30 “soluciones”, desde la “biorremediación” al uso de la tierra agrícola con sumidero de carbono, desde la eficiencia doméstica a la energía termosolar. El ex vicepresidente insiste en cómo la tecnología está ya disponible y cómo la “elección” ante el cambio climático está en nuestras manos...


“Cuando mire hacia atrás, la próxima generación tal vez nos preguntará: “¿Es que no visteis desaparecer los polos ante vuestros ojos?”. Aunque tal vez la pregunta puede ser ésta: “¿Cómo encontrásteis el coraje moral para hacer frente a la situación y encontar las soluciones a la crisis del clima?”.


Gore admite que hace falta un cambio profundo “no sólo en los hábitos, sino sobre todo en nuestro modo de pensar”. Una parte de su libro está consagrada precisamente al “imperativo moral y religioso” de sanar el planeta: más de 200 líderes cristianos han pasado por su cuartel general de Nashville durante la gestación del libro, que será usado como manual de acción en decenas de congregaciones religiosas.

El ex vicepresidente salió ayer al paso de las crecientes críticas (llevadas ayer a la portada del New York Times) por cómo está sacando partido económico a sus prédicas sobre el cambio climático desde la llegada de Obama a la Casa Blanca. “Llevo décadas impulsando la reducción de las emisiones de CO2 y el cambio a las energías renovables”, se defendió Gore. “Creo que todos debesmos invertir de acuerdo con nuestras convicciones y nuestros valores, y eso es lo que he hecho”.

Carlos Fresneda, Nueva York
.

No hay comentarios: