10 de octubre de 2009

UNA CASA SOLAR MADE IN SPAIN LLEGA A WASHINGTON

.
.
Eddie Arrossi
"¡Magnífico! It's a glorious house"... Pese a su condición de árbitro imparcial, el director del Decathlon Solar, Richard King, no pudo ocultar su asombro en el estreno de la casa Black & White, diseñada por un equipo de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y emplazada desde ayer en el 'mall' de Washington.

El astro rey acudió a su cita en el estreno de la Villa Solar, con veinte hogares futuristas alineados entre el Capitolio y el monumento a Washington, esperando el veredicto que llegará el 16 de octubre. La UPM tendrá que medirse con 18 universidades norteamericanas y con un proyecto de la Universidad Técnica de Darmstadt (Alemania) en una de las competiciones más prestigiosas de construcción sostenible del mundo.

"Hemos venido a ganar", confesó a pie de obra el arquitecto Jaime Promewongse, uno de los 25 miembros del equipo de la UPM que ha contribuido al montaje del prodigio energético en menos de una semana. "Nuestro punto fuerte está en la cubierta, que bascula para buscar el Sol, y también en la piel sensible de la fachada, con paneles que se orientan para seguir su trayectoria".

"Siguiendo el Sol hasta Washington", ese fue el lema que se trajo de Madrid el profesor Josep Maria Adell, al frente de un proyecto que "tiene algo de utópico, pero que pretende ser realista". "Tenemos ya encargos para poder construir 200 viviendas usando este prototipo", adelantó Adell. "Nuestro objetivo es hacer una casa realista y asequible, por un precio de unos 200.000 o 250.000 euros".

Diseño innovador

El Sol se pone tras el obelisco de Washington, y el profesor Adell no oculta su orgullo por el diseño y la fabricación de la cubierta... "Hemos dado la vuelta al tejado y hemos invertido la pirámide clásica. No nos interesa tanto protegernos del agua, sino seguir al Sol con placas fotovoltaicas, y lograr el mayor rendimiento energético".

La cubierta aguantó perfectamente la embestida del viento enfurecido que se desató en Washington y que complicó en extremo la construcción. La ministra de la Vivienda, Beatriz Corredor, llegó a tiempo para el acabado y se mostró dispuesta a "tomar el testigo en el 2010".

El Decathlon Solar, que se celebra desde el 2002 en Washington, se traslada el próximo año a Madrid. "Este hecho confirma el liderazgo de España en construcción sostenible y energías renovables", declaró Corredor. "Y también sirve para reforzar nuestros lazos en estos campos con Estados Unidos. La Administración Obama ha tomado una posición inequívoca".

Un futuro 'más brillante'

El secretario de Energía, Steven Chu, fue uno de los primeros en tomarle la medida a las casas del mañana. "El Decathlon Solar nos enseña lo que es posible hoy y apunta hacia un futuro más brillante", declaró el premio Nobel de Física, que recalcó de paso su particular obsesión: "Embarcar a la próxima generación de científicos e ingenieros en la solución al problema de la energía".

Más de un millar de expertos y estudiantes han unido fuerzas en los 20 proyectos que durante 10 días se exhiben en Washington. Varios jurados recorrerán la Villa Solar en los próximos días y valorarán el diseño arquitectónico, la viabilidad comercial, la ingeniería, el confort, la eficiencia y la relación producción/consumo de energía de cada una de las casas.

Los vecinos de la Politécnica son los estudiantes aventajados de la Penn State University, que llegan con un innovador tejado verde "integrado" con placas fotovoltaicas. La Universidad de Santa Clara ha creado una casa "refractaria" y rectangular con genuino sabor californiano.


La Universidad de Arizona ha construido una casa-invernadero que permite cultivar en el interior y filtrar las aguas grises. El equipo alemán apuesta por una casa cúbica y sólida, cubierta con mosaicos solares diseñados para aprovechar al máximo la luz solar en días nubosos.

Del Capitolio al Palacio Real

La próxima Villa Solar se levantará a orillas del Manzanares, con el Palacio Real robando la perspectiva al Capitolio. Seis equipos españoles -del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña a la Universidad de Sevilla- competirán con una quincena de proyectos extranjeros venidos de Alemania, Estados Unidos, Finlandia, Mexico, Brasil e incluso China (Universidad de Tianjin) en la edición del 2010 del Decathlon Solar, que por primera vez cruza el Atlántico.

"La competición será parecida a la de Washington, aunque se valorará sobre todo la innovación en cuestión energética, la sostenibilidad y el posible desarrollo industrial de los proyectos", declaró el arquitecto de Sergio Vega, director del Decathlon autóctono, empeñado en convertir Madrid en "la capital solar de Europa".

Carlos Fresneda
Publicado en Ciencia de El Mundo, 9.10.09

No hay comentarios: