9 de octubre de 2009

PRIMERA SALIDA, PRIMER ESPACIO DE CULTO Y OTRO VIAJE, INTERIOR (ecoeeuu3)


Con el tobillo en su sitio y dejando a Carlos con su coordinación de corresponsal a ritmo trepidante desde su oficina en casa, salto a la calle, unas manzanas más abajo de un lugar al que presto devoción urbana.

He venido 3 veces a la gran manzana siguiendo una pasión y una necesidad vinculada al adn y hay un sitio de culto que no tiene nada que ver con grandes rascacielos ni tiendas donde consumir cosas que no son vitales.

Unión Square es un pequeño parque en el centro de la ciudad lleno de historia y de recursos para tener un muy recomendable primer encuentro con la city. Núcleo/unión y enlace de diversas lineas de metro, en el han ocurrido miles de historias de la lucha vecinal y la búsqueda de la sostenibilidad en esta ciudad. Fue en este lugar donde empecé a escribir mi primer blog, el del diario de un ecologista, en terra.org, y allá narre hace ya mas de 5 años, mi primer encuentro con la abundancia de Nueva York.

Ir a visitar el espacio dedicado a Gandhi es lo primero que hago, siempre con algún toque creativo y pasear en busca del desayuno por el mercado de granjeros lo segundo, que ahora esta crecido y flipante total y cuatro días a la semana. Hortalizas, calabazas cercanas a la festividad tan típica, patatas biodiversas y procesados hacen de la tentación algo inevitable. El pionero apicultor de los tejados de NYork sigue en la brecha, (ahora la ciudad tiene muchos espacios donde las abejas hacen su trabajo) pero por el volumen de su oferta creo que sigue siendo una compra muy valorada. Llueve suave y zanpándome el zumo de manzana con la repostería única las ardillas se acercan a ver si cae algo al banco donde casi siempre me siento y que da a la estatua del menudo indio.

Me ido a visitar el Whole Foods de la plaza, que tiene unas vistas únicas en el segundo piso mientras cae un americano café y me analizo como ecotendencias que me pillo un cepillo Radius "source" de dientes que llevaba años buscando, de bioplásticos y recursos reciclados, y también me hago con un de plásticos reciclados y sin BPA (bisphenol A, ese disruptor hormonal que nos bebemos con alegría de momento en Spain y que aquí ya esta camino de la prohibición) un termo para los cafés del viaje (nos veáis lo que aquí se consume de envases de usar y tirar ). Su etiqueta de cartón me dice: usame, amame, reciclame y vuelve a comenzar. Aladdin Sustain son los artistas nuevos fabricantes de productos para el nuevo mundo. En las plantas inferiores un delirio de la oferta de la producción ecológica y las cosas bien hechas que te hace sentirte en algo parecido a una gran superficie de las nuestras pero todo pleno de buenos productos para la vida.

Ahora que miro con ojos de empresario verde, y ver la enorme cantidad de productos y sintiendo lo que cada uno cuesta de conseguir desde que es idea a que esta en la oferta del mercado, me hace valorar quizás de forma distinta a como consumidor. De tras de cada producto hay un sueño y una ilusión.

Bajando por Brodway, parada obligada en Strand, la librería de oferta más grande del mundo con 18 millas de material, según proclaman, y comprar el último mapa es para mi es culto y algo que recomiendo a todo el que se deje caer por esta ciudad donde todo es posible.
Por la tarde, desde Penn Station, Carlos, yo y con una cocina alSol 1.4 marchamos en tren a Washington, donde el Solar Decathlon esta a un día de la inauguración. Y yo que no siento nada por los templos de culto que no sean parecidos a Unión Square siento la llamada del interior a sentirme peque debajo de la sorprendentes bóvedas de la estación central del tren en la capital federal, todo un templo a la movilidad sostenible.

Por la tarde nos llegamos a la visita oficial de la ministra de Vivienda Beatriz Corredor a la “casa blanca y negra” que presenta entre 20 universidades, solo dos de fuera, la UPM con una cubierta basculante fotovoltaica sorprendente.Te recomiendo mucho conocer este fascinante proyecto made in Spain puesto en medio del frente al Obelisco sobre el suelo que pisaron los admiradores del primer presidente de EEUU que quiere cambiar el mundo, y debe ayudar a ello.. Me parece que esta mujer cree sobremanera y sabe por donde puede ir el único futuro de la construcción, espero que además pueda ayudar a aplicarnos en ello. Encuentro con medios de comunicación, con el admirado Lorenzo Milá e imágenes y datos para el repor que hoy Carlos ha dejado en su medio de comunicación. El equipo del Solar Decathlon 2010 que ya no será aquí sino en Madrid nos cuentan que están en pleno máster para pillar el toro solar por los cuernos en poco menos de un año, allá por junio, y en pleno Madrid traerán a Spain las casas solares más flipantes del mundo.

Es un flipe ver currar a quizás 350 estudiantes, a 17 de media por casa solar, cada una con su estilo y todas con una cosa clara, producir mucha mas energía de la que consume. Me voy de lleno con ello a la acción global del 24 de octubre con esa cifra vital, 350.org. La de la UPM genera 10 veces más electricidad, que no es poco. Ultimos detalles constructivos, ajardinamientos, averías, todo bulle en la villa solar norteamericana donde 350 humanos que ayudaran a cambiar el mundo estarán en competición durante estos días, recibiendo miles de visitantes. Hemos flipao ambos entrando a varias de las casas. En Spain esperamos que se fleten autocares desde todos los destinos para que los gremios que han construido tan mal viajen rápido hacia lo que ya debería ser obligado, construir con sentido solar común.

Una cena en un restaurante etiopí y ambos comiendo con las manos delicatessen pone cierre nutricional a la jornada mientras me miro las fotos en la pared de los ilustres que han llenao la tripa en el mismo lugar.

Camino del helado paramos en la principal librería de la ciudad de Barnes and Noble, donde 6 estanterías llenas de revistas nos entretienen mientras localizamos los últimos números de revistas de ecoculto. Home Power (no hay nada igual), NewScientist (tratando el futuro ya aquí de la tierra en evolución, la revista del Sierra Club y la diseñada para inteligentes optimistas, ODE, todas llenas de llamadas a la acción.
El Potomac nos deja ver en la noche reflejos de una frondosidad espectacular mientras rugen los coches a su lado. Por cierto, no he visto nunca tanta mujer ciclista en ciudad alguna.

Manolo Vilchez
.

1 comentario:

Carles Duran dijo...

Hola Manolo, es apasionante lo que cuentas, lo haces con tanto realismo que me siento paseando por esas calles como un niño en un parque de atracciones. Yo sigo aquí con los ensayos del box. Ánimo, buenas noches, abrazos para ti y para Carlos