30 de julio de 2009

CUANDO EL PARAISO SE LLAMABA MANNAHATTA...

El geógafo Eric Sanderson reconstruye la “historia natural” de la Gran Manzana

Un libro y una exposición interactiva reconstruyen los últimos 400 años de “historia natural” de la Gran Manzana

Mannahatta/Manhattan
Credit: (left) © Markley Boyer, The Mannahatta Project, Wildlife Conservation Society; (right) © Yanan Arthus-Bertrand, CORBIS. Composite image by Markley Boyer

Los castores abrevaban en Times Square. Los osos negros campaban a sus anchas por los altos de Harlem. Y los pumas y los lobos acechaban a los 5.000 indios Lenape que se abrían paso a duras penas en la fronda selvática de Mannahatta, la isla de “muchas colinas”.

Así era la Gran Manzana, emparentada en la lejanía con el jardín del Edén, cuando la vislumbró por primera vez Henry Hudson en 1609. Y así la ha reimaginado cuatro siglos después Eric Sanderson, en ese fascinante proyecto que recupera el nombre y el espíritu original de Manhattan, increíblemente reverdecida ante nuestros ojos…

Mannahatta’s ecological landscape
Credit: © Markley Boyer, The Mannahatta Project, Wildlife Conservation Society


Como Henry Hudson, vine a Nueva York buscando algo, pero una vez aquí he encontrado algo distinto, algo que no esperaba”, confiesa Sanderson, ecologista del paisaje, que ha logrado trazar un puente inaudito entre la jungla de asfalto y el bosque impenetrable de robles y castaños.

Primero fue un libro, “Mannahatta”, un canto ecológico y poético, deudor de Henry David Thoreau y Walt Whitman. La idea se desborda ahora en una de las exposiciones imprescindibles del verano, en el Museo de la Ciudad de Nueva York de la Quinta Avenida y la calle 103. Aunque el prodigio visual llega hasta Internet, donde cualquier neoyorquino puede ver cómo era la vida en su “manzana” hace 400 años con un simple “click.

Manhattan, 1609
Credit: © Markley Boyer, The Mannahatta Project, Wildlife Conservation Society


En Mannahatta había 627 especies diferentes de plantas, 233 variedades de pájaros y una biodiversidad por hectárea superior a la de Yellowstone o Yosemite”, asegura Sanderson. “Si hubiera subsistido como tal, la isla sería hoy en día la auténtica joya de los parques naturales”.

Los propios indios Lenape, con los incendios controlados y la agricultura incipiente, fueron los primeros en alterar el paisaje con prácticas que hoy se considerarían “sostenibles”. El Bajo Manhattan encajó en el siglo XVII la huella de la civilización, encarnada en los “pioneros” de Nueva Ámsterdam. Los británicos arrasaron gran parte de la isla y la convirtieron en fortín durante la Guerra de la Independencia.

The Collect Pond, Lower Manhattan, 1609
Credit: © Markley Boyer, The Mannahatta Project, Wildlife Conservation Society


Pero el golpe de gracia llegó en 1811, con la rejilla urbana que convirtió la isla en una lacónica y previsible sucesión de calles y avenidas. A golpe de TNT, se allanaron gran parte de las 500 colinas. Hasta lo que hoy es Central Park pasó por un meticuloso proceso de “reducción topográfica”. Con el tiempo llegarían los rascacielos, anclados en la roca granítica…

No hemos llegado a matar la naturaleza en Manhattan, pero es cierto que la vida silvestre ha estado “mortificada” por las decisiones urbanísticas”, admite Eric Sanderson. “Se han cegado los cauces naturales, se han rellenado los humedales, se le ha ido ganando terreno al río… Nueva York está enclavada en un estuario, en un ecosistema muy delicado y muy expuesto a los efectos del cambio climático”.

Midtown Manhattan, 1609
Credit: © Markley Boyer, The Mannahatta Project, Wildlife Conservation Society


Desde el mirador de la Wildlife Conservation Society en el Bronx, Sanderson se asoma ese Mannahatta/Manhattan de doble filo, añorando el paraíso que fue y admirando al mismo tiempo lo que tiene de “experimento”… “Al fin y al cabo, Nueva York fue la primera “megaciudad” del mundo en superar los 10 millones de habitantes en 1950. Manhattan, con su millón y medio, ha sido y sigue siendo un laboratorio perfecto para la vida urbana de alta densidad”.

Sanderson se rebela contra la idea de “la jungla de asfalto” que enfrenta a la naturaleza contra la creación humana: “Las ciudades no pueden crecer de espaldas a la naturaleza. Los arquitectos y los urbanistas hablan cada vez más de la biomímesis y de cómo debemos construir la ciudades como si fueran econsistemas, imitando precisamente a las naturaleza. La gente se está dando cuenta además de que vivir en una ciudad es mucho más eficiente y sostenible desde el punto de vista ecológico”.

Mannahatta at dawn
Credit: © Markley Boyer, The Mannahatta Project, Wildlife Conservation Society


Sin ir más lejos, la huella de CO2 del neoyorquino (7,1 toneladas métricas al año) es tres veces inferior a la del norteamericano medio (24,5 toneladas). En el mosaico de Manhattan, y pese a los cuatro siglos de hormigueo humano, los barrios guardan vestigios lejanos del medio centenar de “comunidades ecológicas” rastreadas por Sanderson y su equipo.

La tierra recuerda, y la diversidad cultural de la isla donde se hablan más de cien lenguas es de algún modo el reflejo de “la increíble biodiversidad que existía hace cuatro siglos”. Sanderson empieza a ver señales muy claras del espíritu redivivo de la vieja Mannahatta: del parque High Line inaugurado sobre los raíles elevados de Chelsea a los bosques de Inwood, que han sobrevivido milagrosamente “intactos” al norte de la isla

Creo que las semillas están ya plantadas bajo el asfalto”, afirma Sanderson, que culmina su libro con una visión utópica de Nueva York en el 2409, cuajada de tejados verdes. “Los neoyorquinos amamos tanto esta ciudad que es muy posible construir una versión aún más sostenible de Manhattan”.


La ciencia del paisaje

NUEVA YORK.- El viaje en el tiempo de 400 años ha sido posible gracias a una mágica combinación de elementos: los primeros testimonios del “nuevo mundo”, los mapas elaborados por los cartógrafos británicos durante la Guerra de Independencia, las imágenes de la Gran Manzana por satélite y los “efectos visuales” por ordenador usados en Hollywood.

Markley Boyer, responsable de las impactantes ilustraciones de “Mannahatta”, ha sido la mano impagable de Eric Sanderson en esta aventura que nos permite asomarnos con nuevos ojos al pasado y presente de Nueva York. Sanderson no sólo ha sido capaz de reconstruir la vida en la isla, sino que ha logrado determinar la compleja “red de relaciones ecológicas” que puede ser vital para trazar el futuro sostenible de la ciudad.

Como director asociado en Ecología del Paisaje en la Wildlife Conservation Society, Sanderson define su cometido científico como un acercamiento al “diseño de los ecosistemas”. La ciencia del paisaje, aplicada a las ciudades, servirá en su opinión para conocer la auténtica dimensión de la “huella humana” sobre el planeta, propiciar la restauración ecológica en las ciudades y diseñar en el futuro hábitats mucho más respetuosos con la naturaleza.

Bullfrog, lady’s slipper orchi
Credit: Courtesy of the University of Wisconsin
Madison

Heath hen, a former denizen of the Harlem Plains
Credit: Courtesy of the University of Wisconsin
Madison

Mannahatta Muir web
As this detail of the Mannahatta Muir web shows, each point represents a habitat element, which could be a plant, an animal, or a nonliving component of the environment (like a type of soil or a type of stream). The lines represent the interconnections between habitat elements. Credit: © Chris Harrison, The Mannahatta Project, Wildlife Conservation Society

Video en TED, en subtitulos esta la opción en español:


Los brotes “verdes” de NY

.El High Line de Chelsea, primer parque elevado de la ciudad, construido sobre un viejo ferrocarril elevado, entre la calle 20 y la calle Gansevoort.

.Times Square, cerrada parcialmente al tráfico y “ocupada” por decenas de tumbonas a los pies de los neones.

.El Empire State, pasando por un “lavado” de eficiecia energ’etica que le permitirá ahorrar hasta el 38% del consumo.

.El circuito veraniego en bicicleta todos los domingos de agosto en Park Avenue. La ciudad ha superado las 420 millas (650 kilómetros) de carriles bici. La iniciativa “200 millas” ha logrado incrementar el uso de la bici un 48% en tres años.

.El tejado-granja de 2.000 metros cuadrados en Greenpoint, Brooklyn, que se puede visitar como voluntario los domingos.

.El restaurante “solar” Habana Outpost, en Brooklyn (757 Fulton Street), abastecido con paneles fotovoltaicos y donde se puede contribuir con energía “humana”, pedaleando en una bicicleta fija.

Carlos Fresneda desde Nueva York
Publicado en El Mundo, 28 julio 2009

26 de julio de 2009

PODEMOS ELEGIR YA ELECTRONES VERDES...

El contador inteligente que tenemos instalado en casa mide los vatios eléctricos que consumimos en el momento, los suma, me los convierte en emisiones de CO2 multiplicándolos por un factor y hasta indica el coste económico de lo gastado. A primera hora, cuando paso delante del lector y coincide que el compresor de la nevera no está activado, tengo momentos de placer energético, es decir, veo a cero temporalmente el consumo. También hay ocasiones en las que miro la foto colgada en el recibidor de la Ola Solar del Mercado del Carmelo, justo debajo del documento oficial donde se dice que haber invertido 1.000 euros en una participación me convierte en un microempresario inversor de la energía renovable y la economía solar. Allá se producen, por mi aportación, unos 150 kW al año de electricidad verde, limpia y dulce. No entiendo cómo hay gente que ve todavía la producción con energías renovables y limpias como un problema, estando el planeta tan caliente y contaminado por el humo de los petrofósiles.

Pero bueno, ahora hay noticias electroverdes que pueden darnos buena tensión, mientras actuamos desde casa y soñamos despiertos. Es posible cambiar el pastel de la producción energética, ese que en colores recibimos en la factura eléctrica. Bajar los que generan cambio climático y tóxicos radiactivos y aumentar los generados sin ensuciar, esa es la cuestión. Estos electrones son los que podemos ir a buscar al mercado desde el 1 de julio, contratarlos y sentir cómo llegan a casa desde algún campo eólico, fotovoltaico o termoelectrosolar. Porque la nueva regulación permite, desde esa fecha, contratar el suministro de energía con cualquier comercializadora. Y como consumidores podemos, por tanto, elegir aquella que apueste por las renovables, mejor al 100%

Mi recomendación es estar atento al análisis crítico y constructivo que realicen desde Greenpeace en esto de la electricidad verde para evitar 'trolas'. Un informe anterior aclara cuestiones. Y si te planteas cambiarte ya a la comercializadora que mejor parezca que haga las cosas, la que dice que pone en el mercado los kilowatios verdes y limpios procedentes de las empresas productoras de energía renovable es Gesternova, aunque hay algunas dificultades para las mayorías, es decir, los ciudadanos domésticos con menos de 10Kw contratados de potencia, pero dicen que están en ello.

Ilustración de Luís Parejo
Votar por el sistema de producción energética que deseamos desde el contador de casa es emocionante. Lanzo una apuesta a la primera comercializadora que haga las cosas bien. Si entre la suma de todos le agotamos su oferta verde... ¿Qué harán las menos limpias? Pues a lo mejor corren a a buscarnos diciéndonos que cambian a toda pastilla para tenernos contentos.

Sigue quedando un problema de fondo y es que pagamos poco por la electricidad, menos de lo que vale producirla. Y eso nos lleva al despilfarro. Mientras no lo asumamos, no tendremos un sistema eléctrico basado en la inteligencia y la justicia. Debemos ser valientes, eléctrica y ambientalmente hablando. Gana la vida en la Tierra.

Manolo Vilchez

Publicado en Natura 38, julio 2009
artículo
suplemento Natura completo en pdf
contador inteligente EFERGY
Ola solar del mercado del Carmel

20 de julio de 2009

MENTIROSOS CONTRA LAS RENOVABLES + UNOS ANTIDOTOS

Ha sido un gozo llegar al climax informativo facilitado en Público este domingo, desenmascarando toda la trama de mentiras maquinadas por la supuesta corte patriota que rodean a un expresidente canalla y a un lobby antidemocracia energética (quizás nunca han vibrado con el concepto, desde que eran pequeños por los tiempos y la educación y hasta ahora por la huella cultural adquirida) que hace unos meses, orquestado por el excargo público, poniendo pasta una presidenta cuasisurrealista comunitaria y compañía petrólera bienallegada a expresidente supercanalla de gran país, ahora en cambio, toda esta chusma idearon un plan para que Obama dejaran de decir una verdad, de elogiar a un país especial del sur de Europa, que como ha podido la sacao al sol mucho más que turistas ávidos de él y en gran parte de alcohol a precio popular.

Un tal Calzada fue elevado a los altares mediáticos afines en USA, por toda la trama derechista, con un informe lleno de mentiras con el que todos pretendían que Obama dejara de alabar la España Solar donde un presidente atento se ilusionó con ayudar al sector de las energías renovables a prosperar. Hoy somos una potencia mundial, la primera en algunas tecnologías, también conocida por burbujas, incluso una solar, e inmersa el los vaivines del costipao de la economía canalla global. El tal Calzada dijo en los altavoces, aprovechando la masacre laboral que nos rodea, que las renovables en España destruyen empleo gris, en la proporción de 2,2 empleos grises por cada uno verde.

Los negacionistas trabajan para que el bien colectivo no les niege sus parcelas de poder y lucro, como accionistas de la peor industria conocida, la sucia energética que genera orgasmos financieros cuando en la asamblea ordinaria aparece el gerente indicando que el reparto de beneficios sigue a pesar de todo cambio climático, polución, destrucción y desestabilización social habidas para conseguirlo.

En este blog ya dejamos un anticipo, con enlace al contrainforme de ISTAS y que imaginamos a contribuido modestamente a animar a sacar la verdad a flote, el informe de Calzada es una infamia fruto de una estrategía política para acabar con el prestigio de una verdad cómoda y urgente, el arranque de la construcción, aun con deficiencias, de un sistema energético basado en las energías limpias y renovables, unidas a la máxima cultura del uso eficiente de la energía. Lamentablemente el mal está hecho, Zapatero es menos verde que hace unos meses, hasta con Garoña le han cañeao y ha abdicado por los parecidos a Calzada para no cerrarla y en EE.UU. en peligro contratos extraordinarios para las empresas españolas que están abriendo en el gran país del soñado necesario cambio, las plantas eólicas y termosolares más potentes del mundo, con el sello de la ingeniería, la experiencia y el riesgo empresarial made in Spain, empresas en su mayoría, de las que no reparten dividendos por cargarse el clima.

Absolutamente recomendable el análisis al brillante artículo de periodismo de investigación que firma Pere Rusiñol, titulado: El lobby neoliberal del PP boicotea a España en EE.UU. Un informe contra el sector de las renovables distancia a Obama del modelo español y amenaza contratos multimillonarios. No te pierdas tampoco el potente gráfico de la trama. Si clicas lo amplias aquí.

Nada que ver con los realistas, democratas y amantes verdaderos del lugar y la tierra donde viven, con banderas diversas, en este caso una verde de verdad. El otro día en Madrid, asistí emocionado y por casualidad a la presentación de un informe legal, honesto e importante: Energía Solar Térmica de Concentración: Perspectiva mundial 2009, ...que distinta visión de lo sociolaboral, de la política, de la justicia, de la economía, del amor hacia la vida, por los vivos ahora, los vivos que vendran y para todos, el espacio donde viven y vivirán. Si, un informe de las gentes de Greenpeace, ese lobby nada sospechoso de no trabajar por el bien común. En la mesa el erudito de la ESTC Valeriano Ruíz, con magistrales datos animaba a pasar de una vez por todas a la acción en estos momentos extraordinarios de acontecer humano.

La sintesís la cojo tal cual: La energía termosolar podrá abastecer la cuarta parte de la electricidad mundial en 2050. España lidera el mercado mundial de esta tecnplogía, con cerca de 15.000 MW en proyectos. El informe muestra que las inversiones en esta nueva tecnología superarán este año los dos mil millones de euros y podrían generar unos ingresos de 20.800 millones, además de crear 90.000 empleos en el mundo para 2015.

Aqui enlace
a la nota de prensa y aquí al informe, no te pierdas el vistazo al mapa mundi, en seguida veras en que zonas llega más sol y que espacio terrenal hace falta para montar la revolución termosolar, no más que el de algunas autonomías de reciente ajuste financial. Y casi, ...tomar bocazas y mentirosos y comeros una rosca dura, ...dos millones de empleos de aquí al 2050 previstos.

Todavía recuerdo mi primer encuentro con lo más parecido a los dioses que he visto sobre la tierra. Resulta que cuando me hicieron hacer la comunión yo pensaba por las ilustraciones de las estampillas recordatorio, que Dios era algo como humano que favorecía haces de sol hacia la tierra, amplificados y filtrados por nubes mientras la imagen andaba sobre ellas, hasta que un día intentando cazar codornices a la carrera por terruchos del sur me encontré con el desmonte de ver lo de la postalilla en escena real. Cuando el autobus de la visita a la PS10 de Solucar la Mayor en Sevilla se enfrentó en su ruta a la torre y vi como subian los rayos de sol al captador concentrador de esta, volví de golpe a la carrera de cazador y a la postalilla de la comunión, superado por la potencia del momento, por sentirme ante algo que eleve in situ a casi sagrado.

Ahora ando en el negocio de la P'ESTC (pequeña energía solar térmica de concentración) por lo de la escala para patios y jardines familiares, con las cocinas solares parabólicas que hacen lo mismo que las grandes centrales de limpia energía, capturar fotones para transformalos en servicios energéticos sin cambio de clima, aunque en mi caso además el tema es de lo más sabrosón.

Es por ello que a los que no han visto o no han podido ver todavía la luz solar y con berrinches marean la perdiz, les convoco a todos a un acto de fé, convidados están a paella solar Calzada y sus secuaces de todo rango y condición, en entorno amable, con la idea de que en la mesa se sienten también los valedores de ninguna verdad pero si de una cosa cierta, el correr a hacer las cosas bien simplemente para sobrevivir lo mejor que podamos y puedan, y a que encuentren entre los sabores del sol (alimentos, amor y energía) la esencia de lo limpio y renovable y eleven a los altares de sus mundos la nulidad moral de sus informes negacionistas y canallas. De postre pastel, por supuesto sin emisiones elaboradora y como guinda invitacion a la Solarquedada en Cortes, ...aquí el chute de ganas de cambiar este mundo patas arriba con todas las energías renovables posibles, y la humana como primera, será sin dudarlo, transformador.

Manolo Vílchez

11 de julio de 2009

LA GRANJERA EN EL TEJADO

En un tejado de Brooklyn, el cinc caliente ha dejado paso a la felicidad de la tierra, y encima han brotado las lechugas, las coliflores y las tomateras. La cosecha palpita a cinco pisos de altura, con el “skyline” de Manhattan al fondo, y Annie Novak se dispone a llenar las primeras cajas de verduras ecológicas, con destino a los restaurantes locales.


“Esto era una tejado inhóspito como cualquier otro hace apenas cuatro meses”, recuerda la granjera urbana. “Lo más fatigoso fue subir hasta aquí la tierra, pero con un buen aislamiento y un puñado de semillas, cualquier tejado puede convertirse en un vergel. Y no sólo tendremos comida, sino que estaremos absorbiendo el agua de lluvia, y cotribuyendo a la refrigeración de los edificios, y mitigando la “isla de calor” tan frecuente en las ciudades”.


Dos mil metros cuadrados tiene el tejado/granja de Brooklyn, creado por Annie Novak y Ben Flanner en lo más alto de un viejo edificio industrial en Greenpoint, reconvertido en estudio de cine independiente. Decenas de voluntarios se han pasado en las últimas semanas para echar una mano con la cosecha, y celebrar de paso el solsticio de verano, o quedarse extasiado con las vistas.


“Siempre me atrajo poderosamente Nueva York”, confiesa Annie Novak, 26 años, curtida en la agricultura en Ghana y en Suramérica (pasó también un tiempo en Sevilla y habla español con gracejo andaluz). “La gente joven hemos descubierto que no hace falta renunciar a la ciudad para estar en contacto con la tierra. Estamos en los albores de un movimiento para traer hasta el asfalto lo mejor del campo”.

Annie Novak en la granja/tejado de Brooklyn


El movimiento se llama Greenhorns y cuenta ya con una película que rastrea la nueva generación de granjeros urbanos, desde la legendaria Berkeley (donde se gestó el Back to The Land de la era hippie) a la “revolucionaria” Brooklyn, con parada obligada en Portland, paraíso de la agricultura “en el patio trasero.


Robyn Streeter y Donna Smith son las artífices de esa singular idea –“Hortelanas a Domicilio”- que está cuajando en otros puntos del país. Por 1.575 dólares al año, las dos granjeras urbanas convierten el típico jardín con césped en una frondosa huerta que alimentará a una familia de cuatro personas durante ocho meses al año.

Robyn Streeter y Donna Smith, hortelanas a domicilio, Portland


"La tierra, las semillas, el riego, la cosecha... todo corre de nuestra parte”, aseguran las creadoras de Your Backyard Farmer, que nos muestran con orgullo dos de las 30 granjas/jardines a su cuidado. “Lo bueno es que este trabajo es que con el tiempo vas calando en tus “clientes”, y aprenden a hacer “compost”, involucran a sus hijos y deciden cultivar ellos mismos un terrenito”.
Salvando la distancia, Robyn, Donna y Annie agradecen el gesto de la primera dama, Michelle Obama
, que con unas botas negras y un golpe de azadón ha conseguido convertir la agricultura urbana en mucho más que una moda pasajera.

Carlos Fresneda, Nueva York
.

4 de julio de 2009

LO QUE EL VIENTO NOS DEJÓ

Iberdrola gestiona en Oregón su mayor parque eólico del mundo, con una capacidad de 400 megavatios

WASCO (OREGON).- Desde que la turbinas arraigaron entre el trigo, John Hildebrand duerme mucho más tranquilo por las noches. El viento de la “garganta” del río Columbia, que antes era capaz de volverle loco, suena ahora a maná del cielo. El zumbido de las aspas forma ya parte del paisaje acústico en este rincón del altiplano de Oregón, en plena “nación del salmón” y en tierras sagradas de la tribu de los Wasco.

PARQUE EOLICLO KLONDIKE DE IBERDROLA EN OREGON

Hace siglo y medio que los Hildebrand se instalaron en estos páramos dorados del lejano noroeste de Estados Unidos, en el lado soleado del imponente Mount Hood, que los separa de los bosques y las brumas. Vieron llegar el ferrocarril, y después la electricidad, y finalmente el tractor. La agricultura industrial les dio de comer durante un tiempo, pero no fue suficiente. La aldea de Klondike se acabó desdibujando en los mapas, y en Wasco apenas quedaban 400 almas mal contadas. Su destino probable habría sido el de tantos pueblos fantasmas de la América profunda.

Pero en esto llegaron los españoles de Iberdrola... “Antes vinieron otros, aunque no acabamos de fiarnos”, recuerda John Hildebrand, mientras se ajusta los tirantes y despacha una hamburguesa en el Lean To Cafe and Goose Pit Saloon, el bar donde socializan los locales.

"Nunca dudé del poder del viento”, asegura el veterano agricultor, 82 años. “Aquí tuvimos siempre molinos, y yo sabía que estos aires que tanto nos han hecho sufrir, nos acabarían dando grandes satisfacciones. Ahora nos beneficiamos todos los años de la “doble cosecha”. No nos podemos quejar”.

JOHN HILDEBRAND EN EL PARQUE EOLICO KLONDIKE DE IBERDROLA EN OREGON

John Hildebrand tiene aún el rancio recuerdo de cuando estuvo en la España posfranquista “conduciendo un viejo Seat por carreteras secundarias”. “Me cuentan que aquello ha cambiado mucho y que hay turbinas por todos los lados”, advierte. “Ahora son ustedes quienes tienen el “conocimiento...”.

Seguimos al “energicultor” por caminos polvorientos. En su ranchera lleva una pegatina que suena a declaración de principios: “Si amas tu petróleo extranjero, vas a tener que amar tu comida extranjera”... En poco tiempo nos plantamos en los campos de espigas, que bailan con el viento y brillan aún más intensamente junto al reflejo blanco, uniforme y casi infinito de los aerogeneradores.

Los agricultores firman un contrato de cesión del suelo por 30 años y perciben algo más de 5.000 dólares al año por “molino”. Con 242 turbinas instaladas en cuatro fases, el parque eólico de Klondike es el mayor de los que opera Iberdrola en el mundo: 400 megavatios, suficientes para abastecer a 115.000 hogares de los estados de Oregón, Washington y California.

Klondike es también uno de los tres parques más grandes en Estados Unidos, que este año se ha colocado a la cabeza del mundo por potencia eólica instalada (26.000 megavatios). Aun así, el viento no supone aún más que un 1,5% de la tarta energética del país, y el potencial de crecimiento es enorme.

SETH STANFIELD EN UNA TURBINA DEL PARQUE EOLICO KLONDIKE

Si Gamesa eligió Pensilvania, y Acciona se inclinó por Iowa, Iberdrola decidió empezar la conquista precisamente por el noroeste y controla desde Portland (Oregón) una red que se extiende ya por 14 estados y suma un total de 2.876 mevatios. Una tercera parte de la capacidad instalada por nuestro gigante eólico está precisamente en Estados Unidos.

Aunque la crisis ha menguado las inversiones previstas de 8.000 millones de dólares entre el 2008 y el 2012, Iberdrola confía en poder llegar este año a la meta de los 800 MW instalados con el impulso del Plan de Estímulo de Obama, que ofrece ayudas en efectivo (grants) y prorroga hasta el 2012 los créditos fiscales a la producción (PTC).

“Sin duda, el plan de estímulo y la ley de energía darán un impulso definitivo al sector”, admite Martín Múgica, al frente de Iberdrola Renewables en Estados Unidos y Canadá. “A partir de ahora vamos a contar con un marco de apoyo que antes no existía. Estamos muy satisfechos y sólo esperamos que las dos leyes cumplan sus expectativas”.

John Hildebrand, el campesino “eólico”, avanza entre las turbinas por el carril que lleva el nombre de su familia y se niega a creer que todo el mérito sea de Obama: “No soy de los que opinan que este presidente haya hecho malo al “otro” (Bush). Lo cierto es que el viento empezó a despegar en este país cuando tuvo un sentido económico. Y lo mismo pasará con la energía solar: funcionará en estas tierras cuando le llegue el momento, aunque no sé si viviré los suficiente para beneficiarme de ella”.

El viento ha servido de momento para renovar por completo la escuela de Wasco, para adecentar las carreteraas y para poner en marcha dos proyectos de “desarrollo” impensables hace una década. La idea de reconstruir el viejo hotel Sherman, que daba prestancia al pueblo, pervive aún en las mentes de los afables lugareños, que viven con pie en el pasado y otro en el futuro inmediato

Seth Stanfield, 31 años, californiano y marinero en tierra, piensa quedarse en Wasco así que sople un viento del fin mundo. Su experiencia militar ha sido impagable para tomarle las hechuras a los gigantes de metálicos de más de 100 metros y a su complejo mantenimiento Un total de 23 personas controlan el funcionamiento de un auténtico ejército de rotores. “Hay que saber de electricidad, de mecánica y de informática”, advierte Stanfield, mientras nos invita a contemplar la “sala de mandos”, a entrar en los intestinos de una “nacelle” y a visitar el imponente interior de una turbina. “Y has de estar también dispuesto a un intensidad física y a una exposición constante a los factores externos... Quien tenga claustrofobia o vértigo, mejor que se abstenga”.


Obama: “No hay que tenerle miedo al futuro”

WASCO (OREGON).- Barack Obama ha decido dar un último empujón a la Ley del Cambio Climático, aprobada por la mínima en la Cámara de Representantes (219 votos a favor, 212 en contra). El texto que fija por primera vez una reducción a las emisiones de CO2 en Estados Unidos –del 17% en el 2020 y del 83% en el 2050- está pendiente aún de la votación final en el Senado, donde será aún más complicado sacarla adelante.

Hago una llamada a todos los senadores y a todos los americanos en este asunto”, declaró el presidente. “No podemos tenerle miedo al futuro. Y no debemos ser prisioneros del pasado... No creáis en la desinformación que circula estos días: no existe ninguna contradicción entre las inversiones en energía limpia y el crecimiento económico”.

Obama vaticinó que la nueva ley servirá “para impulsar el desarrollo de fuentes de energía bajas en carbono, tales como la eólica, la solar y la geotérmica”. El presidente metió en el mismo paquete a “la energía nuclear segura” y al “carbón limpio”.

Pese al empeño puesto por los impulsores de la ley, los demócratas Henry Waxman y Ed Markey, el “compromiso” final ha obligado a rebajar los límites a las emisiones y contiene numerosas “concesiones” la industria, en opinión de la mayoría de los grupos ecologistas. La ley está siendo también boicoteada por los “lobbys” del carbón y del petróleo, que pretende forzar una “marcha atrás” en el Senado.

Carlos Fresneda, enviado especial

Publicado en El Mundo, 5.07.09


3 de julio de 2009

UN DIA PARA EL CAMBIO

Hoy dos decisiones de gran importancia para mi sentir me han llevado a buscar refugio en la reflexión sobre la necesidad de actuar, de resistir. Por un lado no ha sido llevada a tramite la propuesta de Ley de la Iniciativa Legislativa Popular para una Catalunya sin cultivos transgénicos en el Parlament de Catalunya. ( + en som lo que sembrem ). Al poco, el gobierno español ha sucumbido a la mafia nuclear formada por empresas y vividores del tema más 1000 currantes de Garoña asustados por dejar de ir a trabajar a las fuentes de energía sucias y peligrosas, y la nuclear, esa de la que cuando nos hagan balance nuestros descendientes, no quedaremos nada bien. Hoy a sido un día duro pero un buen día para la reflexión.

RESISTIR y ACTUAR es lo que nos toca y sentir que es la hora del CAMBIO, el momento real de cambiar por completo nuestra dimensión en este planeta, no desde la vision del fin del mundo, sino de la del emocionante comenzar una sociedad que recoja lo mejor de la obra humana y se libere de las principales taras que impiden evolucionar hacia la justicia y la paz global. Es el momento de accionar la energía humana que con las mejores formulas civilizatorias intente llevar a la RAZON y a la PASION por los caminos de la supervivencia, y de que esto sea aburrido, ni hablar.

Conseguir 350 parte por millon de CO2 es un reto de dimensiones gigantescas y casi utopicas, pero es una apuesta extraordinaria y una de las campañas más creativas que he conocido, tiene un lugar que no debes dejar pasar: 350.org y tiene unos videos importantes que en este blog ya hemos colocado y volvemos a hacer, tiene un día para ponernos a prueba, la gran prueba de la familia humana unida para lanzar el grito mas potente de los imaginados, el 24 de octubre de 2009. 350 en ahora mismo terapia y chute activista, compartido con lo local y sientendo lo global.

Animate a preparar lo que este a tu alcance, igual de aquí al 24 O te pones al día de que el cambio climático es la gran crisis, de que cambiar el clima humano para enfrentarnos a sus consecuencias es la mejor temperatura a la que podemos aspirar.

Manolo Vílchez, superando el ecoshock con ...350 sentimientos positivos...






y recien subtitulados al castellano, aquí uno de los promotores de la campaña, Bill McKibben y su conferencia magistral explicando con vehemencia en que consiste y que podemos hacer, ...gracias traductores, por un mundo con el tope del 350, la cifra más importante de nuestra existencia, considero yo.

parte 1

parte 2

parte 3


otra intervencción de Bill en el mismo foro
parte 1

parte 2

1 de julio de 2009

ALIANZAS PARA CONSTRUIR EL FUTURO

Algunas voces malintencionadas aseguran que "las energías renovables destruyen empleo", quizá con el deseo de que nuestro país se apee del tren del futuro, inevitablemente de color verde, y siga metido en la sumisión y la 'suciedad' de la energía convencional, de color negro petróleo. En España, hacen falta alianzas entre sindicatos, empresarios y Estado que nos encaminen hacia una nueva economía, algo que ya están haciendo los Estados Unidos de Obama. ¿Vamos a quedarnos atrás una vez más?

El revulsivo ha sido Obama, pero lo que está pasando en Estados Unidos se estuvo cociendo a fuego lento mucho antes. De alguna manera, Obama es la expresión de ese cambio que empezó a gestarse desde la

base en los años más oscuros de la era Bush, como reacción a esa América arrogante y prepotente que negaba el cambio climático, se ponía al mundo por montera y lanzaba una guerra por su cuenta y riesgo.

La reacción en cadena contra todo lo que representaba Bush empezó a tomar forma en el año de su reelección. Fue en el 2004 cuando sindicatos, ecologistas, activistas, empresarios concienciados y políticos del ala izquierda del Partido Demócrata decidieron unir fuerzas en torno a una visión de futuro,la Alianza Apolo.

ELIGIERON ESE NOMBRE POR LA FUERZA QUE aún tiene en el imaginario colectivo de los norteamericanos. “El reto que lanzó en su día Kennedy resuena aún en nuestras mentes”, recuerda el portavoz de la Alianza, Keith Schneider. “Lo hicimos una vez y podemos volver a hacerlo. Esto es América y seguimos siendo el país más industrioso y tecnológicamente avanzado del mundo. Sólo nos faltaba la voluntad política”.

Cuatro años antes del ascenso meteórico de Obama, la Alianza Apolo acuñaba aquello de la Economía de la Nueva Energía. Con una inversión de 500.000 millones de dólares en diez años (la mitad de lo que se ha gastado en Irak y Afganistán), calculaban que se podría llegar al objetivo de 25% de renovables en el año 2025 y crear sobre la marcha cinco millones de puestos de trabajo “verde”. Poco después llegó Al Gore con Una verdad incómoda, y el vendaval desatado fraguó en la Alianza por la Protección del Clima y en poderosas campañas como Repower America. La opinión pública norteamericana recortó la distancia que entonces le separaba de Europa, mientras seguía produciéndose una sinergia cada vez mayor entre los sindicatos y los ecologistas, que tendieron también puentes como nunca antes en la BlueGreen Alliance.

EN PLENA CAMPAÑA ELECTORAL, Y PESE A las resistencias iniciales, el mensaje ecológico fue calando entre los candidatos demócratas gracias sobre todo a la labor del Centro para el Progreso de América (CAP) de John Podesta, uno de los artífices de la Alianza Apolo, que luego sería el jefe de la transición de Obama.

Lo que al principio sonaba como una utopía fue fraguando poco a poco en una promesa electoral. Obama, en su pulso con McCain, empezó a hablar de la Economía de la Nueva Energía y prometió invertir 150.000 millones millones de dólares, redoblar la producción con energías limpias en tres años y crear 2,5 millones de puestos de trabajo.

Obama decidió poner a un premio Nobel de Física y experto en cambio climático, Steven Chu, al frente de la secretaría de Energía. Su Administración ha abierto las puertas a los colaboradores más directos de Al Gore, como Carol Browner o Cathy Zoi. Como asesor de Empleo Verde ha nombrado a Van Jones, creador de Green For All y miembro ilustre de la junta directiva de la Alianza Apolo.

“Digamos que ha existido un trabajo conjunto durante cinco años y ahora es cuando empezamos a ver los frutos”, asegura el portavoz de la alianza, Keith Schneider. “Europa nos lleva ventaja, pero este país ha tenido siempre la virtud de cambiar muy rápido. La transición definitiva al siglo XXI llega ahora, y tenemos la determinación necesaria para pisar el acelerador y llegar a la meta en un tiempo récord”.

LA CRISIS AMENAZÓ CON RALENTIZAR EL despegue, pero los lazos entre sindicatos, ecologitas, políticos y empresarios han resistido el temporal. “¿Hacia que otro futuro podemos avanzar?”, se pregunta Schneider. “¿Dónde vamos a invertir si no es en la nueva energía? ¿Cómo vamos a crear empleo? El viejo sistema ha hecho aguas y está más claro que nunca que necesitamos otro modelo si queremos garantizar la seguridad energética, la recuperación económica y el futuro del planeta”.

El “plan de estímulo económico” de Obama ha dado fuerzas renovadas, y el liderazgo ejercido por el presidente –que celebró el Día de la Tierra en una granja eólica– sirve como ese elemento aglutinador que falta al otro lado del Atlántico.

Mientras el 1 de Mayo dejó a la luz el creciente malestar social y la profunda división entre los sindicatos y las fuerzas políticas en la vieja Europa, en Estados Unidos se percibe y se palpa un impulso que tiene mucho que ver con la naturaleza emprendedora y soñadora que encarna lo mejor del país y que resulta cada vez más visible en la era de Obama.

El mundo gira, y el desfase que existía antes empieza a percibirse justo al revés. Se diría que el epicentro de las revolución energética ha vuelto a Estados Unidos, como muy bien pudimos comprobar en Windpower 2009, la mayor convención mundial de energía eólica, celebrada –nada casualmente– en Chicago, la ciudad del viento y la cuna de Obama.

Carlos Fresneda


"¿Hacia qué otro futuro podemos avanzar? ¿Dónde vamos a invertir si no es en la nueva energía? ¿Cómo vamos a crear empleo?"

Aquí, en España, podríamos inaugurar desde el imaginario activista y social la Alianza Solar, emulando al conglomerado de nombre espacial de los estadounidenses, ya que aquí también estamos vinculados al cosmos y su fuerza.

Esto es España, y seguiremos siendo un país poco industrioso –dependiente de lo foráneo– si no espabilamos. Pero lo que tenemos como activo principal es una posición destacada geográficamente,tenemos una fuente de energía abundante y la relación inteligente con ella podría cambiar nuestra posición local y global. Somos una incipiente potencia mundial en energías renovables y no he visto/se ha visto a nadie brindar todavía. Greenpeace presentó el informe "100% renovables para el 2050", un estudio exahustivo sobre la potencialidad de las fuentes de energía renovable y su captación, la generación de empleo y una sociedad limpia de carbono y de átomos de riesgo indefinido.

DE AQUÍ A 40 AÑOS, COMENZANDO YA Y siendo conservadores pero valientes, nuestras sociedades podrían ser radicalmente distintas en el uso de los bienes naturales, su Transformación y su impacto en la Biosfera. Y todo, sobrando energía limpia. Greenpeace cumplió su compromiso poniendo en manos de todos los actores sociales un manual para la acción que no parece que haya sido del todo agradecido ni debatido. Al contrario. Aquí, lamentablemente, aún destacan fuerzas cargadas de desvergüenza, chuleo y mentira, que dicen que el empleo verde y, en especial, el de las energías renovables, cuesta mucho porque se subvenciona, destruyen empleo y, claro, con la crisis, mejor quedarnos como estamos, que es más barato.

PERO NUNCA SALDRÁN LOS NÚMEROS EN un sistema basado en las energías sucias, radiactivas, centralizadas y generadoras de destrucción. ¿Se atreverán los negacionistas a poner precio al cambio climático, que reconocemos todos, al riesgo nuclear y a la gestión de su basura? Nunca lo harán porque no hay cifras éticas para ello...

El Centro de referencia de las Energías Renovables y Empleo del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS), del sindicato CC.OO, responde a las mentiras lanzadas contra el empleo verde y contra el progreso de las energías renovables desde la derecha conservadora y sus secuaces. También desde el ISTAS, nos informan de que “se está intentado que salga a nivel europeo una alianza entre distintos agentes sociales.

Se llama Spring Alliance y lleva varios meses fraguándose entre el EEB (European Environmental Bureau), la ETUC (Confederacion Europea de Sindicatos) y la plataforma social europea. El 17 de junio hay un evento en Bruselas para presentar las propuestas sociales que se han consensuado”. Una buena noticia. Como lo es que en el último Debate del Estado de la Nación, Zapatero haya defendido la apuesta por las energías renovables, “modelo para otros países”: “La economía verde es un gran yacimiento de empleo que puede absorber parte del de la construcción”.

SON MUCHAS LAS POSIBILIDADES QUE tenemos: el sol mueve un territorio que debería ser gestionado y mimado para que lo que alberga sea de máxima calidad siempre: bosques, agua, aire... Y otros sectores, como el de una construcción saneada y dedicada a rehabilitar, y batallones de recicladores, y diseñadores de productos que puedan volver limpiamente a la cuna de donde salieron... Por todo ello, desde Yo cambio proponemos la urgente y sabia unión de sindicatos, ecologistas, políticos y empresarios responsables para cambiar el escenario gris por uno verde y para unirnos en tiempos extraordinarios a las fuerzas globales que piensan y trabajan por el bien común global.

Manolo Vilchez

Integral práctica

En el número de enero 2009 de Ambienta (revista del Ministerio de Medio Ambiente), el artículo “El Medio Ambiente emplea, explica lo actual y lo que puede llegar sobre el buen trabajo.

Daphnia es el boletín informativo sobre prevención de la contaminación y producción limpia elaborado y editado por ISTAS (Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud de CC.OO.). En su número 49 (primavera 2009) presenta: “La economía verde sale al rescate”. ISTAS ha presentado un documento relevante contra el negacionismo del empleo verde y las energías renovables,titulado “Análisis crítico del documento Studyof the effects on employment of public aid to renewables energy sources”, de G. Calzada, que demuestra que el activismo sindical responde con la verdad a las mentiras de lobby de las energías sucias y el capitalismo salvaje.

COALICIÓN CLIMA es la unión de numerosos colectivos ecologistas, sindicales, sociales y económicos para buscar soluciones contra el cambio climático.

Artículo de Sergio de Otto sobre los talibanes negacionistas.


Alianza Apolo

Post relacionados:
¿un proyecto Apolo ”verde”? ¿un New Deal “verde”?

Publicado en Integral, nº 355, julio de 2009