13 de junio de 2009

COCINANDO CON CALOR RETENIDO, MENUDO LUJO

Por fin llegó, a las dos semanas de comprarlo en la gran librería reina del 'web', un libro deseado desde hacía mucho tiempo: 'The Foreless Cook Book', un manual para la construcción y uso de aplicaciones para cocinar con calor retenido. ¿Y por qué deseado? Porque estoy convencido de que cocinar en un recipiente aislado aprovechando el calor retenido en la masa del recipiente y con las viandas en su interior haciendo 'chup chup' tiene y tendrá mucho de modernidad ecológica en el mundo que se nos viene encima.

Una síntesis práctica es ésta: pónganse las lentejas en la olla con el agua para la cocción y los ingredientes que toquen en el recetario. Elévese a ebullición el volumen de viandas y a los dos minutos de fuego lento sáquense de la fuente de calor que sea: cocina eléctrica, de gas o incluso y siempre que se pueda, solar. Introdúzcase la olla en un recipiente lo más aislante posible y espérese un rato bueno hasta que las lentejas se puedan comer. Por el camino, se habrá reducido más del 50% de energía, o la que sea, y de tiempo de atención, y esto sí que no es poco.

Aquí en Europa, en Noruega y otras naciones, hace ya mucho, cuando el carbón o queroseno no estaban tan al alcance del fogón, se ideó y aplicó la llamada caja de heno, que no es otra cosa que llenar de abundante paja de cereal todo la envolvente del recipiente con comida para que, bien aislada y contenido en una caja con tapa también aislante, se prepare poco a poco. Estamos hablando de los antepasados del actual termo, pero ojo, valórese todo lo que de inteligente tiene en cuestiones de ahorro de energía y tiempo el moderno arte del cocinar suave.

Volviendo al libro, resulta que está escrito hace un siglo y es creación de una tal Margaret J, Mitchell, de profesión dietista y directora de ciencia doméstica en la escuela pública. Y atención, ofrece 250 recetas y hasta varios menús gastando la mínima energía. El método era y es «económico», reducía el calor y el olor en aquellas cocinas y se valoraba como más gustosa la comida hecha poco a poco. Yo le pongo valores de actualidad, cocinar con calor retenido, unido a muchos más hábitos ecointeligentes, puede hacernos más felices.

En el libro 'Ingenios solares', de José Manuel Jiménez, editado por Pamiela, está el paso a paso de cómo hacerse uno mismo una caja aislante sobresaliente y doctorarse en el tema. Pero si te pica el gusanillo del cocinar suave y no tienes tiempo de ecobricolear, tienes una floritura a tu alcance, made in Suiza, acero inox y calidad suprema, diseño moderno, tachán: el HOTPAN de Kuhn Rikon, lo mejor de mercado en caceroleo inteligente (976 2... '/ kuhnrikon.es'). Desde mi trabajo, aprovechando la 1ª Semana de la Sostenibilidad en Rivas Vaciamadrid los próximos 27 y 28 de este mes, presentamos una caja aislante, que también sirve de nevera portátil. Te puedes sentar en ella y creemos que incluso ayudará un poco a cocinar con felicidad ambiental.

Manolo Vílchez Publicado en Natura 37 de El Mundo, junio 2009

No hay comentarios: