12 de mayo de 2009

EEUU ABANDERA EL LIDERAZGO DE LA ENERGIA EOLICA

El gigante noteamericano supera a Alemania por potencia instalada

CHICAGO.- El viento sopla a favor de la energía eólica en Estados Unidos. La recesión ha mermado tan sólo parcialmente el empuje de la industria, que en el 2008 supuso el 40% de la nueva energía generada en el país y ha permitido que el gigante norteamericano adelante a Alemania en el “top ten” mundial por potencia instalada.

El Windpower 2009 de Chicago -el mayor cónclave mundial de energía eólica celebrado hasta la fecha- ha servido para confirmar la pujanza renovada del mercado norteamericano. Aunque el epicentro de la “revolución” eólica se trasladará muy pronto a a China, que está duplicando anualmente su producción y en los próximos meses arrebatará el tercer lugar a España.

Con 28.206 megavatios instalados –suficiente para abastecer a 8 millones de hogares- el viento no llega sin embargo aún al 2% de la tarta energética de Estados Unidos, el país de las contracciones. Pese al tremendo impulso dado en los últimos años por Texas, Iowa o Minnesota, lo cierto es que aún hay 16 estados sumidos en el “apagón” eólico.

La industria recogió en el 2008 los frutos del apoyo “pasivo” de la Administración Bush en los dos últimos años. La crisis no ha permitido sin embargo saborear aún el “efecto Obama” y todo parece indicar que el 2009 (con 2.836 megavatios instalados hasta la fecha) será un año de transición.

“El país adolece aún de la gran señal a largo plazo que necesitamos para impulsar las energías renovables a gran escala”, admite Denise Bode, directora de la Asociación Americana de Energía Eólica (AWEA). Obama ha indicado su compromiso de duplicar la potencia generada por las renovables en tres años, pero la “señal” que la industria espera es la meta de 25% renovables en el 2025, que se convirtió en el lema del encuentro de Chicago.

Allí estuvo el secretario de Interior Ken Salazar, prometiendo tener muy en de la demanda colectiva. “En ningún otro momento de nuestra historia ha sido tan urgente la necesidad de una nueva política energética”, admitió Salazar. “Esta es una oportunidad que los americanos no podemos dejar pasar.

El secretario de Interior prometió explorar el filón de la energía eólica “offshore” en las costas y reiteró el compromiso de la Administración Obama para renovar las obsoletas “autopistas” de transmisión -auténtico “cuello de botella” al que se enfrenta la industria- y ajustarlos al nuevo mapa energético.

T. Boone Pickens, ex magnate del petróleo, admitió que la crisis crediticia ha mermado sus ambiciones a corto plazo, pero reiteró las líneas maestras de su ya famoso “plan Pickens”, que pretende “explotar el túnel de viento que baja de Canadá a Texas y generar 200.000 megavations de potencia”.

En Texas, donde todo es más grande, está precisamente el mayor parque eólico del mundo, Horse Hollow, capaz de producir una décima parte de los 7.116 megavatios de potencia. Iowa, con 2.790 megavatios, se ha colocado por delante de California y ha dado un paso de gigante en último año. En el estado clave del Midwest –el mismo que allanó el camino al asceso de Obama- echó precisamente el ancla Acciona con su fábrica de turbinas (Gamesa optó por Pensilvania, mientras Iberdrola tienede ya sus redes por una larga decena de estados).

“Uno de cada tres megavatios instalados en Estados Unidos es de tecnología española”, aseguró José Donoso, presidente de la Asociación Empresarial Eólica en el Windpower 2009, donde estuvieron presentes una treinta de empresas españolas. “La apuesta estratégica de Obama la hicimos nosotros antes”, destacó Donoso, que destacó la contribución española a la creación de 5.000 puestos de empleo en Estados Unidos (de los 85.000 generados por el sector).

España, con 16.740 megavatios instalados en el 2008, mantiene su posición en el podio europeo por potencia instalada, justo después de Alemania. En términos comparativos, la Unión Europea mantiene su primado con un total de 64.949 megavatios, pero el viento pierde fuerza en el viejo continente precisamente ahora que Estados Unidos y China se desperezan.

El “milagro” chino se consumó en el 2008 al duplicar la potencia instalada y llegar a los 12.200 megavatios. El recién creado Comité Nacional de la Energía ha dado prioridad absoluta la viento, que sigue avanzando a un ritmo trepidante a pesar de la crisis. China adelantará en el 2010 a España y Alemania, con la meta de los 100.000 megavatios en el horizonte del 2020

Carlos Fresneda, desde Chicago

No hay comentarios: