15 de mayo de 2009

DECRECER SERENAMENTE PARA CRECER MEJOR

Consejos: En este artículo, el autor resume los principales argumentos en favor del decrecimiento y recuerda los ocho principios básicos de Serge Latouche.

Algunos de los objetivos ambientales se están produciendo, pero quizás no de la forma deseada por la mayoría. Baja la progresión de emisiones de gases de invernadero, entre ellos el CO2, porque baja el moverse tanto como hasta ahora y el levantar paredes a 'go gó'. Aumenta la agricultura sin venenos porque permite fórmulas más rentables a los agricultores familiares que llevan las cestas con sus frutos a los domicilios de sus amigos clientes locales, y en algunos casos porque lo agroquímico no resuelve la papeleta. Algunas ciudades se llenan de bicicletas de alquiler para descongestionar la negativa planificación de movilidad. Se comienzan a promocionar los viajes de placer a las cercanías no del todo conocidas y uno se emociona con los planes generales para la bicicleta que permitirán moverse seguros por mucho territorio con casi nada de contribución al cambio climático y mucho a la economía local.

Leo con atención suprema la última entrega de Serge Latouche, el pequeño tratado para el decrecimiento sereno, editado por Icaria. Con unas ganas insuperables de crecer en lo que ahora comienza a ser más importante, la apuesta por lo que, como ecologista casero, me ocupa y preocupa es comprender qué está pasando y actuar con optimismo para ser parte de la solución en momentos sociales y climáticos sencillamente extraordinarios.
Ilustración de Luís Parejo

Todo por la economía ya no vale, crecer descontroladamente y progresar a cualquier precio es el pasado, aprender todos a vivir mejor con menos es la apuesta del decrecimiento, un camino hacia la dicha global.

Encuentro entre las páginas las apreciadas erres, tan vinculadas a la cultura ambiental. Son ocho y no paran de sumar y seguir motivando el cambio. Las (r)enombro:

Reevaluar. Dejamos de creer en la dominación de la Naturaleza y nos insertamos en ella.

Reconceptualizar. Qué es riqueza y qué es pobreza, qué es abundancia y escasez, qué es la riqueza verdadera.

Reestructurar. Debemos adaptar la forma de producir nuestros bienes.

Redistribuir. Si medimos nuestra huella ecológica podemos determinar nuestros derechos morales sobre la explotación de los recursos.

Relocalizar. Producir localmente los bienes para satisfacer nuestras necesidades deja más poder en nuestras manos para actuar globalmente.

Reducir. Urgente es aminorar el impacto de nuestras actividades de producción y consumo en las componentes bioquímicas de la biosfera que nos acoge.

Reutilizar/reciclar
. Clásicas erres. Valorizar, usar y rediseñar las cosas que nos rodean es lo más inteligente para simplemente sobrevivir.

Y cerrando el círculo de las erres, la última, RESISTIR: ésa puede ser la cuestión, y si es pasándolo lo REmejor REposible, es la REmejor REopción.

Manolo Vilchez
Publicado en Natura 36 de El Mundo PDF Natura completo
.
Decrecimiento, extraordinario blog a rebosar de información sobre el movimiento social

Tres videos de el documental supremo HISTORIA DE LAS COSAS, disfrútalos, seguro que comienzas a decrecer

parte 1



parte 2



parte 3




No hay comentarios: