20 de noviembre de 2008

la América que viene

CARLOS FRESNEDA desde NUEVA YORK

8 de noviembre de 2008.- Van Jones tiene 40 años y un tirón comparable al de Barack Obama. Nacido en el profundo sur y afincado en Oakland, lleva toda la vida pateándose los guettos urbanos, denunciando el 'apartheid' social y ecológico, embarcando a los vecinos en la reconstrucción 'verde' de sus barrios maltrechos. Su grupo, Green For All, es la bandera del movimiento de "justicia ambiental", el nuevo caballo de batalla de la comunidad negra.

A finales de septiembre, Van Jones fue capaz de sacar a la calle a 100.000 jóvenes, bajo la consigna de "¡Empleos verdes, ahora!". Siguiendo los pasos de Obama, cruzándose a veces con él, defendió a muerte la idea de un New Deal 'verde', inspirado en el modelo de Franklin D. Roosevelt y multiplicando en todo el país los esfuerzos de los Green Jobs Corps que ya funcionan en Oakland y en otras ciudades de California. Su reciente libro, 'The Green Collar Economy', figura entre las lecturas de cabecera del presidente electo...

Algo se mueve en América. Algo se movía ya desde mucho antes del 4-N y por debajo de la fachada inmovilista de la Administración Bush. Obama ha sabido en todo caso movilizar a la gente y galvanizar esa sed de cambio, de paso hacia el futuro, que ya estaba ahí, cociéndose en los lugares más dispares de la anchísima geografía de este país (sobre todo en las costas).

Mucha atención le hemos dedicado a Obama y poca, muy poca, a esa América que viene, impulsada por gente como Van Jones en Oakland, por Majora Carter en el South Bronx, por Steve Coleman en el mismísimo Washington o por el nutrido grupo de la Alianza Apolo que acaba de presentar en seis estados su plan para invertir 500.000 millones de dólares en diez años y crear cinco millones de puestos de trabajo en energías limpias.

Tenemos también la Alianza por la Protección del Clima de Al Gore, abogando por la meta utópica de 100% renovables en diez años, y el Centro para el Progreso de America que capitaneó hasta hace unos meses el jefe del equipo de transición de Obama, John Podesta. Y por supuesto, la labor infatigable de Bill McKibben, el autor de "El fin de la naturaleza", embarcado en una nueva campaña mundial para reclamar las 350 partículas de dióxido de carbono por millón, la 'línea roja' para evitar el cataclismo climático.

La llegada de Obama a la Casa Blanca va a servir para que la otra América, con raíces en los movimientos civiles y en la conciencia ecológica de los años sesenta, salga del eclipse parcial de estos ocho años y vuelva a convertirse en el referente mundial, terreno abonado para el idealismo práctico, laboratorio de pruebas de ese futuro que no puede esperar. Eso esperamos...

enlaces:
-Van Jones
-Green For All
-Green Jobs Corps
-'The Green Collar Economy'
-South Bronx
-Steve Coleman Cool Capital
-Alianza Apolo
-Alianza por la Protección del Clima
-Centro para el Progreso de America
-350 partículas de dióxido de carbono

publicado en Crónicas desde EE.UU

No hay comentarios: