27 de noviembre de 2008

la “patada” sostenible

No tiene pedales ni cadena. No te carga la espalda, ni te da problemas en la próstata. Puedes plegarlo como si nada y dejarlo bajo tus pies en la mesa de trabajo. Es ideal para hacer recados, llevar a los niños al colegio o darte un impulso extra cuando el tiempo apremia. Y lo más importante: no deja huella.Vuelve el patinete, inmejorable compañero de viaje para las distancias cortas. Cada patada es una apuesta por otro tipo de vida, más jubilosa, más ecológica y más sana, en ese espacio que tienes tan a mano y al que sueles llamar barrio.

La primera sensación será de total ligereza y vuelta a la infancia. Te parecerá un juego, pero prueba a doblar la esquina. Y súbete a uno de tantos patinetes para mayores, con ruedas de 188 milómetros, y verás como la cosa va en serio. Hay que seguir el instinto de los niños, inmejorables maestros de movilidad urbana.

Desde hace ocho años, el patinete se ha convertido en nuestro vehículo familiar por excelencia. Lo trajo a casa Isabel, y al principio parecía un antojo o un capricho de 200 dólares. Nuestros hijos le tomaron pronto las hechuras: yo fue el último en subirme. Confieso que no le veía grandes ventajas respecto a la bicicleta o a la sabia combinación un trayecto a pie y otro en transporte público. Pero poco a poco fui perdiendo los reparos y ganando soltura.

Claro que la reina indiscutible del patinete sigue siendo Isabel, con una destreza que genera a su paso sana envidia. Deberían pagarle una comisión los de la marca Xootr, por las veces que le han parado en la calle para peguntarle por las virtudes el invento.

Los hay de aluminio o de magnesio, a cuál más liviano y aerodonámico. Pesa apenas cuatro kilos, dispone de freno delantero y de un manillar regulable, y tiene un centro de gravedad muy bajo, para sacarle el mejor partido posible a la patada sostenible.

La variedad es cada vez mayor - el Diggler, el Esla, el Know-Ped, el Trikke o el Kickbike- pero el que barre en las calles de Nueva York en sin duda en el Xootr, pariente mayor y bastante más evolucionado que el Razor (el modelo que causa furor entre los niños). Una mañana cualquiera, camino del colegio con los niños, llegué a contar casi una veintena.

"En los últimos cinco años hemos vendido 10.000 patinetes y la demanda aumenta un 60% cada año”, nos informa Steve, potavoz de Xootr. “Nuestro cliente más joven tiene cuatro años, y la mayor es una mujer de 86. Hemos vendido a doctores, abogados y jueces, a todo tipo de profesionales. Hay quienes los utilizan para ir al trabajo, otros para hacer ejercicio y jugar con los niños”.

En nuestra familia, el patinete cumple todas esas funciones y algunas más. Para no caer en el sedentarismo rodante, casi todos nuestros desplazamientos (desde el colegio al teletrabajo) giran en torno al barrio. En las largas distancias tiramos del metro, y sólo cada dos meses alquilamos un coche y organizamos una escapada. El patinete es pues el pan de cada día, sobre todo de Isabel, que no concibe ya salir a hacer la compra sin él.

La patada suele darla con la pierna derecha, y alterna los carriles-bici con las anchas y lisas aceras de Nueva York (donde está permitido expresamente usarlos), en calles poco transitadas o en zonas peatonales. Suele usarlo en distancias de no más de dos kilómetros; aunque en cierta ocasión se bajó de un tirón sesenta calles. Se lo lleva puesto y plegado en el metro y allá donde va encuentra colegas del patinete como Mark, con quien coincidió en una librería y le confesó que desde que descubrió el patinete no necesita en absoluto la bicicleta.

Simplicidad, portabilidad, complicidad. Podrían ser los tres lemas del club de los Kick Scotters de Nueva York, que se juntan todos los domingos en Central Park para ganar adeptos a la causa del patinete. Hay más razones: la facilidad de uso, la limpieza, el bajo mantenimiento, el puro placer.

Lisa empezó patinando por simple diversión con suhija de ocho años y ahora lo han convertido en un hábito diario y compartido, a la ida y a la vuelta del colegio. “Los fines de semana nos vamos juntas al paseo del río Hudson”, confiesa. “La bicicleta la uso ya sólo para largos desplazamientos o cuando quiero hacer deporte”.

Mita bici, mitad patinete, la kickbike reclama su espacio en la tentadora geografía de la movilidad urbana. Inventada por un estudiante de Helsinki en 1993, está rodando por méritos propios en muchas ciudades nórdicas y centroeuropeas. Prem, artista local, fue uno de los primeros usuarios en las calles de Nueva York y ya no la cambia por nada: “La utilizo de seis a quince kilómetros por día, entre Brooklyn y Manhattan. Coge mucho más velocidad que un patinete, y es bastante más ligera que una bici. Al final, tu elección depende de tus necesidades en la ciudad... Cualquier cosa antes que el coche”.

CARLOS FRESNEDA

Publicado en la sección Yo Cambio de la revista Integral, nº345

20 de noviembre de 2008

la América que viene

CARLOS FRESNEDA desde NUEVA YORK

8 de noviembre de 2008.- Van Jones tiene 40 años y un tirón comparable al de Barack Obama. Nacido en el profundo sur y afincado en Oakland, lleva toda la vida pateándose los guettos urbanos, denunciando el 'apartheid' social y ecológico, embarcando a los vecinos en la reconstrucción 'verde' de sus barrios maltrechos. Su grupo, Green For All, es la bandera del movimiento de "justicia ambiental", el nuevo caballo de batalla de la comunidad negra.

A finales de septiembre, Van Jones fue capaz de sacar a la calle a 100.000 jóvenes, bajo la consigna de "¡Empleos verdes, ahora!". Siguiendo los pasos de Obama, cruzándose a veces con él, defendió a muerte la idea de un New Deal 'verde', inspirado en el modelo de Franklin D. Roosevelt y multiplicando en todo el país los esfuerzos de los Green Jobs Corps que ya funcionan en Oakland y en otras ciudades de California. Su reciente libro, 'The Green Collar Economy', figura entre las lecturas de cabecera del presidente electo...

Algo se mueve en América. Algo se movía ya desde mucho antes del 4-N y por debajo de la fachada inmovilista de la Administración Bush. Obama ha sabido en todo caso movilizar a la gente y galvanizar esa sed de cambio, de paso hacia el futuro, que ya estaba ahí, cociéndose en los lugares más dispares de la anchísima geografía de este país (sobre todo en las costas).

Mucha atención le hemos dedicado a Obama y poca, muy poca, a esa América que viene, impulsada por gente como Van Jones en Oakland, por Majora Carter en el South Bronx, por Steve Coleman en el mismísimo Washington o por el nutrido grupo de la Alianza Apolo que acaba de presentar en seis estados su plan para invertir 500.000 millones de dólares en diez años y crear cinco millones de puestos de trabajo en energías limpias.

Tenemos también la Alianza por la Protección del Clima de Al Gore, abogando por la meta utópica de 100% renovables en diez años, y el Centro para el Progreso de America que capitaneó hasta hace unos meses el jefe del equipo de transición de Obama, John Podesta. Y por supuesto, la labor infatigable de Bill McKibben, el autor de "El fin de la naturaleza", embarcado en una nueva campaña mundial para reclamar las 350 partículas de dióxido de carbono por millón, la 'línea roja' para evitar el cataclismo climático.

La llegada de Obama a la Casa Blanca va a servir para que la otra América, con raíces en los movimientos civiles y en la conciencia ecológica de los años sesenta, salga del eclipse parcial de estos ocho años y vuelva a convertirse en el referente mundial, terreno abonado para el idealismo práctico, laboratorio de pruebas de ese futuro que no puede esperar. Eso esperamos...

enlaces:
-Van Jones
-Green For All
-Green Jobs Corps
-'The Green Collar Economy'
-South Bronx
-Steve Coleman Cool Capital
-Alianza Apolo
-Alianza por la Protección del Clima
-Centro para el Progreso de America
-350 partículas de dióxido de carbono

publicado en Crónicas desde EE.UU

14 de noviembre de 2008

NATURA tiene premio

Si, lo tiene, aunque sea un premio para todos tener a NATURA cada mes como suplemento en El Mundo, los segundos sábados de cada mes. El premio reconocimiento se lo acaban de dar las gentes de WWF Adena y no fue solo para Natura..
uno, concedido a la mejor sección en prensa, recayó sobre Natura, la publicación sobre naturaleza y ecología. El segundo, dedicado al mejor reportaje escrito, fue para el redactor de la sección de Ciencia de El Mundo, Gustavo Catalán Deus.

Y como lo de premiar es después de seleccionar cosas buenas, tener el privilegio de ser elegidos alegra el devenir seguro, y más en tiempos de grandes cambios donde una de las victimas débiles es todo lo que afecta al medio ambiente, ya que los humanos que en el viven deben resolver temas considerados como más vitales, en fin, bien venidos los premios, todos, que lo esencial y más valioso que tenemos debe brillar siempre y más cuando cambia todo.
Aquí nota de prensa
aquí enlace a todos los NATURAS
 
Los que mantenemos esta hemeroteca de creaciones propias o admiradas, tenemos que ver con Natura, por el privilegio de poder colocar en sus paginas temas que nos ocupan y preocupan, en total sintonía con todos los que hacen que sea posible que sus paginas se impriman y circulen. ¡¡ Enhorabuena NATURAleros ¡¡

12 de noviembre de 2008

tres recursos para comprender los cambios

lo que sigue son tres recursos y dos acciones directas que considero interesantes para animarse con los cambios que tenemos en marcha, por supuesto la fertilidad comunicadora en tiempos cambiantes parece desbordante, todas las crisis posibles estan sobre el tapete, pero que nadie nos robe la ilusión, osea cero crisis frente a los ladrones de felicidad. Sus espacios son abundantes en medios de comunicación, superando a lo noticiable que no sirve para nada que no sea vender publicidad y entretener a la sociedad. Mi reto es intentar entender que esta pasando, porque pasa y a que debo prestar mi atención, porque no dudo un momento de que estoy preparándome para cambiar y mucho en un momento de la historia civilizatoria del que agradezco ser participe.

Esperaba estos días a destacados comunicadores y sabedores de lo que esta pasando, y nada más pensar en ello me encuentro en los días de un gran cambio, a Naomi Klein con su toque de atención a Obama y su equipo. Voy por las calles donde me muevo y siento como la Doctrina del Shock, su último libro, prepara motores para que los chorizos se queden con todo lo posible. Texto más abajo.

Continuo y pego un video exitoso de un tremendo comunicador directo de temas económicos, no te lo pierdas, ayuda y mucho a entender que no son los altisimos sueldos de los ejecutivos chorizos sólos los culpables, llevo unas semanas preguntándome que esos mangantes tienen pagadores, porque no salen a la luz los que pagan a los chorizos, debe ser que esto de ser ladrón de guante blanco con subvención garantizada es lo más chic entre las élites que nos dominan desde sombras cada vez más claras.

Y como los del Shock se las saben todas, la rama del control de la energía tiene a los bocazas pronucleares diciendo mentiras a raudales, visto como las mafias elegantes se manejan con el dinero de los demás, que se puede esperar de lo que pueda pasarle a los electrones globales. Soy antinuclear hace bastante tiempo, desde que soñé que el reactor era un monstruo que me perseguía escupiéndome fuego sin parar y quemando todo lo que pillaba por medio... No lo dudes, activate, mejor hoy activos que mañana radiactivos, conoce la verdad, ahora que sabemos bien que los mentirosos y cabronazos no son muchos pero si son poderosos.
Campaña Yo soy antinuclear, de Greenpeace

Y claro, en momentos de Shock, al igual que con la energía, le ocurre al papeo. Los chorizos que tocan y mezclan genes para controlar el mercado antes que todo lo que cuentan de bondades, andan metiéndole mano al sentir político de aquí a pocas semanas, en la Europa que nos une. Pego el aviso de los que no nos tocan los genes:
El 4 de diciembre es una fecha clave para prevenir la liberación de transgénicos en Europa. Ese día los ministros de Medio Ambiente, tras un proceso liderado por Francia,  tomarán una decisión crucial: debilitar o fortalecer el actual proceso de evaluación de riesgos de los transgénicos.
España,está dentro de los países cuyos gobiernos tienen una posición favorable a los OMG. Están influenciados por la industria agroquímica y junto a políticos pro-transgénicos como el Presidente de la Comisión, Barroso, se oponen a una reforma substancial del sistema de autorización europea de transgénicos. Queremos que cambien su postura y que nos protejan de los peligros de estos experimentos a gran escala.
Necesitamos vuestra ayuda. Os invitamos a "ciberactuar" enviando esta carta a la ministra Espinosa: Ciberactúa pinchando en este enlace
un recordatorio enlace al artículo de la ILP de Catalunya que propone nada de nada transgénicos en los campos y los platos

Y para finalizar, te recomiendo la lectura al último artículo del agitador de masas que no fue presidente americano porque le robaron el tema y aunque Al Gore pueda parecer un gran estratega, que lo es, el peso y alcance de sus propuestas seguro que puede agitar a muchos de los Obamas del mundo con recursos, y a los que les votamos y desde el pais donde escribo, octava potencia entre todos, pero demasiado lejos todavia de serlo en ese mismo puesto por echarle huevos al cambio. Aunque en tiempos extraordinarios, lo imposible se hace emocionate. España, Europa y Estados Unidos se parecen mucho en su adicción al fósil petróleo y ahora que el dinero comienza a conocerse algo mejor y nos damos cuenta de lo poco que tenemos, el abundante sol y todas las renovables esperan pacientes que le echemos valor. Enlace al final.
---

El saqueo final de Bush, de Naomi Klein en La Vanguardia

En los días finales previos a la elección, muchos republicanos parecían haber abandonado la lucha por el eso no significaba que descansando. Si el lector quiere ver cómo trabajan los republicanos, observe el vigor con que asignan grandes porciones del plan de rescate de bancos por 700.000 millones de dólares.

En una reciente audiencia del comité de finanzas del Senado, el republicano Bob Corker se hallaba consagrado a esa tarea, con un plazo muy claro en su mente: el día de la toma de posesión del nuevo presidente, el 21 de enero de 2009.

“¿Cuando podrá haberse gastado para el 20 de enero, aproximadamente?”, preguntó Corker a Neel Kashkari, el ex banquero, de 35 años de edad, a cargo del paquete de rescate.

Cuando los colonizadores europeos advirtieron que no tenían otra opción que entregar el poder a los ciudadanos locales, solían dedicarse su atención a despojarles del tesoro local de su oro y apropiarse del ganado valioso. Si los nativos se ponían realmente desagradables, como en Mozambique a mediados de la década del setenta, los colonizadores, en este caso los portugueses, solían derramar hormigón por los agujeros de los ascensores, para que no volvieran a funcionar.

La camarilla de George W. Bush prefiere instrumentos burocráticos, subastas de “activos con problemas” y el “programa para comprar patrimonios netos”. Pero no hay que equivocarse. El fin es el mismo que tenían los portugueses derrotados: un frenético saqueo final del erario nacional antes de entregar las llaves de la caja fuerte.

¿De qué otra forma explicar las asombrosas decisiones que han orientado la asignación del dinero del plan de rescate? Cuando la Administración Bush anunció que inyectaría 250.000 millones de dólares en bancos de Estados Unidos a cambio de patrimonios netos, el plan fue bautizado nacionalización parcial,una medida extrema a fin de que los bancos pudieran volver a prestar dinero.

Por cierto, no ha existido nacionalización alguna, parcial o ínfima. Los contribuyentes no han adquirido control alguno de esos patrimonios. Y los bancos están usando ese dinero como lo desean (en bonificaciones, en fusiones, en ahorros…). Yel Gobierno se limita a rogar que esas instituciones usen parte de ese dinero para prestarlo.

¿Cual es, entonces, el propósito real del paquete de rescate? Me temo que sea algo mucho más ambicioso que un regalo a las grandes empresas. Este paquete de rescate ha sido diseñado para continuar saqueando el Tesoro durante los años venideros.

Hay que recordar que la principal preocupación entre los sectores más poderosos de la bolsa de valores, especialmente bancos, no es la falta de crédito sino la baja en los precios de sus acciones. Los inversores han perdido toda confianza en la honestidad de los bancos, y por sobradas razones.

Y ahí interviene el departamento del Tesoro. Al comprar parte del paquete de acciones en esas instituciones, el Tesoro está enviando una señal al mercado de que las acciones están seguras. ¿Por qué? Porque el Gobierno no va a permitir que eso se derrumbe.

Si esas compañías vuelven a tener problemas, los inversionistas pueden presumir que el Gobierno seguirá inyectando dinero. (Basta ver lo ocurrido con AIG).

El verdadero propósito del plan de rescate es vincular el interés público a las compañías privadas. El secretario del Tesoro Henry Paulson está entregando fondos a las empresas incluidas en el programa de adquisición de patrimonio neto y la cifra puede alcanzar a millardos de dólares con la implícita garantía del departamento a su cargo. Los inversores que buscan sitios seguros para depositar su dinero verán en esos acuerdos algo más tranquilizador que una evaluación Triple A de Moody´s.

Una garantía de ese tipo es inestimable. Pero para los bancos lo mejor es que el Gobierno les está pagando en algunos casos miles de millones de dólares para que acepten ese sello de garantía. En cambio, para los contribuyentes, el plan es muy arriesgado, y podría costar mucho más que la idea original de Paulson de comprar 700.000 millones de dólares en deudas tóxicas.

Es de señalar que las empresas privadas Fannie Mae y Freddie Mac disfrutaron de ese tipo de garantías silenciosas. Durante décadas el mercado entendió eso, pues esas compañías estaban vinculadas al gobierno. El Tío Sam siempre les sacaría las castañas del fuego. Así, mientras las ganancias eran privatizadas, los riesgos eran socializados. Pero, el implícito apoyo del Gobierno creó incentivos para inversiones insensatas.

Ahora, con el nuevo programa de rescate, Paulson ha adoptado el desacreditado modelo de Fannie y Freddie y lo ha aplicado a un amplio sector de la industria bancaria privada. Y una vez más, no hay razón alguna para que los bancos se abstengan de inversiones arriesgadas. Pues el Departamento del Tesoro no les ha exigido que cedan sus instrumentos financieros de alto riesgo a cambio de los dólares del contribuyente.

Para alentar aún más la confianza, el Gobierno federal ha ofrecido garantías ilimitadas a muchas cuentas de depósito bancarios. Y además, el Departamento del Tesoro ha estado alentando a los bancos a fusionarse. De esa manera, las instituciones que queden en pie serán “demasiado grandes para dejarlas caer”. Tal vez esta sea la innovación más creativa de Bush: un capitalismo sin riesgo alguno.

Pero existe un rayo de esperanza. En respuesta a la pregunta del senador Corker, el Departamento del Tesoro está teniendo problemas para repartirlos fondos del plan de rescate. Ha exigido hasta ahora 350.000 millones de dólares de los 700.000 millones de dólares. Pero la mayor parte de ese dinero no ha sido asignado. Entre tanto, con cada día que pasa, se hace más claro que el plan de rescate fue vendido bajo falsas premisas. Nunca se intentó que continuara el flujo de préstamos. La idea era convertir al Estado en una gigantesca aseguradora de Wall Street, una red de protección para personas que menos lo necesitan, a expensas del dinero del pueblo que más lo necesita.

Yesa grotesca duplicidad ofrece una oportunidad. Tras su victoria electoral, Obama tendrá una enorme autoridad moral. Y esa autoridad puede ser usada para congelar los fondos del plan de rescate, no después de asumir el cargo, sino ahora. Todos los acuerdos deben ser renegociados de inmediato, esta vez otorgando al público las garantías.

Es arriesgado, por supuesto, interrumpir el plan de rescate. Al mercado no le va a gustar. Pero no hay nada tan arriesgado como permitir a la camarilla de Bush que haga este regalo final a las grandes corporaciones. Un regalo que podría continuar durante los años venideros.
NAOMI KLEIN, columnista de The Nation y The Guardian ,autora de No logo: el poder de las marcas
The Nation magazine. © 2008 Naomi Klein (Distribuido por The New York Times Syndicate)
---------
enlaces:
La doctrina del shock

El clima para el cambio, Al Gore
web de Al Gore

9 de noviembre de 2008

me uno a la FAO en el año de la patata

Ilustración de Luis Parejo

Cómo son las cosas que, siendo adicto a las patatas en todas sus formas culinarias, se me ha pasado el año sin realizar elogio a ellas en el suyo internacional, el de la papa, que así la llaman muchos en las cercanías y también en las lejanías americanas. Lo anima la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación). En su web oficial (enlace al final) se puede acceder a todo tipo de información y ha sido tal el impacto que me ha causado que me he propuesto convertirme en un activista ecopapaísta en casa y en la terraza y donde pueda.

En casa sigo consumiendo las patatas más locales posibles y cultivadas ecológicas, para comérmelas tranquilo con su piel nutritiva, cuando son jóvenes, siempre bien lavadas y nunca enverdecidas o con brotes, que afectan a lo nervioso al contener solanina. Para aprovechar sus cualidades no nutritivas, las cataplasmas con patata hervida y aplastada con piel van de perlas para tratar tos, dolores de hombros y cervicales, según dicen. Con una rodaja de patata fresca hay alivio garantizado sobre quemaduras y ojos cansados. Pero lo más innovador que se hace con ellas son las bolsas de plástico elaboradas con su almidón y que ya no son de petróleo, sino de biopolímeros que vuelven al compost, a la tierra, quizás a nutrir nuevas patatas, como hacen en Sphere Spain.

El llamado Pan de los Andes está lleno de historias desde su primer cultivo hace 8.000 años hasta nuestros días, cuando es la cuarta cosecha mayor del planeta. No es extraño, pues es el vegetal que más energía produce en menos tiempo. En los Andes, históricamente, se tomaban deshidratadas, y me he propuesto prepararlas así, usando para ello el calor de la cocina solar, cerrando un ciclo perfecto de energía alimentaria sin emisiones. Y, además, propongo un último homenaje: sembrarlas en la terraza, algo muy fácil de hacer que explicaré en la próxima ocasión.

enlaces:
Año Internacional de la Patata

Sphere Spain

alSol tecnologías solares S.L.

Manolo Vilchez
Publicado en Natura nº30, el 8/11/2008