20 de junio de 2008

cocinar sin emisiones gracias al Sol


Nuri Morral, solarcocinera

QUIÉN: Manolo Vílchez es colaborador de la Fundación Tierra y facilitador ecológico. Pretende reducir el impacto ambiental en la vida cotidiana. Consejos: En este artículo defiende el uso de cocinas y hornos solares, unos sencillos aparatos que concentran los rayos del sol y permiten preparar alimentos sin gastar combustible


Puede parecer poca cosa, pero creo que no lo es, el que unos instrumentos de baja tecnología se vinculen con uno de los más fascinantes viajes cósmico-energéticos. Llevo cocinando con los fotones del Sol más de una decena de años, y lo cierto es que cada plato sin pizca de emisiones de CO2 ni electricidad proveniente de energía nuclear aumenta mi ilusión por el innovador nuevo arte 'solarculinario'.

No hay uso más sabroso de las energías renovables que el de disfrutar un plato elaborado gracias al sol recibido en un horno o concentrador solar. Utilizo fotones salidos de la única central termonuclear deseable, una que se llama Sol y está situada a 150 millones de kilómetros de mi balcón. Para aprovechar ese servicio energético limpio y renovable y para preparar viandas ciertamente especiales, sólo hace falta la receta de usar buenos materiales, tener un buen diseño, gastar un poco de tiempo y dejar hacer al sol y la tecnología receptora.

Hay sistemas de cocina solar tan grandes que permiten preparar 16.000 platos al día vaporizando agua con 108 reflectores de ocho metros cuadrados que siguen al sol de forma automática desde las terraza de un edificio central en India. Pero para uso doméstico, para la utilización en el balcón o la terraza, sirve simplemente un básico concentrador hecho con cartón aluminizado -o con el más técnico de los aluminios reflectantes- y un recipiente apropiado. Más evolucionado está el horno solar, que consiste en una caja interior con cámara aislante y otra exterior, un vidrio que sirve de tapa y un sistema de ganancia de superficie en base a un reflector. Hay ya hornos comerciales y muchos con planos disponibles.

He probado muchos sistemas y, por las limitaciones de espacio en el balconcillo, lo último ha sido hablar con los vecinos para obtener el permiso de uso de la terraza colectiva. Y aquí ya he llegado a lo supremo. Hasta un vecino nos deja utilizar el trastero para alojar una cocina solar parabólica alSol 1.4, de 140 centímetros de diámetro y que, el otro día, en el estreno, que coincidió con la celebración del Día del Sol en Europa, sirvió para que 20 personas nos zampáramos una paella suprema, elaborada en dos horas de servicio del sol y tres minutos totales de atención humana, sin emisiones y un buen rollo insuperable.

participantes en la paella solar del Día del Sol en Europa

Durante el acto también hablamos de los 2.000 millones de personas que cocinan hoy con leña o de cómo en algunos lugares a las mujeres cocineras recolectoras les tiene que acompañar el guardia por riesgos a ser violadas. Al final, el otro día, brindamos con rica agua por un mundo sin perdedores.

Y, por último, una cita. Del 27 al 29 de este mes se celebra en el Parque de las Ciencias de Granada el Encuentro Solar, una cita que reúne a un gran número de cocineros y cocineras que utilizan el sol siempre que pueden. Los expertos enseñarán a los asistentes a preparar paellas y demás platos sin emisiones de CO2.

Publicado en el suplemento Natura 26 de El Mundo. 14.06.2008

18 de junio de 2008

En busca de la 'ecociudad'

Los vecinos toman las riendas para devolver la dimensión humana a la urbe
CARLOS FRESNEDA | CORRESPONSAL EN NUEVA YORK / EL MUNDO
El páramo urbano se llamaba Portland. Estrangulada por las autopistas, asesinada por las industrias a orillas del río, la ciudad moribunda parecía condenada a seguir el triste destino de tantas urbes estadounidenses, trituradas por el coche. Pero algo empezó a cambiar a principios de los 80, cuando las calles se abrieron a las aguas anchurosas del Willamette. Poco después se rehabilitó Pioneers Square, la plaza-anfiteatro del pueblo. La gente volvió a caminar y a sacar la bicicleta, y luego volvieron los tranvías. La ciudad decidió no crecer hacia afuera, sino hacerlo hacia dentro. En vez de cinturones de asfalto, un inmenso anillo verde, con la cumbre cercana del Monte Hood como eterno ancla.

Aunque los cimientos de la ecociudad de Portland lo pusieron los vecinos allá por 1996. Un puñado de activistas crearon City Repair, con la misión de «transformar creativamente» los lugares en los que vivían. Los 'reparadores' 'de la ciudad' ocuparon espacios públicos, los pintaron de colores, construyeron parterres y jardines, y quioscos con tejados verdes, y ubicuos bancos de arcilla...

«Nadie nos dio permiso, pero así es como empiezan las revoluciones», recuerda el arquitecto Mark Lakeman, 47 años, uno de los pioneros de Portland. «El espacio urbano es de todos, y tenemos el derecho a reinventarlo. Los políticos no tardarán en seguir nuestro camino: lo que hemos conseguido aquí se puede replicar en cualquier ciudad del mundo».

Lakeman nos emplaza en la Sunnyside Piazza, uno de los lugares emblemáticos de City Repair. Lo que antes era un cruce como tantos otros, en la calle 33, es ahora un lugar especial, con ese sol pintado en el asfalto que irradia calidez en todas las direcciones. Los bidones de colores, el templete de hierro, la fuente con mosaicos... Todo incita a hacer un alto en el camino.

Surcado por un río plácido de ciclistas y paseantes, Lakeman nos explica los secretos de la permacultura urbana que ha transformado ya más de un centenar de espacios... «Es tan fácil como crear puntos de encuentro, recuperar el sentido de comunidad e incorporar algún elemento natural, alguna historia que sirva para conectar a la gente y transformar las calles».

Portland acaba de festejar su semana grande de Convergencia Vecinal, con cientos de 'reparadores urbanos' embarcados en el sueño común. Aquí se acaba de celebrar también la última conferencia de la Car Free Cities, caminando hacia la utopía de la ciudad sin coches. Con más de 1.000 kilómetros de carriles-bici en el centro y en la periferia, Portland es la meca norteamericana de las dos ruedas, marcando de paso la pauta del 'smart' 'growth' (el crecimiento urbano inteligente, como antídoto a la marabunta de los adosados y los suburbios).

Pero Portland (Oregón), con su medio millón de habitantes, no está sola en la busca de la ecociudad. Apenas 200 kilómetros la separan de Seattle, la primera urbe norteamericana en apuntarse a los acuerdo de Kioto. Como reacción a la ceguera de los gobernantes del país, las ciudades se han embarcado en un proceso de transformación cada vez más visible en lugares como Austin (Texas) o Chattanooga (Tennessee), y también en Nueva York, Chicago, Filadelfia o San Francisco, encaramadas al 'top' 'ten' de las ciudades más verdes.

En San Francisco se celebró en mayo la séptima conferencia mundial EcoCity, con expertos llegados de una veintena de países para explorar el presente y el futuro de las ecociudades. Ofició de maestro de ceremonias Jaime Lerner, ex alcalde de Curitiba (Brasil) y precursor de la «acupuntura urbana», con sus recetas probadas para dar nueva vida al tejido urbano.

«La ciudad no es el problema, la ciudad es la solución», proclamó Lerner. «Más de la mitad de la población mundial vive ya en ciudades. Es una tendencia imparable y fundamentalmente buena para las comunidades humanas, y buena para la salud del planeta».

'Curitiba: una verdad conveniente' fue el documental estrella de la cumbre EcoCity 2008, con Jaime Lerner en el papel del Al Gore urbano. «Nos enfrentamos a grandes resistencias iniciales»", recordó el arquitecto, «pero teníamos una visión muy clara de la ciudad y tomamos la decisión de caminar hacia ella lo más rápido posible. La primera calle la hicimos peatonal en una sola noche... Cualquier ciudad, en el plazo de tres o cuatro años puede mejorar radicalmente su calidad de vida».

Lerner nos invitó a subir -o a levitar- en la red radial de Autobuses Rápidos (BRT), que llegan puntualmente cada 15 segundos y surcan la ciudad con la celeridad del metro. De ahí pasamos al sistema pionero de reciclaje urbano, a la campaña precursora de plantación de un millón de árboles, a la red de humedales para controlar las inundaciones y a los parques donde los pastores y sus ovejas cortan regularmente la hierba.

«El estado del planeta está íntimamente conectado con la salud de nuestras ciudades», advirtió Richard Register, presidente de EcoCity Builders. «Sólo si logramos resolver los problemas ecológicos y económicos a escala local podremos plantar cara al reto del cambio climático. Tenemos que pensar en las ciudades como ecosistemas vivos, y como cuna de todas las innovaciones para reducir nuestro impacto ambiental».

Vivir en una ciudad compacta puede disminuir la huella de carbono del habitante medio hasta un 40%. Esa fue una de las principales conclusiones del EcoCity 2008, donde todos los reflectores apuntaron hacia Vancouver, la meca verde de Canadá, incubadora del concepto de ecodensidad.

«La densidad disminuye el consumo de energía y de agua, reduce drásticamente los residuos y retira miles de coches de la circulación», recalca el urbanista Brent Toderian, director de Planeamiento de Vancouver. «La densidad tiene multitud de beneficios ambientales y ayuda a liberar espacios verdes. En nuestra ciudad hemos decidido crecer de una manera compacta y desmontar la infraestructura diseñada para los coches».

Más de 45.000 vecinos han regresado a la ciudad desde los suburbios. Los niños vuelven a campar a sus anchas en bicicleta por la bahía, rumbo al incomparable Parque Vanier, bajo los destellos verdes de los nuevos rascacielos bioclimáticos. «Nuestro objetivo es seguir disminuyendo los kilómetros motorizados per cápita y rebajar año tras año la huella ecológica de nuestros 600.000 habitantes», concluye Toderian.

Seguimos en San Francisco, en la cumbre Ecocity, y nos pegamos ahora a la rueda de Jared Blumenfeld, el director de Medio Ambiente de la ciudad. En pocos hábitats urbanos la bicicleta se convierte en una experiencia tan trepidante: del Golden Gate a la fronda selvática del Presidio, del parque Twin Peaks a la Academia de Ciencias de California, a contemplar la ecomaravilla que ha diseñado Renzo Piano, con ese tejado verde que parece flotar sobre el parque. Y de allí al mítico Embarcadero, con más de 10.000 ciclistas sumándose a la masa crítica y reivindicando su espacio en la ciudad de los tranvías.

«La bicicleta se adapta a cualquier ciudad», sostiene Blumenfeld, que todos los días se hace 10 kilómetros de ida y vuelta al trabajo. «Las colinas de San Francisco nunca han sido un obstáculo y siempre se pueden rodear. Nos propusimos superar el objetivo del 10% de los desplazamientos en bici... Los objetivos son muy importantes: sin una meta concreta es muy difícil avanzar».

Otra misión cumplida: el 70% de la basura que produce la ciudad se recicla. Unos 200 camiones de basuras funcionan con biodiésel y tienen compartimentos especiales para la recogida de reciclables. La ciudad cuenta con varios centros de compostaje para la basura orgánica y la meta es llegar en 2020 a la utopía del 'zero' 'waste': residuos cero.

San Francisco ha sido también la primera ciudad norteamericana en atajar la plaga de los 100 millones de bolsas de plástico que circulaban libremente todos los años, hasta que la ciudad decidió prohibirlas hace un año de modo escalonado y sustituirlas por bolsas de material compostable o reciclado.

«Ahora nos hemos propuesto avanzar en la construcción», asegura Blumenfeld. «Todos los edificios nuevos tienen que tener una certificación de oro del LEED (liderazgo de diseño en energía y medio ambiente), y pronto acometeremos la tarea de pedir la renovación de los edificios viejos para lograr la máxima eficiencia». El sol, el viento y la energía maremotriz le permitirán a la ciudad alcanzar el objetivo de 20% renovables en el año 2015.

Bajo la consigna 'Pon la naturaleza en tu patio', San Francisco se ha embarcado la tarea de reverdecer aún más la ciudad. «Contamos con la gran ventaja de unos ciudadanos muy concienciados con el medio ambiente», admite Blumenefld, con sangre británica en las venas. «Muchos hemos venido aquí buscando precisamente un vibrante ambiente urbano y un contacto muy directo con la naturaleza».

Saltamos a la otra costa y nos plantamos en Filadelfia, que está pasando por un intenso proceso de reconversión a la ecociudad. Howard Neukrug, director del Departamento de Cuencas de Agua, tiene en mente la idea de la ciudad esponja: aprovechar el caudal del río Skuylkill, recuperar los arroyos que quedaron cegados por el asfalto y construir una red de calles permeables y de filtros vegetales.

«Las ciudades han cercenado la naturaleza y han creado muros y barreras por doquier», recalca Neukrug. «Queremos recuperar al máximo la orografía original, devolver los meandros a la ciudad y permitir que la naturaleza fluya. Podemos capturar y reaprovechar hasta un 75% de las lluvias, y utilizar ese agua tan preciada para reverdecer la ciudad, en vez de colapsar los sistemas de alcantarillado».

El esplendor fluvial del parque Fairmont lo dice todo sobre el futuro de la ciudad, que ha decidido darle un uso a decenas de solares baldíos como huertas urbanas... Jade Walker, 28 años, faena con el rastrillo y con el azadón en la Mill Creek Farm, un vergel surgido en apenas tres años en el corazón de un barrio de clase baja y de mayoría negra. «La gente aquí no tenía acceso a verdura fresca y se alimentaba sobre todo de comida basura», recuerda Jade. «Ahora tienen por fin la cosecha autóctona: lechugas, espinacas, guisantes, zanahorias y remolachas cultivadas a la vuelta de la esquina».

Jade Walker y Johanna Rosen son el alma compartida de la huerta urbana de Mill Creek, donde las abejas producen también la miel autóctona. Su labor tiene también una punto de activismo social: «En los barrios marginales de las grandes ciudades se están sembrando las semillas de la justicia ambiental, que reclama un medio ambiente sano y comida limpia para todos».

Acabamos nuestro recorrido en el Greenmarket de Nueva York, el más emblemático de los más de 6.000 mercados de granjeros en EEUU que traen hasta el asfalto el olor a tierra mojada. Hace 30 años, Union Square era un parque desolado donde sólo crecían las malas hierbas, hasta que el urbanista Barry Benepe tuvo la idea de hermanar campo y urbe. Aquí, entre puerros silvestres y rábanos rabiosamente rojos, late el corazón verde de la ecociudad, en la que también hay sitio para los tejados verdes, los taxi-bicis, los jardines comunitarios y los anhelos compartidos de millones de ciudadanos.

17 de junio de 2008

The Farm: la 'tierra prometida' del sur - La otra América IX


Un grupo de activistas de los años 60 encontrósu tierra prometida en Tennessee, donde la comuna de The Farm ha hecho realidad el sueño ‘hippie’ y lo ha llevado al siglo XXI
CARLOS FRESNEDA | ENVIADO ESPECIAL SUMMERTOWN (TENNESSEE)

Fue un viaje de proporciones bíblicas: 69 autobuses escolares, atestados de familias 'hippies', a la busca de la Tierra prometida. Marcando el camino, en esta versión colectiva de 'En la carretera', iba un profesor de inglés con largas melenas, Stephen Gaskin, ensalzado por sus seguidores como el profeta de la espiritualidad ecuménica (sabia combinación de tantas religiones, más la sabiduría de la tierra y la no violencia).

Partieron de San Francisco en 1969 y, al cabo de dos años de peregrinación, echaron raíces como auténticos pioneros entre los robles, nogales y cerezos silvestres de Tennessee. Juntaron todos sus ahorros y compraron 700 hectáreas de tierra en Summertown. Fundaron The '' Farm, la mayor comuna de la que se tuvo noticia: más 1.200 almas (entre ellos 500 niños) deseando inventar un mundo distinto.

«Llegamos con un sueño más o menos concreto», atestigua Gaskin, 74 años, inundado de fotos y recuerdos en blanco y negro. «Pero no nos conformamos con hacer un experimento; queríamos construir una realidad... Aprendimos de nuestros errores y nos llevó tiempo, pero creo que acabamos consiguiéndolo».

La comuna pasó a la historia, pero sobrevivió la comunidad intencional. Atravesaron su gran momento de zozobra, allá en 1983, cuando la población encogió hasta los 200 miembros. «Pasamos grandes dificultades económicas y los típicos problemas de convivencia», admite Douglas Stevenson, 53 años, portavoz oficioso de The Farm. «Los resolvimos pasando de un modelo comunal a uno cooperativo, dando más espacio a la iniciativa individual».
«Pero nunca hemos renunciado a ese vínculo espiritual que nos trajo hasta aquí y que todavía nos une», recalca Douglas. «Para sobrevivir tienes que adaptarte, sin necesidad de renunciar a tus valores. La paz y la relación con la tierra siguen siendo nuestra esencia».

El líder espiritual, Stephen Gaskin, se cortó la melena y soltó las riendas de la comunidad, que acabó siendo un referente de la otra América. En los bosques cercanos a Nashville, entre el canto de las cigarras y una humedad asfixiante, se pusieron los cimientos de la permacultura, se practicó la agricultura orgánica, se popularizó la dieta vegana, se creó la primera lechería de soja, se reinventó el tofu y se gestó el renacimiento del parto natural.

El jovencísimo Al Gore, a la sazón periodista en 'The' 'Tennessean', recibió en The Farm su primera lección de ecología práctica. «Dibujamos el horizonte mucho antes de que se empezara a hablar del cambio climático», presume Gaskin. «Aunque el cambio más profundo y necesario es el que debe producirse a la altura de nuestra conciencia, antes de que sea demasiado tarde».
La meditación y la celebración de los solsticios sigue uniendo a los miembros de The Farm, que confluyen a todas las horas en el 'healthfood' 'deli' (tienda de salud) de Roberta Kachinsky. Las familias viven en casas de madera desperdigadas por el bosque, cada cual con su propio huerto. Los vecinos han creado empresas caseras, demostrando que la tecnología no tiene por qué estar reñida con la ecología. A través de la ONG Plenty International cooperan en proyectos de desarrollo en Suráfrica y en el Bronx, y con Farms Not Arms ponen la pica pacifista en el nuevo siglo.

The Farm tiene su propia y luminosa escuela, con medio centenar de niños aprendiendo en contacto directo con la naturaleza, ayudando en la recolecta de arándanos o dándose el último chapuzón del día en el bucólico estanque. La comunidad se proyecta ahora hacia el exterior con la Ecoaldea, que abre todos los veranos sus puertas con cursos de permacultura, agricultura orgánica, energía solar y construcción con balas de paja. Allí, como vestigio del legendario éxodo, está la herrumbre sagrada del autobús escolar en el que llegaron los pioneros, integrado ya en este paisaje de lo posible, en el profundo sur estadounidense.

El profesor 'iluminado' y la comadrona 'espiritual'

El espíritu de la revolución contracultural sigue vivo en Stephen e Ina May Gaskin, que llevan desde finales de los 60 y ahí siguen, recogiendo la cosecha de todo lo sembrado en aquellos años, que no fue poco. Los dos vecinos más reconocidos de The Farm viven emboscados en una de las primeras casas de la 'comunidad' 'intencional', nada más entrar a la derecha.

Altísimo y afable, Stephen Gaskin tiene a los 74 años la impronta indeleble del Haight-Ashbury, la cuna del movimiento 'hippie' donde se granjeó la fama de profesor iluminado. Sus 'Clases del Lunes por la Noche' en la Universidad de San Francisco -donde combinaba política, filosofía y espiritualidad- llegaron a convocar hasta una millar de entusiastas alumnos que fueron el embrión de The Farm.

Sus experiencias quedaron reunidas en 'Monday Nigth Classes' y en 'The Caravan', dos clásicos de la época. Alternó luego la enseñanza espiritual con la música (es un consumado percusionista) y con el activismo a favor de la legalización de la marihuana. En 1980 recibió el Right Livelihood Award (bautizado como el Premio Nobel Alternativo).

Gaskin recuerda con nostalgia las gestas del pasado, con parada obligada en el verano del amor y en el peregrinaje 'hippie' del 69, y nos invita a seguirle mentalmente por el 'via' 'crucis' fotográfico que decora el salón de su casa. Por allí deambula, procurando no hacer demasiado ruido, su esposa Ina May, la artífice del renacimiento del parto natural. En 1977 publicó el clásico 'Spiritual' 'Midwifery' ('Partería espiritua'l, en la reciente edición en español), y desde entonces da la vuelta al mundo defendiendo la dimensión íntima del alumbramiento. Su trabajo didáctico lo alterna con la práctica en el celebérrimo Birth Center (Casa de Partos) de The Farm, la escuela obligatoria de decenas de comadronas en EEUU. «Cuando empezamos, se nos perseguían casi como si fuéramos brujas», recuerda. «Ahora estamos presentes al menos en el 10% de los nuevos nacimientos. Por algo se empieza...».

www.thefarm.org

16 de junio de 2008

Gervasio Sánchez, fotógrafo por la Paz

Lo de abajo me llega por una cadena de amistad que tiene mi correo en su lista de queridos amigos, no suelo prestar mucha atención a estos envíos, a veces vienen de buenos amigos y se que me pierdo ratos de sorpresa, de risa o de impacto emocional del bueno.

Lo que abajo esta lo dice todo sobre algo que me ocupa y preocupa, al igual que el fotógrafo, un servidor habla de las minas que rompen vidas en los lugares donde se va a recoger leña, intento visualizar la explosión, el crujido, hablo de que nuestro país un día las vendió, de que hay igual 2000 millones de humanos perdedores, que utilizan una leña que ya no esta en muchos sitios, para cocinar lo poco que comen. Lo suelo hacer en la charlas sobre la cocina solar como herramienta pedagógica aquí y como mínima pero importante ayuda allá donde se puede evitar algo el riesgo de que una mina rompa una vida y entristezca las cercanas.

Es como para el autor fotógrafo una demanda, y a el ya lo admiro por haber actuado con toda su fuerza y llegado con sus palabras de activista social a denunciar sin cortarse el sucio mercado del armamento hecho aquí y a criticar directamente la hipocresía de sus cómplices. Se dirigió a políticos sensibles con remedio e insensibles sin remedio, a personas que pueden decidir que el sueño de un mundo en Paz, simplemente avance un poco, con el trabajo de todos.

Gracias Gervasio

Manolo V

---

Discurso pronunciado por Gervasio Sánchez (periodista y fotógrafo) durante la entrega de los premios Ortega y Gasset este 7 de mayo, por su trabajo “Vidas minadas” y su foto “Sofía y Alia”, con la que retrata (y denuncia) el uso de minas antipersona.
En el acto estaban presentes la vicepresidenta del gobierno, varias ministras y ministros, ex ministros del partido popular, la presidenta de la comunidad de Madrid, el alcalde de Madrid, el presidente del senado y centenares de personas.


Señoras y señores, aunque sólo tengo un hijo natural, Diego Sánchez, puedo decir que como Martín Luther King, el gran soñador afroamericano asesinado hace 40 años, también tengo otros cuatro hijos víctimas de las minas antipersonas: la mozambiqueña Sofia Elface Fumo, a la que ustedes han conocido junto a su hija Alia en la imagen premiada, que concentra todo el dolor de las víctimas, pero también la belleza de la vida y, sobre todo, la incansable lucha por la supervivencia y la dignidad de las víctimas, el camboyano Sokheurm Man, el bosnio Adis Smajic y la pequeña colombiana Mónica Paola Ojeda, que se quedó ciega tras ser víctima de una explosión a los ocho años.

Sí, son mis cuatro hijos adoptivos a los que he visto al borde de la muerte, he visto llorar, gritar de dolor, crecer, enamorarse, tener hijos, llegar a la universidad.
Les aseguro que no hay nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad.

Es verdad que la guerra funde nuestras mentes y nos roba los sueños, como se dice en la película Cuentos de la luna pálida de Kenji Mizoguchi.

Es verdad que las armas que circulan por los campos de batalla suelen fabricarse en países desarrollados como el nuestro
, que fue un gran exportador de minas en el pasado y que hoy dedica muy poco esfuerzo a la ayuda a las víctimas de la minas y al desminado.

Es verdad que todos los gobiernos españoles desde el inicio de la transición encabezados por los presidentes Adolfo Suarez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con conflictos internos o guerras abiertas.
Es verdad que en la anterior legislatura se ha duplicado la venta de armas españolas al mismo tiempo que el presidente incidía en su mensaje contra la guerra y que hoy fabriquemos cuatro tipos distintos de bombas de racimo cuyo comportamiento en el terreno es similar al de las minas antipersonas.

Es verdad que me siento escandalizado cada vez que me topo con armas españolas en los olvidados campos de batalla del tercer mundo y que me avergüenzo de mis representantes políticos.

Pero como Martin Luther King me quiero negar a creer que el banco de la justicia está en quiebra, y como él, yo también tengo un sueño: que, por fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o no, en un exportador de la muerte.

Muchas gracias.

13 de junio de 2008

la trama del trasvase del Ebro a Barcelona

Me ha llegao la versión v.1.31 de título la Trama del Trasvase del Ebro y como me la he leído y no he detectado ninguna mentira ni error según mi criterio emotivo e intelectual, aquí lo tienes, el texto, ahora que los pantanos están medio llenos y la psicosis ha pasado al mismo tiempo que empieza un gran festival del agua en Zaragoza, ahora que la fiesta de los recursos para todos se ha acabao y comenzamos el más emocionante y necesario viaje hacia la cordura y el futuro inteligente donde una especie intente hacer, de una vez por todas, la paz consigo misma y sobre todo la paz en un batalla perdida, con este hermoso y portentoso planeta que nos aloja

Yo, que siento por el agua algo mas que pasión y enorme agradecimiento por todo lo que hace por mi el liquido elemento, lo tengo como símbolo del mundo que quiero, el rediseño del mundo que me ocupa y preocupa y donde lo incierto se convierte en apasionante

Mando gracias a la nueva cultura de redes, a lo casi anónimo voluntarioso que ya mueve el conocimiento de las cosas importantes rápido, eficaz, compartido y sentido.

Ponte en cinturón en este viaje a las tramas sucias que alimentamos

…Tomate un sorbo, no te atragantes, activa tus defensas contra todo lo tirano de un capitalismo salvaje que ya no debería dominarnos, que ya deberíamos erradicar…


manolo v

Trama del Trasvase del Ebro

•¿¿Hay sequía? SI

•¿Hay 'crisis' por el agua en Cataluña? NO. Cada verano hay sequía, o sea que no hay ninguna emergencia, lo que hay es falta total de previsión, corrupción y sabotaje corporativo.

•¿Quién ha empezado a decir que hay crisis del agua? La empresa AgBar.

•¿Cómo empezó todo? AgBar empezó a difundir que había crisis junto con el PSC (que no es lo mismo que el PSOE). Por eso la vicepresidenta de España De la Vega, pidió que se hiciese un informe sobre el agua en Cataluña.

•Quién hizo el informe sobre 'la crisis del agua catalana' a De La Vega? AgBar.

•¿Quién hizo el presupuesto de lo que costará el trasvase de Tarragona a Barcelona? AgBar.

•¿Quién ha ganado 'a dedo' las obras y recibirá la aberrante cantidad de 180 millones de Euros para poner un tubo enorme de 62 Km.? AgBar.
http://www.expansion.com/edicion/exp/empresas/es/desarrollo/1119942.html

•¿Quién originó 'la crisis'? AgBar, despilfarró el agua expresamente para acentuar la sequía que padece cada verano en Cataluña, utilizando diferentes trucos (por ejemplo, no reparando la mayoría de fugas o retardando al máximo su reparación). (Diario ADN: 'Badalona pierde cada día 216.000 litros de agua', 28 febrero 2008) (El País: 'La red de distribución de agua de Cataluña, pierde 25 de cada 100 litros', 29 de febrero 2008) (La Vanguardia: 'La cañería que provee a Barcelona de agua del Ter pierde 11 millones de litros al día por 12 fugas', 'Hasta que haya una conducción nueva, en el 2009, continuarán las fugas', 28 febrero 2008) http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080228/53440643054.html

•¿Quién propuso hacer el 'mini-trasvase' de Tarragona a Barcelona? AgBar.

•¿Quién despilfarrará millones de Megavatios para bombear el agua por una cañería de 62 Kilómetros y un metro de diámetro? AgBar.

•¿Por tanto, quién contribuirá salvajemente a empeorar el calentamiento global y a que llueva menos, completando el ciclo de la sequía? AgBar.

•¿Quién construye todas las instalaciones para recibir el agua desde los barcos, los depósitos, la instalación de cañerías, etc? La empresa Sorea (que pertenece a AgBar).

•¿Y quien ha cobrado por todo ello, miles de millones de Euros de dinero público? AgBar.

•¿Pero… quién es AgBar? la empresa 'Aigües de Barcelona' (AgBar) nació hace 140 años, pero su 'lado oscuro de la fuerza' nació en 1992 como 'grupo gestor de servicios públicos', cuando amplió sus negocios a nuevos sectores, como la asistencia sanitaria, la inspección técnica de vehículos (la ITV del coche!) y la recaudación de tributos. Los barceloneses no saben que su agua pública en realidad esta privatizada desde hace mucho tiempo, y que es la más cara de toda Cataluña.
http://www.elmundo.es/2005/11/27/catalunya/1894464.html

•¿Qué planes tiene AgBar? Entre otras cosas, ir a los ayuntamientos que antes recibían dinero del sector de la construcción, y a cambio de dinero, proponer la privatización de los servicios municipales de gestión de agua (o sea, quedarse con el agua y luego subir el precio).
http://www.expansion.com/edicion/exp/empresas/es/desarrollo/1090962.html

AgBar también 'negocia los derechos del agua' con los payeses, es decir, los payeses 'renuncian' a una parte de su agua 'que les sobra' (una frase muy maliciosa) y así a la larga, AgBar irá apropiándose de 'todos los derechos' y el agua será finalmente suya. •¿Y todo esto para qué? Hay principalmente 3 razones:

1.Para duplicar (o incluso triplicar) la factura del agua dentro de unos meses.

2.Algunas constructoras corruptas han comprado terrenos a bajo precio por no tener nada agua, han construido mega-urbanizaciones, y luego han pagado paelladas y organizado manifestaciones a favor del 'trasvase del Ebro a Valencia'. Un ejemplo de ello es Marina D'Or, en Oropesa del Mar (Valencia).

3.Otra razón es asegurar a largo plazo que las multinacionales que embotellan agua, puedan explotarla como más se les antoje.

•Pero… ¿Es mejor el agua embotellada que la del grifo? NO, la OMS dice que hay más casos en 'el mundo civilizado' de intoxicaciones con agua embotellada, que con la del grifo. El problema es que las empresas 'tapan' estos casos pagando a los medios (poniendo propaganda). El agua embotellada tiene menos controles, se almacena de cualquier manera y está poco legislada, en comparación con el agua del grifo (fuertemente legislada y vigilada). Eso si, el agua de grifo tiene peor sabor, para forzar a la población a que consuma agua embotellada (en el fondo las empresas son las mismas, sólo que con el agua embotellada ganan 1000 veces más dinero). En la propaganda nos venden el 'agua mágica' que adelgaza, que tiene minerales, que si es 'fina', que si hay que beber dos litros cada día y blablablas… todo eso son mentiras del marketing publicitario. Si quieres agua del grifo buena, utiliza un filtro por ósmosis.

•¿Quién controla el 100% del agua de Barcelona y pretende privatizar buena parte del agua pública de España? AgBar

•¿Quién está inflando la factura del agua con barcos carísimos (y muy contaminantes, que contribuyen al calentamiento global) venidos expresamente desde China? AgBar, cada barco cuesta unos 900.000 euros al mes, o sea 150 millones de Pts!!! (y hay entre 7 y 10 barcos!). En microsiervos hablan sobre el tema
http://eco.microsiervos.com/noticias/a-cuanto-sale-el-litro-agua-barcelona.html

• Quién está detrás de AbBar? Por un lado 'Criteria CaixaCorp' (de 'La Caixa') y por otro lado, la multinacional franco-francesa 'Suez', entre las dos controlan el 90% de AbBar desde el 18 de enero del 2008 (justo cuando empezó la 'crisis del agua').

•¿En qué se ha gastado AgBar el dinero 'sobrante' hasta ahora? Por ejemplo en edificios megalómanos y carísimos como la 'Torre AgBar', donde todas las personas tenemos prohibida la entrada, menos los yupis que trabajan allí.

•¿Porqué el PP, PSOE, CiU, Esquerra republicana i Iniciativa, ahora quiere trasvasar y antes no? Todos los partidos políticos deben mucho dinero a los bancos, especialmente el PSOE (debe 48 millones de euros a los bancos). Con el PP, CiU y el PNV aún es peor, generalmente piden pocos prestamos porque 'donantes anónimos' les regalan miles de
millones de Euros cada año, aunque en 1996 , Caixa Galiza le perdonó 1,7 millones de Euros al PP. En total, los partidos políticos catalanes, en el 2005 le debían a 'La Caixa':
(más info en http://elmundo.es/elmundo/2005/11/10/espana/1131587149.html )

PSOE: 7,81 millones de €
Convergencia i Unió: 1,5 millones de €
Esquerra Republicana: 1,4 millones de €
Iniciativa per Catalunya Els Verds: 1,2 millones de €
Esquerra Alternativa Unida: 35.000 €
No he podido encontrar datos más actuales. A ERC le 'perdonaron' en el 2004 unos 2,7 Millones de euros (por eso pasó a deber 'sólo' 1,4 millones de €). No he encontrado que entidad fue, pero todo apunta a que fue 'La Caixa'. Aquí hay más info interesante sobre las deudas y las donaciones de varios partidos políticos hasta el 2002:
http://blogs.20minutos.es/martinezsoler/post/2005/11/19/
pp-y-psoe-tanto-dona-condona-tanto-

• Por qué el PSC regala el dinero público a AgBar tan felizmente y sin rechistar? Porque el 10/11/2005 La Caixa perdonó al PSC de Montilla (no al PSOE) unos 6,57 millones de euros (1093 millones de pesetas). A cambio AgBar (La Caixa) recibirá tres años después 180 millones de Euros con obras como el trasvase del Ebro. No contamos con el dinero que la empresa Agbar YA ha recibido haciendo instalaciones inútiles y absurdas, como las del Puerto de Barcelona para recibir agua a partir del 15 de mayo, con el barco chino (con bandera de alguna república bananera).

•¿Quien es La Caixa? Para que os hagáis una idea de quién es La Caixa en Cataluña, para empezar, les fichan los datos desde pequeños al 90% de los niños catalanes con el 'Club SuperTres' (un programa infantil donde ponen el logotipo de La Caixa por todos lados). Esto ocurre desde hace unos 20 años aprox. Ahora, La Caixa les regala a los niños por abrir una cuenta, un 'bolígrafo con micrófono espía' para escuchar las conversaciones ajenas (como la de los padres) (esto es verdad, no es broma).
Cuando se hacen mayores, si los catalanes se matriculan en la universidad pública se les cobra por La Caixa. Luego salen al mercado laboral… Los funcionarios catalanes cobran su sueldo a través de La Caixa, que siempre se queda el dinero durante unos días antes de ingresarlo en la cuenta de los trabajadores, así pueden hacer 'pelotazos' en la bolsa (con el dinero de otros). Las ayudas a los emigrantes o cualquier cosa relacionada con 'lo público', pasan por las manos de La Caixa… y también los datos personales de TODAS las personas, como el dinero que ganan estas personas a lo largo de los años, absolutamente TODO queda registrado en los ordenadores de La Caixa. Actualmente, La Caixa no tiene problemas de dinero, ya que este año 2008, tiene un record en ganancias (y eso que dicen que hay crisis, otra mentira más de los banqueros). Pero La Caixa podría perder dinero porque han invertido mucho dinero en construcciones realizadas en sitios donde no hay agua. Negocios de prestamos a los
compradores de pisos o ya sea mediante las DIVERSAS empresas inmobiliarias que tiene La Caixa en Cataluña, Valencia, Murcia, entre otros muchos sitios.La Caixa, también tiene inversiones en el negocio del agua embotellada (como Nafree), la gran estafa del siglo XXI, que a la larga acabará con el agua potable corriente.

•¿Quien es Suez, la empresa 'amiguita' de La Caixa? Suez se ha dedicado a privatizar el agua pública (sobretodo en Latinoamérica) con excusas sobre 'las sequías' (que casualidad!) y diciendo barbaridades sobre 'lo barato que es el agua, y que para no malgastarla hay que privatizarla' (obviamente, se la quedan ellos). Finalmente, una vez
han lavado el cerebro a la población sobre 'sequías urgentes' y por fin el agua es suya, a los pocos meses duplican la factura del agua y reducen a la mitad el dinero dedicado al mantenimiento del agua… y así, en pocos meses ganan como mínimo cuatro veces más dinero!

•¿Porque NUNCA hay que trasvasar agua? Porque cuando 'se está acabando' el agua en un sitio, se debe a la SOBREEXPLOTACION, a la mala gestión del agua, y sobretodo a la corrupción. Un ejemplo de ello es Villena (Alicante), que venderá agua embotellada
mientras pide para regar. Los regantes corruptos de Villena han cedido (09/05/2008) a Danone 700 millones de litros al año. La Generalitat valenciana justifica la operación porque es 'privada'. http://www.elpais.com/articulo/espana/pueblo/Alicante/vendera/agua/embotellada/
mientras/pide/regar/elpepiesp/20080509elpepinac_20/Tes

Otros ejemplos, Polaris World de Murcia (ese anuncio de la tele con campos de golf para pijos) o como no, Marina D'Or Ciudad de Vacaciones (Castellón-Valencia), fueron construidos en terreno donde NO HABÍA AGUA (y el terreno estaba a precio de saldo). Por cierto, por si no lo sabíais, el 'capo' de Marina d'Or está en 'busca y captura' por unas estafas inmobiliarias que hizo en Madrid y el 'capo' de Polaris World tiene problemas por el Caso Malaya. La prensa lo ha ocultado porque recibe dinero mediante los anuncios cutres que hacen.En la costa Catalana, según Greenpeace se ha edificado ya el 39%. Por desgracia no hay ni un sólo informe público, sobre cual es el límite de
construcción sostenible. ¡Ni uno sólo! ¿A que esperan, a seguir construyendo pisos hasta agotar totalmente el agua del país?Cuando hay poca agua, se puede concienciar a la gente que se está sobreexplotando un recurso natural y que se puede acabar. Con los trasvases se da la falsa sensación de tener toda el agua que se quiera, a costa de
sobreexplotar los recursos de otro sitio, y al final acabarán con todos los recursos acuíferos, de los 'de aquí' y los de todos los sitios donde se trasvase agua.

¿Antes de hacer un trasvase, son mejores otras soluciones? SI, SIEMPRE: o Reparando las fugas (El Pais: 'La red de distribución de agua de Cataluña, pierde 25 de cada 100 litros', 29 de febrero 2008). o Haciendo CORTES DE AGUA (que no es el Apocalipsis, como nos lo pinta AgBar), de hecho los cortes de agua (durante unas horas al día) se han hecho toda la vida y el 95% de la población está de acuerdo con hacerlas si hay sequía.

Inspecciones a las empresas (muchas utilizan agua potable como refrigerante o para limpiar cada día la maquinaria).

Cierre definitivo de TODOS los campos de Golf (como mínimo el 5% del agua que se trasvasará de Tarragona a Barcelona, va a los campos de Golf de Barcelona)(por cierto, hay varios estudios de asociaciones de consumidores, advirtiendo que el argumento 'utilizan agua no potable para regar' es completamente falso, ya que siguen utilizando agua potable). Según la Real Federación Española de Golf, un campo de 18 hoyos gasta la misma cantidad que una ciudad de 15.000 habitantes..

Demolición de TODOS los pisos ilegales de la costa.

Estudiar el impacto ambiental si se sigue construyendo tal como se esta haciendo desde que el Partido Popular liberalizase los suelos (y empezase la burbuja inmobiliaria) hasta nuestros tiempos actuales.

Cárcel como mínimo de 20 años, a los promotores y constructores que edifiquen en zonas que no tengan agua (son terroristas ecológicos que ponen en peligro a los habitantes de todo el planeta), zonas protegidas, o ilegales por motivos ambientales.

Obligatoriedad de creación en todas las nuevas casas, de una instalación de 'agua potable' y otra de 'agua no potable' para el water o la lavadora.

Nacionalización de AgBar y prohibición de volver a privatizar ninguna compañía de agua pública, so pena de 20 años de prisión por terrorismo ecológico.

Nacionalización de todas las fuentes y acuíferos que SOBREEXPLOTAN las plantas embotelladoras (actualmente propiedad de multinacionales como Danone, Nestlé, etc), que cada año 'roban' al suelo de Cataluña y a los caudales de los ríos, un mínimo 1.500 millones de litros de agua (o eso dicen estas mismas compañías, seguramente es muchísimo más porque la demanda de agua embotellada está creciendo espectacularmente).

•¿Si realmente sobrara agua, se manifestarían 700.000 personas en Zaragoza? Con mucha ligereza muchos murcianos han llegado a la conclusión de que en Aragón son insolidarios, malas personas que disfrutan sádicamente viéndoles pasar penurias. Esto es tan equivocado y lamentable que merece la pena hacer una profunda reflexión sobre las causas y los por qué de la oposición al Trasvase. ¿No será que no sobra ni una gota de agua y ese trasvase iba a terminar estrangulando el desarrollo de aquellas regiones?

•¿Y con los manifestantes de las zonas del bajo Ebro? ¿No será que también ellos tienen problemas, como que les entra el agua del mar río arriba, más de 15 Km (llamada 'falca salina' o 'cuña salina'), que hace que pudra el agua del Ebro, mate a los peces por falta de oxigeno y salinize los pozos y tierras de cultivo? No existe el 'agua
sobrante', ni agua 'que se pierde', eso es un invento del Partido Popular que ahora también utiliza el PSC y que choca frontalmente con todos los argumentos científicos serios.

•¿Es peligroso trasvasar agua del Ebro? SI. Es tentador lo simple que será matar a casi 15 millones de personas. Imaginemos que al final, el agua se lleva a Barcelona, Tarragona, Castellón, Valencia y Murcia, en total el 32% de la población española (14.500.000 habitantes, año 2006) beberían esa agua (sin contar las plantas embotelladoras de refrescos que utilizan el agua del grifo y que envían sus productos a
lejanos mercados). Si un grupo terrorista tirase en varios puntos del Ebro, todos a la vez, varios kilos de veneno (o cosas como Antrax), mataría al 32% de españoles. Lo mejor para todos, es no trasvasar nunca. Por cierto, el 05/01/2002 hubo una fuga de mercurio (supercancerígeno) de la Empresa ErCros de Flix, que contamino el agua del
minitrasvase actual y Tarragona, Reus y Salou bebieron esa agua durante un día.Otro riesgo, es que a pocos kilómetros del 'minitrasvase' rio arriba, hay empresas químicas y las dos centrales nucleares de Ascó, que como tengan una fuga grave, contaminarán a
media Cataluña en muy poco tiempo. Los lodos de Flix están llenos de productos químicos tóxicos. Otro riesgo ambiental, es que el Ebro tiene desde el 2001 padece una plaga del mejillón cebra, que se propagará ciento de kilómetros hacia las cuencas Barcelonesas. Este animal, causa grandes problemas en todo tipo de infraestructuras
hidráulicas. http://www.ecologistasenaccion.org/article.php3?id_article=5848
Ahora ya conoces todos los datos hasta el momento, que no te engañen más.

NO A NINGÚN TRASVASE DE AGUA!
NO A LA PRIVATIZACIÓN DEL AGUA!

más bicis menos coches, ya era hora

Que la fiesta se acaba parece que está más claro que la limonada conforme vamos viendo el noticiario. Entre especuladores, profesión reina, tolerada y hasta bien vista, del capitalismo salvaje y muchas veces asesino, entre lo que queda barato de sacar de los pozos de petróleo, poco o nada, y entre lo que una civilización fósil combustible, fuera de sí, depreda, agrede, destroza, consume y se zampa, esperemos que la resaca sea llevadera porque igual la borrachera energética se reduce y los sustos pueden causar estragos. Ahora en la tele, en las carreteras, en los supermercados, no pasa de costipao, veremos de aquí a no mucho que pasa.



El otro día hablaba con un colega de que si la máquina perfecta es el árbol, por todo lo que brinda, limpia, sirve, cobija y nutre: es la bicicleta la máquina técnica para el movimiento inteligente todavía no superada por nada.

El caso es que me entero en la tele que bajan las ventas de coches y suben las de bicicletas para la ciudad, y claro, uno que medio tiene orgasmos ecológicos montado sobre la plegable más chachi de todas, quiere como llegar al éxtasis al ver que lo inteligente forzado por la necesidad tiene todavía cabida en este mundo infantilizado pendiente de chorradas que no sirven para nada que no sea caminar hacia el precipicio final.

Y pa rematar la pasión a pedales me entero por otro colega que desde su blog se gusta llamar eldelabici, noticiario, ideas y opiniones de un ciclista urbano de lo saludable que puede competir y sobrado con el mediocre dedicado a los formulas 1 para llegar más rápido a ningún sitio y las ruidosas motos conducidas por niños afortunados que mueven negocios perfectamente de los que tienen el petróleo, ofrecen las máquinas que lo consumen y manejan las mentes que no tienen remedio.

manolo v